Teorías victimologicas basadas en la interacción victima ofensor

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Magisterio

Escrito el en español con un tamaño de 5,17 KB

 

12. Victima social: La tipología de Scheneider.(página 87- 88).

Scheneider señala tres categorías de víctimas:

Víctima socio-estructural:
Se encarnan en minorías marginales empobrecidas y privadas de sus medios de subsistencia tradicionales, y por niñas objeto de infanticidio selectivo, mutilación genital tolerada socialmente, y sujetas a una discriminación estructural a lo largo de su vida.

Víctima cultural:
Son aquellas resultantes de la presión de la cultura e ideología dominante sobre minorías vulnerables. Ejemplo: agresiones racistas, xenófobas y homofobas, son los delitos de odio discriminatorio.

Víctima institucional


Son las victimizadas en el contexto de una institución, y por la propia institución. Ejemplo: los reclusos sometidos a violencia y brutalidad en prisión, los ancianos confinados en residencias…

13.-Teoría de los ciclos victimológicos. (página 90)

Esta teoría postulada por Zieguen-Haguen, se levanta sobre los modos de armonización de los respectivos factores psicológicos, criminales y victimales, que propenden al riesgo criminal o victimal.

Solo en la detección de un vínculo o punto de coincidencia, se explicará el modo en que ambos procesos, los de víctima y ofensor, desembocan en un resultado delictivo. Se trata, pues, de ciclos victimológicos que interaccionan con ciclos criminológicos.

El autor señala tres combinaciones significativas a efectos de la comprensión de los fenómenos de victimización:

Agresividad mutua


La victimización es el ápice de convergencia entre mutuos ciclos de agresividad mutua.

Regresión-agresión


Una víctima, en el ocaso de sus facultades morales y psicológicas (senilidad, estado depresivo, etc.) contribuye con su comportamiento sumiso y acatador, a ser objeto de la agresividad de otro individuo que lo escoge para descargar su frustración.

Resignación-agresión


La resignación como patrón comportamental de adaptación, en la víctima, puede interpretarse, por el victimario, como latente promesa de aceptación del resultado victimizador.

14.- Tesis del homicidio como transacción situacional.(página 92-93)

Esta teoría aborda la dinámica víctima-ofensor previa al homicidio o lesiones, a resultas de enfrentamientos violentos. Se trata de un modelo interactivo, que analiza la escalada gradual de la confrontación entre víctima y ofensor.

Se proclama ambiental y situacional, por cuanto no descansa en las carácterísticas del ofensor ni en la victima

Son cinco los pasos en que se cifra el homicidio como transacción situacional:

La victima hace un movimiento que el agresor interpreta como amenaza.//El agresor lo interpreta inquiriendo a la propia víctima o a los espectadores involucrados en el enfrentamiento.//Una vez sucedido esto, el agresor replica, incorporando un desafío.//El desafío es objeto de respuesta por la víctima, quien incrementa su hostilidad //Se produce, finalmente, un enfrentamiento del que resultará la muerte o lesiones de uno de los dos.

Influyen las carácterísticas personales del agresor (baja autoestima…), la influencia del entorno (espectadores, testigos…) y la propia actitud de la víctima.

 La violencia sería, más que una respuesta natural frente a un estímulo simple, una respuesta simbólica a las exigencias transaccionales de una situación creada y moldeada por la interacción de los agentes implicados.

15. Técnicas de auto - legitimación basadas en la víctima. (página 94)

Denegación y reificación de la víctima


Suele emplearse por delincuentes juveniles, especialmente en los casos de violaciones múltiples. La víctima es ignorada y se convierte en un objeto,  sin apenas señas de identificación personal.

Devaluación del valor personal de la víctima:


Frecuente en la victimización sexual. La mayoría de estos delincuentes tienen un sentimiento misógino.  Se aprecia una imagen depreciada de la figura femenina. La victima así degradada queda en condiciones idóneas para el consumo victimizador. Se considera la víctima como a una cualquiera, sinvergüenza, parásito social…

Negación o minimización del daño victimológico:


Empleada ante víctimas anónimas y adquisitivas. Para una gran empresa fuerte o el Estado, no existirá daño son sólo una pérdida compensable.

Victimo-incriminación o negación de responsabilidad:


El victimario opera sobre la base del “justo merecimiento” de la víctima: “se lo buscó,” “lo estaba pidiendo

La ofensa como acto justiciero:


Se trata de un delincuente fanático que, sobre la victima, descarga tanto como manifiesta su desprecio a un determinado colectivo. (prostitutas, inmigrantes, minoría social) 

Entradas relacionadas: