Valoración critica de cinco horas con Mario

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Lengua y literatura

Escrito el en español con un tamaño de 4,61 KB

 

1.Explique el punto de vista narrativo de Cinco horas con Mario, de Miguel Delibes

La narración es en primera persona: el soliloquio de una viuda ante el féretro de su marido, aunque también se podría decir que dialoga con él mediante algunos pasajes bíblicos subrayados por aquél; no se trata, pues, de un monólogo interior, pues Carmen va siguiendo unas pautas narrativas, que aquél no admite. Para conocer mejor a su marido difunto, lee e interpreta los fragmentos que Mario había ido subrayando en su Biblia, que funcionan a modo de marco narrativo, pero es un marco que no dirige la lectura, pues la narradora protagonista se mueve por él a sus anchas, amplificando aquí, omitiendo allá, deteniéndose acullá. Por otra parte, Carmen con frecuencia subvierte el sentido de aquellos pasajes, lo interpreta a su manera, tendenciosamente. La combinación de la palabra escrita y la hablada se complementan recíprocamente, dando la sensación de estar ante un lenguaje total, que abarca la mayor parte de registros estilísticos y discursivos.

3.Explique brevemente la actitud de Carmen en Cinco horas con Mario, de Miguel Delibes, en relación con las actividades de su marido, con su condición social y con su propia moral.

Carmen representa un tipo carácterístico de mujer de la inmediata postguerra e incluso de las décadas de los cincuenta y sesenta; de modo que su actitud será un reflejo de la moral de aquel tiempo. En lo que concierne a su marido, Carmen se distancia notablemente del idealismo de Mario, de su inconformismo y de su ideología, posiblemente por desconocimiento o por falta de compenetración: así parece constatarse cuando ella se sorprende comprobando los pasajes de la Biblia que Mario había subrayado. Su condición social es la de una persona de la clase media provinciana, dependiente del marido en muchos aspectos, escasamente conocedora de la cambiante realidad social, interior y exterior; pendiente de las apariencias externas, del qué dirán, y afanosa por figurar socialmente. Su moral personal apenas existe, es la imperante, con una base hipócrita, pues le es infiel a Mario deslumbrada por un coche de lujo de su eventual amante, representante, además, de la facción social que ganó la Guerra Civil y que gozó de la mayoría de prebendas y privilegios de aquel régimen.

5.Defina el perfil ideológico de Mario Díez, personaje de Cinco horas con Mario, en relación con sus ideales políticos, sus creencias religiosas y su práctica social.

a) el carácter ingenuamente progresista de Mario, que en el yermo ideológico de su ciudad de provincias pretende difundir sus ideales avanzados en la prensa local;
b) dichos ideales se complementan con sus lecturas y comentarios del Evangelio, que Carmen va leyendo en una Biblia subrayada y que son bastante acordes con las conclusiones del Concilio Vaticano II y con la figura del Papa Juan XXIII;
b) su práctica social, en fin, se opone contumazmente a aquel primer desarrollismo pequeñoburgués de postguerra, optando, por ejemplo, por la bicicleta frente a los nuevos coches utilitarios, despreciando el dinero o negándose al pluriempleo para la adquisición de bienes materiales que él considera superfluos.

7.Comente el siguiente fragmento del capítulo XXVII de Cinco horas con Mario, de Miguel Delibes

Dejando, pues, vuestra antigua conducta, despojaos del hombre viejo, viciado por la corrupción del error […] .

1. Empaque: gravedad, seriedad. 2. Aquel mequetrefe (chiquilicuatro) que incluso confundía las palabras. 3. Chisgarabís: poquita cosa, pusilánime
a) La acción de este segundo acto transcurre en casa de los Ojeda, donde van
acudiendo la mayor parte de los miembros de la familia Briones y sus criados (y Dimas) para que se desvele, finalmente, el misterio, centrado en la mujer cuyo nombre figura en el título de la obra, pero que en ningún caso aparece.
b) A lo largo de la conversación de Mariana y Fernando, que fragmentariamente se transcribe aquí y que resulta ser de las más graves, se nos empieza a dar a entender el desenlace, estrictamente unido al carácter melancólico de Fernando, a su ensimismamiento, a las obsesiones de que habla aquí, que se le multiplican al ver aparecer a Mariana con el vestido de la alacena, confundíéndola con la mujer de sus apariciones, Eloísa. También se valorará que el alumno señale el carácter pseudoidealista de los personajes, que se refleja en las fantasías amorosas que rayan la cursilería.

Entradas relacionadas: