Etapa napoleonica (1789 - 1815)

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Historia

Escrito el en español con un tamaño de 5,67 KB

 

Etapa Napoleonica (1789 - 1815)

Se inicia en 1799 cuando Napoleón Bonaparte (prestigioso militar frances nacido en las Islas de Corcega) da un golpe de estado que depone al directorio y establece el consulado. Este nuevo gobierno estaba integrado por tres consules, uno de ellos Napoleón; al poco tiempo Bonaparte se proclamó consul único, vitalicio y hereditario; en 1804 se proclamó emperador concentrando el poder en sus manos.

En política interior su gobierno permitió la recuperación de Francia: apoyó el desarrollo de la industria y el comercio favoreciendo a la Burguesía; reorganizó las leyes creando el código civil, que respetaba los derechos de la libertad e igualdad proclamado en 1789; el código penal, el código de comercio y el código de instrucción criminal, solucionó el conflicto de Francia con el Papa firmando un acuerdo llamado "Concordato" que reconocía que la religión católica era la religión de los franceses pero no del Estado.

En la política exterior el objetivo de Napoleón fue establecer en Europa un Imperio frances bajo los principios de la revolución. Consiguió así ocupar gran parte de Europa (norte de Italia, Alemania, Suiza, Bélgica, Holanda). Su gran enemigo fué Inglaterra que con su poderosa flota era inexpugnable. Napoleón decretó el bloqueo continetal que impedía el ingreso de mercaderías y buques ingleses a Europa pero Portugal no agató la medida lo que obligó su invación y consecuentemente la de España . Allí Napoleón tomó pricionero al rey Fernando 7º y le otorgó el trono a su hermano José Bonaparte, más conocido como Pepe Botella.

En 1812 Napoleón invade Rusia, campaña que termina en un rotundo fracaso y debilita su poderio. En 1814 una cualición de paises europeos lo derrota y toma como pricionero en la Isla de Elba, desde donde hulle y recupera el poder en Francia por 100 días. En 1815 lo derrotan definitivamente en Waterloo y lo confinan en la Isla de Santa Elena donde muere en 1821.

Mientras tanto los vencedores reestablecen a los reyes depuestos por Napoleón (en Francia a Luis XVI).



La Revolución Francesa inauguró la Edad Contemporánea, tanto por sus ideas como por las innovaciones  políticas que introdujo. La magnitud de estos cambios fué tal que, aúnque la derrota de Napoleón abrió las puertas a la restauración monárquica europea en 1815, que los revolucionarios llamaban el "antiguo régimen" ya no pudo reestablecerse.

   Los tres principios o ideas fundamentales que caracterizaron la Revolución Francesa se expresaron en el lema "libertad, igualdad, fraternidad". La noción de igualdad fué introducida de manera definitiva con la Declaración de los derechos del hombre y del ciudadano. La abolición de los privilegios inauguró un tipo de sociedad en la que se entendía que la posición de una persona debía basarse en el mérito y el talento, y no en su pertenencia a determinada familia o estamento. Así, cualquier persona podía ocupar un cargo público y dedicarse al trabajo que más le interesara, sin condicionamientos de nacimiento.

   La libertad que proclamó la Revolución Francesa implicaba el goce de una serie de derechos individuales. En 1º lugar la eliminación de la servidumbre, significaba la posibilidad de decidir sobre su persona, sin verse limitado por la decisión de otro en cuanto a libertades personales. En 2º lugar incluía la libertad de opinión, es decir, el derecho de cada cual a profesar las ideas religiosas, científicas, filosóficas y políticas de su elección. Tambien abarcaba la libertad de expresión de esas opiniones. Implicaba , además, los derechos políticos, es decir, que los ciudadanos debían elegir a sus representantes, haciendo uso de su derecho soberano a gobernar, a través de los sistemas representativos. Por último, incluía la libertad de empresas y  emprendimientos, basada en el derecho a la propiedad privada.

   La noción de fraternidad provocó y aún provoca muchas controversias. Los hombres de la Revolución Francesa, herederos de la ilustración, entendían que se trataba de la amistad, la colaboración y el apoyo mutuo entre los seres humanos. La idea de fraternidad inspiró la vocación de llevar la libertad y la igualdad a todos los hombres del mundo, que caracterizó a la Revolución Francesa, sobre todo en sus primeros períodos.

La Revolución Francesa también inauguró las formas contemporáneas de hacer política, basándose en el concepto de la soberanía popular, esto es el derecho de los hombres, como sujetos soberanos, de participar de un gobierno. Se expresó de dos formas diferentes: la idea de Representación y la idea de Democracia Directa.

La idea de Representación: los ciudadanos eligen por medio del voto.

La idea de Democracia Directa: manifestaciones de los ciudadanos, sin intermediación alguan, por ej en Asambleas, Cómites, etc.

Entradas relacionadas: