Las vicicletas son para el verano

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Lengua y literatura

Escrito el en español con un tamaño de 7,9 KB

 

La obra teatral empieza con Luis y Pablo hablando sobre libros y, en concreto de que pasaría si en Madrid hubiera una guerra y en que lugares podrían haber barricadas. También hablan de sus cosas.
Poco más tarde, en el comedor de Dña. Dolores (madre de Luis), ella y Dña. Antonia (una vecina) hablan de sus cosas mientras María (la criada) está en la cocina. Al cabo de un rato aparece Manolita (la hija de Dña. Dolores) y Dña. Antonia se marcha. Después aparece Luis y, mientras ponen la mesa van hablando de sus novedades. Más tarde pero, aparece Don Luis (marido de Dña. Dolores) preocupado por la actualidad y la empresa en donde trabaja (las Bodegas). Después de comer, Luis “recuerda” que le ha de dar unos apuntes a Pablo, pero va a ver a Charito, una “amiga”. Mientras, Manolita le cuenta a su madre que su vecino (Julio) quiere casarse con ella.
Dos días más tarde, en casa de Dña. Antonia, ella le comenta a su hijo de que le ha encontrado un empleo, luego aparece su otro hijo (Pedro) que le dice a su madre que han asesinado a Calvo Sotelo, pero su madre le responde diciendo que Manolita se ha hecho artista (algo para ella más horrible que el asesinato) y eso ha hecho entristecer a Julio (que la quiere). Un rato más tarde, Dña. Antonia invita a Don Ambrosio, su mujer Laura, a los padres de Don Ambrosio, a Don Luis, Dña. Dolores, Luis y Manolita, para hablar con ellos y celebrar que su hijo Julio tiene un empleo.
Más tarde, en casa de Dña. Dolores, Manolita y Julio hablan de su relación. Mientras, aparece Don Luis dando la noticia de que se han sublevado los militares y poniendo a la misma vez la radio. Al día siguiente Dña. Dolores habla con María para empezar a almacenar alimentos para los días que se avecindan.
La acción se sitúa en el mes de noviembre, en el comedor de Dña. Dolores, ella y su marido discuten sobre María y Luis, ja que según Manolita, Luis entraba en la habitación de María y hacían algo más que hablar. Al final, después de hablar con ella, deciden que se marche con su familia, que la debe necesitar. Dicho esto, Don Luis pone la radio para saber las noticias del frente y se pone a hablar con su hijo Luis sobre las Bodegas. Mientras en la calle se escucha se escucha el ruido del combate, cada vez más cerca, juntamente con algún que otro himno comunista.
En enero de 1937, en la habitación de Luis, él y Pablo hablan sobre las últimas noticias de la guerra, de las últimas víctimas cercanas, de sus pequeños trabajos temporales y de las discusiones en casa de Pablo a causa de la ideología de sus familiares. Un par de horas más tarde, en el comedor se encuentran reunidos Dña. Dolores, Don Luis, Manolita, Luis, Pablo y un primo de Luis: Anselmo. Anselmo es un joven un poco más grande que Luis que es miliciano que ha aprovechado para venir a ver a su familia y de pasa explicar las novedades del frente y la situación en Valencia. Después de conversar un rato con ellos, él decide marcharse hacia el campo de batalla. Nada más irse, suenan las sirenas y bajan todos al sótano.


Al mismo tiempo, en casa de Dñ a. Antonia, ella Dñ a. Marcela y Dñ a. Dolores discuten sobre una incautació n y de la actualidad de la Bodegas. Tambié n se informan con las ú ltimas noticias llegadas del frente y Dñ a. Dolores le pregunta sobre la novia de Pedrito (Rosa).
Estamos en septiembre de 1937, en el comedor de Dñ a. Dolores (una escena habitual en esta obra). Manolita, su hija, le confiesa a su madre que está embarazada de cuatro meses, y de que el padre es un miliciano. Mientras le explica esto, suena el timbre, Dñ a. Antonia va a ver y vuelve a entrar con Dñ a. Antonia, que se la ve muy preocupada, la razó n: le ha llegado una nota anó nima diciendo que Rosa (la novia de Pedrito) es una mala mujer, una mujer de la calle y que Pedrito lo afirma, pero aun así la quiere.
En el só tano del edificio donde viven todos, se encuentran Dñ a. Marí a Luisa (la casera), Maluli (su hija), tres vecinos del inmueble, Don Ambrosio, Laura, Dñ a. Marcela, Don Luis, Dñ a. Dolores, Manolita y Luis. Empiezan a hablar de que al principio de los bombardeos bajaba má s gente de la que baja ahora, luego, el tema de conversació n gira entorno al frente de guerra y a la radio y las emisoras que por ella se escuchan. Mientras, en un rincó n del só tano, Luis y Maluli hablan animadamente y Luis le entrega a ella una poesí a y le dice que cuando se podrá n volver a ver. Y durante este rato los mayores hablaban de la situació n y escasez de los alimentos.
En octubre de 1938, en el comedor de Dñ a. Dolores, Manolita y Don Luis hablan con Marí a y Basilio (el marido de esta) que han venido ha hacerles una visita, a ver al hijo de Manolita y a traerles algo de comida (puesto que Basilio es el dueñ o de un colmado). Una vez se han despedido y se han marchado, Padre e hijo se dedican a criticarlos sobre su aspecto fí sico y los rumores que corren sobre ellos (Marí a y Basilio) en el barrio, pese a que Dñ a. Dolores les reprocha tambié n les da algo de razó n. Luego, una vez reunida toda la familia, Dñ a. Dolores expone que va faltando comida del puchero donde guisa y al cabo de muchos argumentos descubre que toda la familia tiene la culpa, ya que todos “meten mano” al puchero.
Pero de repente llega Rosa con una mala noticia: ha caí do un obú s en el bazar donde trabajaba Julio (el marido de Manolita) y é l ha fallecido.
Un dí a de 1939, en el só tano del inmueble se encuentran Dñ a. Marí a Luisa, su hija Maluli y su criada Josefa, se encuentran hay metidas a causa de que han sonado las sirenas, lo que significa que sobrevolaban el cielo de Madrid aviones, pero entonces llega Luis y les dice que está “lloviendo” pan. Al principio Dñ a. Marí a Luisa no se lo cree y, cuando accede y manda a Josefa, resulta que es demasiado tarde y ya no queda pan en las calles de Madrid.
Unos dí as má s tarde, otra vez en el comedor de la casa de Dñ a. Dolores, está n sentadas y charlando ella, Dñ a. Antonia y Dñ a. Marcela. De repente suena el timbre y resulta ser Marí a, que viene con mala cara; la razó n de ello ha sido que ha roto con Basilio. Pero a parte de ello, Marí a les pide que si pueden volver a contratarla. La respuesta de Dñ a. Dolores es que no, ya que no atraviesan una buena situació n, econó mica, pero Dñ a. Dolores le recomienda que vaya a casa de Dñ a. Marí a Luisa, ya que su criada Josefa se ha ido. Un rato má s tarde, aparece Don Luis y le cuenta a su mujer que les han despedido de las Bodegas (a é l y a su hijo) por fundar un sindicato. En ese instante entran Manolita y Luis, é l hecho un cirio ya que ha recibido una paliza por parte de unos soldados por defender a su hermana. Al poco de decir esto, suena el timbre: es Pablo y su familia que vienen a despedirse porque se van a Barcelona por motivos de trabajo. Despué s de hablar un rato, Don Luis descorcha una botella que le ha entregado el padre de Pablo. Brindan y beben a la salud y suerte de todos.
Dí as má s tarde de acabarse la guerra, Don Luis y su hijo, pasean por un descampado y Luis le explica a su padre que, antes de que empezara la guerra (al inicio de la novela) é l y Pablo hablaban de có mo podrí a convertirse Madrid en un campo de batalla.

Entradas relacionadas:

Etiquetas:
noticias de vicicletas ESTRUCTURA EXTERNA DE LA OBRA LA MADRE que representa basilio en las bicicletas son para el verano personajes de las bicicletas son para el verano don ambrosio "las bicicletas son para el verano" porque le entristece a julio que manolita se haya hecho artista h1 resumen y personajes del libro las bicicletas son para el verano estructura interna de las bicicletas son para el verano miliciano anselmo las bicicletas son para el verano respuestas bicicletas son para el verano las bicicletas son para el verano resumen personajes argumento las bicicletas son para el verano las bicicletas son para el verano saltos temporales las bicicletas son para el verano estructura externa dñ manolita resumen o argumento de la obra de la bicicleta es para verano Estamos en septiembre de 1937, en el comedor de Dña. Dolores (una escena habitual en esta obra). Manolita, su hija, le confiesa a su madre que está embarazada de cuatro meses, y de que el padre es un miliciano. vicicletas las bicicletas son para el verano quien es don ambrosio las bicicletas son para el verano personajes de las lagrimas de shiva Doña Dolores la madre de Luis y Doña Antonia hablan de sus cosas privadas mientras que María está en la cocina. al cabo de un rato las bicicletas son para el verano don ambrosio resumen del libro de las bicicletas son para el verano ¿don ambrosio es primo de luis en el libro las bicicletas son para el verano? Manolita y Luis manolita las bicicletas marido de manolita en las bicicletas son para el verano