Hume uiiii

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Otras materias

Escrito el en español con un tamaño de 9,97 KB

 
HUME: La obra es un resumen (compendio) del Tratado de la naturaleza humana, publicado por Hume en tres
volúmenes entre 1738 y 1740. Como su nombre indica, el tratado es un estudio acerca de la naturaleza
humana, dentro del cual el tema del conocimiento es fundamental. Este estudio responde a una doble
orientación:
− Por un lado, Hume pretende establecer un sistema de todas las ciencias mediante el estudio de la naturaleza
humana, ya que el conocimiento de ésta constituye el fundamento y el centro de las demás ciencias: hay
ciencias que se ocupan de actividades humanas (lógica, moral, política) y ciencias que no se ocupan
directamente del hombre, pero que son conocimientos elaborados por él.
− Para constituir esta ciencia fundamental de la naturaleza humana Hume aplica el método experimental, y el
procedimiento adecuado es el inductivo: partiendo de la experiencia−observación establecerá los principios
generales.
Este compendio no resume todo el Tratado, sino que se ocupa fundamentalmente de la
causalidad.
En la presentación expone la intención general del tratado. A continuación introduce el tema del
conocimiento, estableciendo la distinción idea−impresión y el principio por el que las ideas provienen de las
impresiones y analizando la inferencia causal como base del conocimiento de los hechos. En su análisis de la
causalidad incluye las siguientes tesis:
* El conocimiento de hechos pasados y futuros se basa en la asociación causa − efecto.
* La experiencia sólo muestra una conjunción constante (contigüedad−sucesión) entre las cosas que
consideremos causas y efectos.
* La costumbre es la que determina suponer la constancia en la naturaleza e inferir la existencia de algo futuro
a partir de su causa o viceversa.
* En la inferencia causal no nos limitamos a asociar mentalmente causas y efectos, sino que suponemos la
causa o el efecto por la costumbre. Esta creencia no aporta ideas nuevas.
Tras su análisis de la causalidad, extiende su aplicación a las operaciones mentales, subraya la actitud
escéptica de su filosofia, se refiere brevemente a su crítica a la idea de sustancia y expone uno de sus
argumentos contra la supuesta exactitud de la geometría.
Por último, se ocupa de forma breve del estudio de las pasiones, concluyendo con dos importantes
observaciones:
* Una observación particular sobre el libre albedrío: no sólamente en los fenómenos naturales se verifica el

LAS IDEAS, SU ORIGEN Y SUS RELACIONES
Hume va a tratar el problema del conocimiento en dos de sus obras, que son El Tratado sobre la naturaleza
humana y Las investigaciones sobre el entendimiento humano.
El punto de partida de la Teoría del Conocimiento es cuestionar toda la Metafísica que había caracterizado al
Racionalismo, descartando las ideas innatas. El punto de partida del Empirismo de Hume, Locke, Berkeley, es
afirmar que todas las ideas provienen de la experiencia y no se puede ir más allá de ésta.
La experiencia inmediata va a ser denominada por Hume con el término percepción. Las percepciones, según
Hume, son de dos tipos:
· IMPRESIONES: Son datos, inmediatez de la experiencia.
· IDEAS: Son copias debilitadas de las impresiones.
Hume va a utilizar su concepto de percepción para cuestionar la validez de todos los principios de la
Metafísica.
Para Hume sólo tienen validez las ideas que copian impresiones. Todas aquellas ideas de la Metafísica, como
Dios, Mundo o YO no tienen sentido, validez, porque no se basan en ninguna impresión sensible. Hume va a
utilizar, por tanto, el Principio de Copia como criterio de validez del conocimiento. Como veremos, este
criterio le va a llevar al Escepticismo absoluto. Todos nuestros conocimientos se basan en hábitos, en la
costumbre, y no resisten la prueba del Criterio de Copia.
Hume va a diferenciar también entre Impresiones e Ideas simples y complejas. Las simples no admiten
distinción ni separación. Las complejas, sin embargo, son divisibles en partes, de tal forma que una idea
simple es copia de una impresión simple, y una idea compleja, si es válida, debe ser copia de una impresión
compleja. Sin embargo, el dinamismo asociativo de la imaginación crea, según Hume, ideas complejas que no
tienen su origen en impresiones. Sería la explicación de los conceptos de la Metafísica. La relación entre
impresiones e ideas, según Hume, es la siguiente: las impresiones no son siempre de sensación, también hay
impresiones de reflexión. Las impresiones de sensación darán lugar a ideas de sensación. Éstas, a su vez,
generan impresiones de reflexión, que serán copiadas, convirtiéndose en ideas de reflexión.
Hume utiliza el Principio de Copia en contra de la Metafísica Abstracta (Racionalismo). El Principio de Copia
es el fin de las ideas innatas, toda idea proviene de una impresión, pero las impresiones de sensación
provienen de causas desconocidas, no tienen, según Hume, su origen en la realidad, como cabría imaginar. A
esto se le va a llamar Inmanentismo o Escepticismo de Hume, no sabemos cuál es el origen de las
impresiones.
Las impresiones dejan encerrado el conocimiento en el problema del YO: no se puede ir más allá del
conocimiento encerrado en la mente. Los anteriores Empiristas, como Locke, afirmaban que el origen de
nuestras percepciones sería la realidad externa, aunque no podríamos llegar a conocerla tal cual es. Hume va a
ir más allá, no tiene sentido preguntarnos por la causa de nuestras impresiones (va a criticar cualquier tipo de
conexión necesaria entre causa y efecto).
Hay que tener en cuenta que, en Hume, la palabra Experiencia significa hábito o costumbre. Como veremos,
todos los conocimientos del mundo físico, según Hume, son creencias basadas en la costumbre.
El estatuto lógico del Principio de Copia es el de una regla de procedimiento, un instrumento para llevar los
conceptos hacia su fuente en la experiencia .
BIOGRAF: Nacido el 7 de mayo de 1711 en Edimburgo, estudió en la Universidad de Edimburgo, institución en la que se
inscribió con 12 años de edad. Después de trabajar durante un corto periodo de tiempo en el negocio que su
padre tenía en Bristol, se instaló en Francia. Desde 1734 hasta 1737 estudió con apasionamiento los problemas
de la filosofía especulativa. Durante este periodo escribió Tratado sobre la naturaleza humana (3 Vols.,
1739−1740), que constituye la síntesis de su pensamiento. A pesar de su importancia, esta obra fue ignorada
por el público pues, como dijo el propio Hume, nació muerta, tal vez debido a su estilo abstruso. Esta
circunstancia determinó que sus posteriores trabajos fueran escritos en forma de ensayos más accesibles.
Después de la publicación del Tratado, Hume regresó a la propiedad que su familia tenía en Berwickshire,
donde se dedicó al estudio de problemas de ética y economía política. Allí escribió Ensayos morales y
políticos (2 Vols., 1741−1742), que obtuvieron un éxito inmediato. Pese a ello, no consiguió ganar la cátedra
de Filosofía en las universidades de Edimburgo y Glasgow, pues fue considerado un escéptico (e incluso ateo)
en asuntos religiosos. Posteriormente trabajó como tutor del marqués de Annandale y, más tarde, como
auditor de guerra por efecto de una incursión militar británica en Francia. En 1748 vieron la luz sus Ensayos
filosóficos sobre el entendimiento humano, obra más conocida por el título de Investigación sobre el
entendimiento humano con que fue reeditada en 1751. Este libro, quizá su obra más conocida, no es sino un
resumen, más claro, de su Tratado.
En 1751 fijó su residencia en Edimburgo y un año más tarde fueron publicados sus Discursos políticos. En
1753, tras un nuevo fracaso en su intento de acceder a una cátedra universitaria, fue nombrado bibliotecario
del Colegio de Abogados de Edimburgo. En el ejercicio de este puesto (que se prolongó durante 12 años), se
dedicó a la redacción de los seis volúmenes que finalmente integraron su Historia de Inglaterra, publicada por
entregas entre 1754 y 1762. Desde este último año hasta 1765 fue secretario del embajador británico en París.
Su obra fue elogiada en los círculos literarios parisinos. En esta ciudad forjó su amistad con el filósofo francés
Jean−Jacques Rousseau, quien le acompañó en su regreso a Gran Bretaña. Pero éste, afectado por supuestas persecuciones, acusó a Hume de tramar contra él, con lo que su amistad quedó disuelta tras un mutuo
intercambio de reproches y denuncias públicas. Después de trabajar como subsecretario de Estado en Londres (1767−1768), se retiró a Edimburgo, donde pasó el resto de su vida. Falleció el 25 de agosto de 1776. Tras su muerte, con carácter póstumo, aparecieron su autobiografía (1777) y Diálogos sobre la religión natural (1779).Hume había escrito este último ensayo hacia 1750, pero prefirió ocultarlo por la naturaleza escéptica de su contenido.

Entradas relacionadas: