Teor

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Filosofía y ética

Escrito el en español con un tamaño de 5,05 KB

 
   1. Teorías sobre el cerebro y la mente:
Hay tres grupos:
->Monismo materialista:
Iniciado por Demócrito y Epicuro, se prolonga con el atomismo de Boyle y Gasendi, y se desarrolla con La Mettrie. Según esta teoría, los procesos mentales se explican únicamente por su base material, localizada en el cerebro.
Materialismo fisicalista o fisicalismo
El fisicalismo sostiene que las actividades mentales son meros procesos fisicoquímicos o neurofisiológicos. José Ferrater y Paul Feyerabend son algunos de los principales representantes. Es llamada también reduccionismo fisicalista, puesto que al reducer los fenómenos mentales a físicos, es una gran reducción.
Entre esta teoría se encuentra el
materialismo cibernético, según el cual la actividad mental no es más que una actividad combinatoria del cerebro, que es un complicado ordenador. Por ello, el humano es un autómata consciente. Es defendido, entre otros, por Alan Turing.
Materialismo emergentista
Considera que lo mental no se reduce a lo físico, pero que sí emerge evolutivamente de lo físico. Según Mario Bunge, sólo existe una sustancia, la materia, que es algo dinámico que se articula en el nivel fisicoquímico, el biológico y el mental.
Consideran el cerebro como un biosistema. Tiene dos tipos de propiedades: las resultantes, que las posee algún miembro del sistema, y las emergentes, que la posee el sistema en su conjunto sin que las posea ninguno de sus miembros aisladamente.
Las propiedades emergentes están enraizadas en los componentes.
Por ejemplo, una sólo célula nerviosa ni siente, ni piensa..etc pero 10
10 forman un sistema que producen lo psíquico/mental.
->Dualismo
Además de la materia del cuerpo, el ser humano ---->>


posee una mente, alma, principio extracorporal e inmaterial…Podemos definir el humano entonces como un ser compuesto de dos elementos: mente y cerebro, o cuerpo y alma.
Dualismo platónico
Para Platón, el ser humano de este mundo es unión de cuerpo y alma, pero su unión es un mero accidente. En realidad, el alma es eterna e inmaterial y existía antes de unirse al cuerpo. El alma es el principio vital que mantiene el cuerpo vivo y en movimiento. El cuerpo es material y mortal, una prisión en la que el alma está encerrada.
Para Platón, el alma es eterna, ni nace ni muere.
Hilemorfismo
Aristóteles sostuvo que el alma y el cuerpo son los dos principios o ingredientes complementarios e inseparables de una única realidad o sustancia, el ser humano. Distingue entre dos sustancias, pero sólo se pueden separar en nuestra imaginación.
La materia no puede existir sin una forma, determinada. El cuerpo es la base material y el alma la forma sustancia del ser humano.
El alma es inmortal,
nace, pero no muere. Para defender esto, Aristóteles atribuye al ser humano la posesión de la mente, en la que distingue el intelecto paciente (impresiones sensoriales, que es mortal) y el intelecto agente (transforma las impresiones en ideas universales. Parte más divina del alma).
El
hileformismo también está defendido por S. Tomás de Aquino. Trató de hacer razonable la fe cristiana recurriendo a la filosofía aristotélica. Considera que el alma es la forma del cuerpo. Se diferencia de Aristóteles en que sí separa el alma del cuerpo, para explicar la resurrección y la inmortalidad, tras la muerte, y hasta el día de la resurrección, sobrevive el alma. Después es capaz de dar forma a un nuevo cuerpo, al que se une hasta el fin de los tiempos. El alma no resucita porque no muera. La resurrección del cuerpo es un dogma de fe.

Entradas relacionadas: