Zeus y la tinaja de bienes

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Griego

Escrito el en español con un tamaño de 4,45 KB

 
2.Unos pescadores que habían salido de pesca, como tras fatigarse durante mucho tiempo nocogieron nada, se desanimaban fuertemente y se disponían a regresar. De pronto un atún, alser perseguido por los peces más grandes, saltó dentro de su barca. Y ellos, tras cogerlo,regresaron con placer..3.Una zorra que tenía hambre, al ver que unos racimos colgaban de una parra, intentaba alcanzarlos y no podía. Y retirándose se dijo a sí misma: “están verdes”.5.Una zorra y una leopardo discutían sobre la belleza. Como la leopardo anteponía sobre todas las cosas la policromía de su cuerpo, la zorra respondiendo dijo: “¿Y cuánto soy yo máshermosa que tú, que no el cuerpo, sino el alma me pinté?”.6.Una zorra que entró en casa de un citarero y registrar cada una de sus cosas, encontró una cabeza de máscara bellamente realizada. Y tras levantarla con sus propias manos, dijo : “Oh, qué cabeza, pero no tiene cerebro”.7.Uno que había matado a un hombre era perseguido por los familiares de aquel. Tras llegar junto al río Nilo, al tropezarse un lobo con él, teniendo miedo se subió a un árbol que había junto a un río y allí se escondió. Y tras ver allí que una serpiente subía hacia él, se arrojó al río.Y tras meterse en él, un cocodrilo lo devoró..9.Un oso presumía exageradamente como siendo un filántropo, puesto que no come cuerpomuerto. La zorra le dijo: “Ojalá arrastraras cadáveres, pero no a los que están vivos”.11.Unos bueyes arrastraban un carro. Y como el eje chirriaba, dándose la vuelta le hablaron de este modo: “Eh, tú, mientras que llevamos nosotros toda la carga, ¿tú te quejas?”.12.Una comadreja que entró en el taller de un herrero lamía una lima que había colocada allí. Y ocurrió que, restregando la lengua, derramó mucha sangre. Pero ella disfrutaba porque suponíaque había limado algo del hierro, hasta que perdió completamente la lengua..13.En cierta ocasión un viejo caminaba un largo camino tras haber cortado maderas ytransportándolas. Y tras desprenderse de la carga por la fatiga del camino, llamaba a la Muerte. Y tras aparecer la muerte y preguntarle por qué motivo lallamaba, el viejo dijo: “Para que lleves la carga”.14.Un agricultor en la estación de invierno, tras encontrar una víbora helada por el frío, trascompadecerse de ella y recogerla, la colocó en su propio regazo. Pero aquella, una vez calentada ytras recuperar su propia naturaleza, mordió a su benefactor y se escapó. Y este, muriendo, decía: “Justamente sufro por haberme compadecido de un malvado”15.Un labrador que iba a morir y que quería que sus hijos fueran expertos de la agricultura, tras llamarlos, dijo: “Hijos, en una de mis viñas se encuentra un tesoro”. Y ellos, después de la muertede aquel, habiendo cogido rejas y arados, excavaron todo su terreno. Y no encontraron el tesoro,pero la viña les devolvió la cosecha con creces.16.Una mujer viuda que tenía una gallina que ponía un huevo cada día supuso que, si le daba másalimento, pondría incluso dos veces al día. Y tras hacer ciertamente esto, sucedió que la gallina sepuso más gorda y ya no puso ni uno solo.17.Un abeto y una caña discutían sobre la fuerza. Y como soplara con fuerza el viento, la caña,inclinándose y doblándose por los soplos de aquel, evitó el desprendimiento (ser arrancada), perola encina, tras resistir todo lo que pudo, fue arrancada desde las raíces.18.Una víbora era arrastrada sobre un haz de espinas en un río. Y una zorra, tras verla le dijo: “”Uncapitán digno de su nave” 19.Cuando se celebraban las bodas de Zeus, todos los animales llevaron regalos, cada uno según supropia fuerza. Y una serpiente, reptando (deslizándose), subió llevando una rosa en la boca. Y tras verla Zeus dijo: “Acepto los regalos de todos los demás, pero de tu boca no los acepto”.20.Zeus, tras colocar todos los bienes en una tinaja, la colocó junto a un hombre. Y el hombre, curioso,como quería saber que había en ella, levantó la tapa. Y todos salieron volando hacia los dioses.21.Las bodas del Sol se celebraban en verano. Y todos los animales se alegraban por ello, y se regocijaban incluso las ranas. Pero una de ellas dijo: “Ay, necias, ¿de qué os alegráis? Pues si siendo uno sólo el Sol seca toda la charca, si tras casarse engendra un hijo semejante a él, ¿qué mal no padeceremos?”

Entradas relacionadas: