Los vicios humanos, fabulas de fedro

Enviado por Chuletator online y clasificado en Griego

Escrito el en español con un tamaño de 5,04 KB

 

LA FÁBULA


La fábula ha sido definida por La Fontaine, como «un Breve relato que oculta una moraleja bajo el velo de una ficción, y en la que Los animales son ordinariamente los personajes», El género se da en todas las Literaturas y es muy antiguo, con origen oriental, concretamente de la India. Luego pasó a Occidente y fue cultivado en Grecia por Esopo y en Roma por Fedro.La fábula, como género literario, Designa una narración en la que generalmente intervienen animales que se Equiparaban a los hombres. La fábula tiene raíz popular, con una estructura Sencilla y llana, adaptada al pueblo del que ha nacido y al que se dirige. Persigue un propósito didáctico. Contiene, por lo general, una moraleja que Resume, en forma de sentencia, el objetivo de la misma. El carácter Ejemplarizante es la nota esencial de este género literario. Estas narraciones, Leyendas o apólogos, eran muy antiguas. Eran más o menos anónimas. Muchas de Ellas nacieron en Oriente y en Egipto y fueron difundidas por comerciantes y Esclavos entre los países del Mediterráneo. Esopo, autor griego del siglo VI A.C., fue el primero que les dio forma literaria. Escribe en prosa y es el Modelo que seguirá Fedro, aunque éste emplea el verso.
FEDRO (15 a.C.-50 D.C. Llegó a Roma como esclavo de Augusto, que le concedíó la libertad, y murió En la época de Claudio, en el 50 d.C. Escribíó en verso 123 fábulas en cinco Libros que se publicaron en los reinados de Tiberio, Calígula y Claudio. Sus Precedentes se remontan a la recopilación que hizo en prosa Demetrio de Falero, Aproximadamente en el 300 a.C. De las fábulas de Esopo o pertenecientes a la Tradición Esópica. Los personajes son animales que representan las costumbres, Las virtudes y los vicios de los hombres, y, más en concreto, de la sociedad de Su tiempo. Se acusa al poderoso que abusa del débil (la parte del león), al Astuto y mentiroso (la zorra), al malvado (el lobo y el cordero), etc. Esta Crítica social le acarreó numerosos problemas judiciales porque algunos Personajes poderosos de la época se vieron reflejados en estas composiciones. Las fábulas de Fedro son narraciones sencillas, amenas y divertidas, y terminan Con una moraleja que resume la enseñanza moral que trata de transmitir el Autor. Este estilo sencillo y conciso, al que no le falta en ocasiones Colorismo en las imágenes descriptivas de personajes (animales) y situaciones, Está muy alejado de la poesía épica y lírica contemporánea de Virgilio y Horacio. Se trata de una poesía de raíz popular, de fondo satírico, que refleja un mundo Sencillo y natural muy alejado de los dioses y de los héroes de la épica.El Lenguaje y estilo son sencillos y naturales cuando no trata de moralizar y, Además, ocasionalmente, parodia el genus sublime
. Escogíó para la Versificación el senario.La mayor parte de sus temas están tomados de Esopo, como el propio Fedro confiesa; pero hay también fábulas originales de Fedro, inspiradas en la vida y en las costumbres de su época.En el prólogo del Libro I el autor nos dice cuáles fueron sus intenciones «Dos son las utilidades De este librito: una, la de divertir, y otra, la de dar prudentes consejos para La vida.» La diversión la encuentra el lector en el hecho mismo de que hablen Los animales (lobos, corderos, zorras, ranas grajos, perros, leones, monos, Asnos, comadrejas, ciervos, águilas, panteras, ratones...) y en las situaciones En que se desarrollan los diálogos. La intención moral es evidente. Y no sólo En la «moraleja» con que suelen terminar. La índole misma de las fábulas es Moral.Las actuaciones de los animales son un claro espejo de las actuaciones Humanas. Las fábulas de Fedro encierran una crítica contra los poderosos que Abusan de su poder, contra los soberbios, los mentirosos, los malvados. Fedro Es el «poeta de los humildes», el defensor de los esclavos, de los pobres. Su Crítica social y política la apreciaron bien sus contemporáneos. Sejano, el Poderoso jefe de la guardia pretoriana de Tiberio, lo persiguió con saña, sin Duda porque se veía reflejado y satirizado en algunas fábulas «El grajo Soberbio», «El sol y las ranas», «Las ranas que pedían un rey»...).Su lenguaje es claro y Sencillo, pero elegante. No desdice de la gran poesía de la época de Augusto. El Propio Fedro se precia de su concisión, pero no cae en la sequedad.

Valor Literario y pervivencia

Su fama comenzó, pues, en época tardía desde donde Se abríó camino hasta llegar a la fábula literaria moderna. El movimiento Neoclásico apreció el carácter edificante del género. Empezaron a ser imitadas En prosa y en verso, y se usaron, como solía hacerse en la Antigüedad y en la Edad Media, como texto escolar. Su influencia es evidente en toda la literatura Fabulística posterior en Occidente. El Carácter universal de esta obra despertó el interés de autores de distintas épocas, como La Fontaine, en Francia, del Siglo XVII, o los españoles Iriarte y Samaniego, del Siglo XVIII.

Entradas relacionadas: