Tercera tesis. Inventar fábulas acerca de "otro" mundo distinto de éste no tiene sentido, presuponiendo que no domine en nosotros un instinto de calumnia, de empequeñecimiento, de recelo frente a la vida: en este último caso tomamos venganza de la vi

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Filosofía y ética

Escrito el en español con un tamaño de 4,73 KB

 





Con estas cuatro tesis, Nietzsche resume la historia de un error de la filosofía: la confianza en un mundo de las ideas, verdadero, frente a un mundo de la apariencia, falso y erróneo. En la segunda tesis, afirma que el «mundo verdadero», el ser, es una «ilusión óptico-moral», incidiendo en el carácter también moral (no solo metafísico) de esta tergiversación de la realidad: el rechazo del cuerpo y de sus pasiones.En la tercera tesis, afirma que inventar un mundo trascendente de conceptos es una calumnia contra la vida.
Esta es una idea central en la filosofía nietzscheana: los filósofos niegan la vida y se inventan un mundo trascendente. Es preciso dar la vuelta a esta situación (transmutación de los valores) y recuperar el amor a la vida. En la cuarta tesis, abundando en la anterior, relaciona la creación del mundo trascendente con la decadencia del hombre, y cita expresamente al cristianismo y a Kant, aunque su crítica puede extenderse a toda la filosofía occidental. En una apretada síntesis de su metodología crítica, Nietzsche resume el “punto de






vista” que nos propone: la vinculación de todo momento cognoscitivo con la vida


(voluntad de poder) a la que sirve. Desde esta perspectiva, que afirma la vida que en


cada caso somos como la única realidad accesible y demostrable, la posición metafísica


de un “mundo verdadero” resulta ser: una ficción construida desde ideales morales


que contradicen la vida que somos, un juicio despreciativo con el que nos vengamos


de una realidad problemática, y un síntoma de vida decadente, de una vida que dice



"no" a la vida. Frente a esta operación metafísica, Nietzsche termina proponiendo la perspectiva del artista trágico como modelo y proyecto de quien dice "sí" a la vida

Nietzsche expone lo dicho hasta aquí en cuatro tesis para facilitar la comprensión y provocar la controversia. El estilo literario de Nietzsche no es expositivo, es retórico, polemista, persuasivo.Primera tesis: Según Parménides y Platón este mundo es sólo apariencia porque está afectado por el cambio. Para Nietzsche esto, más que una prueba en contra, es en realidad un argumento a favor puesto que el único mundo que conocemos es el que cambia. Una realidad diferente, el verdadero Ser, el mundo de las Ideas, es indemostrable puesto que no ha estado ni está ni estará a nuestro alcance.






Segunda tesis: Los signos distintivos del “mundo verdadero” (eterno, inmutable, perfecto…) son signos del no-ser, de la nada, puesto que se le han otorgado por negación de lo que podemos ver en “este” mundo. Ese “mundo verdadero” es una ilusión óptico-moral. Esto es, una ilusión, porque no existe o es fruto de nuestro lenguaje, y moral, porque su origen está en la condena de la vida.


Tercera tesis: Creer en el “mundo verdadero” es un síntoma de venganza contra esta vida, es síntoma dominada por un instinto de calumnia, de empequeñecimiento, de recelo frente a la verdadera vida. Nietzsche se refiere aquí a lo que hemos llamado el origen psicológico de la metafísica.


Cuarta tesis: Creer en el “mundo verdadero”, ya sea al modo cristiano (fe), ya sea al modo kantiano (razón práctica) es un síntoma de vida descendente, de una vida incapaz de soportar lo problemático y terrible que hay en “este mundo”. Obsérvese que Kant es calificado de cristiano alevoso: de un modo premeditado había negado las Ideas de la Razón en su Crítica de la Razón Pura para después recuperarlas como postulados de la razón práctica.



El hecho de que el artista ame más la apariencia que el mundo real no significa que se coloque del lado de la metafísica y del cristianismo. El artista trágico ama la apariencia en el sentido en que dice sí a lo terrible de la vida, es dionisíaco. El arte es el más alto poder de lo falso, magnifica el mundo como error, santifica la mentira. En la apariencia del arte, la vida misma se transfigura. El artista es el que intenta abrir nuevas posibilidades en el mundo, el que intenta hacer de la vida una obra de arte .




Entradas relacionadas: