Tomás de Aquino: Influencias de Aristóteles y relación fe-razón

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Otras materias

Escrito el en español con un tamaño de 4,51 KB

 
Tomás de Aquino es una de las figuras destacadas de la filosofía cristiana. Se propone conciliar el pensamiento de Aristóteles con el cristianismo y es el más decisivo creador de la filosofía escolástica, nombre que deriva del hecho de que la filosofía se enseñaba en las escuelas. Nació el año 1225 Nápoles. Toma el hábito como dominico y conoce a Alberto Magno, con quien estudiará en Colonia. Ejerce como maestro de teología en la Universidad de Paris, y en otras ciudades europeas.
Sumas: Suma Teológica (su gran obra) y la suma contra gentiles.

A) El ARISTOTELISMO DE TOMAS DE AQUINO
Las fuentes de Tomás de Aquino serán, por un lado, las Sagradas Escrituras y la tradición teológica patrística y medieval, San Agustín sobre todo, por tanto, el pensamiento filosófico a través de Aristóteles, el neoplatonismo, la filosofía musulmana y la judía. Construyo una síntesis prodigiosa que creó una forma propia denominada tomismo.

B) LAS RELACIONES ENTRA LA FE Y LA RAZÓN
El problema de las relaciones entre razón y fe consiste en tratar de poner en relación y comprar los contenidos de la fe y los de la filosofía. Tomas de Aquino entiende que la razón y la fe representan dos cauces distintos pero no divergentes, de conocimiento: - Afirma que son distintos porque la fe se basa en la revelación sobrenatural, mientras que la razón es una facultad que corresponde a las personas sobre la base de su propia naturaleza. Sostiene que no son divergentes porque entre ellas no puede darse contradicción, dado que tienen un origen común: la fuente de la verdad (Dios).

Describe un triple ámbito de verdades: 1. Verdades a las que se puede acceder (SIGUE)


solo con la razón natural y que no inciden en el ámbito de la salvación. 2. Verdades que el ser humano podría alcanzar con su razón, pero que son importantes para la salvación de la especie humana y que por tanto requieren también la intervención de la fe. Estas no son “artículos de fe”, sino “preámbulos de la fe”. 3. Verdades que están contenidas en los “artículos de la fe” y que exceden las posibilidades naturales de la razón humana, la fe es imprescindible.

Es preciso entender las relaciones entre la razón y la fe, o entre la filosofía, como saber racional y la teología. Son relaciones de autonomía y de mutua colaboración. En este contexto, la filosofía empieza a dejar de ser la “criada” de la teología. Pues la razón tiene su propio ámbito de la aplicación, autónomo, dentro de esa verdad única, al igual que ocurre con la fe.

C) LA ESTRUCTURA DE LA REALIDAD
Los conceptos de esencia y existencia son nuevos y los recibe en herencia especialmente del pensador árabe iraní Avicena. T. de Aquino distingue cuidadosamente entre lo que las cosas son (esencia) y el hecho de que existan o no (existencia). La esencia es un conjunto de características que hacen que una cosa sea lo que es. Exigencia es el acto de ser, recibido en la esencia por la intervención de “causas segundas” o de la “causa primera”, que es acto puro. Dios es un ser necesario: existe y no deja de existir. Su esencia consiste en el acto de existir. Por lo contrario, los seres creados, que están compuestos de esencia y existencia son contingentes, existen, pero pueden dejar de existir. Los seres creados participan del ser de Dios en grados diferentes, así tenemos:
-
Dios: sustancia primera (esencia=existencia). Los ángeles: seres inmateriales (esencia=forma sin materia). Los seres humanos: (materia+forma). Las cosas ( materia+forma)