Tema4

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Historia

Escrito el en español con un tamaño de 7,94 KB

 
3. La IlustraciónLa Ilustración es un movimiento intelectual que se difundió por Europa y América en el siglo XVIII. Su ideología se recoge en la Enciclopedia, entre 1751 y 1772. Las características de la Ilustración se resumen en estos aspectos:rEs una ideología que desarrolló al máximo el antropocentrismo (el hombre es el centro) del Renacimiento y estuvo representada socialmente por la burguesía.rSe confiaba en la razón humana y en el proceso técnico y se manifestaba cierto optimismo ante el futuro.rSe consideraba que las personas tenían derecho a la felicidad y que sus relaciones debían basarse en la tolerancia y en la igualdad. Los gobernantes debían procurar esa felicidad a los ciudadanos.rSe prestaba una gran atención a la naturaleza, que se copiaba en el arte, se estudiaba en la ciencia y se intentaba dominar con la técnica.rSe pusieron en contacto las creencias religiosas tradicionales y se abrió paso la idea de una religión natural o deísmo que evolucionó hacia el agnosticismo y el ateismo.rSe consideraba que la ignorancia y la incultura eran el origen de todos los males. Se reclamaba que se fomentara la creación de escuelas para que la instrucción devolviera la dignidad y la libertad a todos los individuos. La ignorancia representaba la oscuridad y las “luces” significaba el progreso y el conocimiento. De ahí que el siglo XVIII sea conocido como el Siglo de las Luces.rDesde el punto de vista político, se proponían una serie de reformas que, aceptadas por algunos monarcas europeos, convirtieron el absolutismo en despotismo ilustrado.3.1 Los nuevos ideólogosrVoltaire. Era el principal representante de los intereses de la burguesía. Criticó las supersticiones de épocas pasadas, se opuso al fanatismo y a la intolerancia religiosa y defendió una moral universal. Era partidario de una monarquía fuerte, pero que respetara las libertades del ser humano: expresión, pensamiento… rMontesquieu. Debe su fama a su teoría política de la división de poderes, según la cual el poder legislativo elabora la ley, el podes ejecutivo gobierna de acuerdo con la ley y el poder judicial juzga a los infractores de a ley. Creía que el poder supremo era el legislativo.rRousseau. Representaba al ilustrado amante de la naturaleza y preocupado por la educación y la libertad. Entre sus obras destacan: el Discurso sobre el origen de la desigualdad, donde sostiene que el hombre es bueno por naturaleza y la sociedad lo corrompe.3.2 El despotismo ilustrado En la segunda mitad del siglo XVII, varios monarcas aplicaron algunas ideas de los ilustrados y promovieron una serie de reformas encaminadas a conseguir la “felicidad” de sus súbditos. Se trataba de un tipo de absolutismo vestido con ropaje filosófico que solo pretendía realizar algunos cambios ante el temor de que su poder absoluto se derrumbase. El ideal del despotismo ilustrado era: “Todo para el pueblo pero sin el pueblo”, es decir, se gobernaba para este, pero sin contar con él.
Los representantes más ilustres de esta forma de gobierno fueron los reyes Federico II de Prusia, Catalina II de Rusia, Carlos III de España y José II de Austria.
José II de Austria constituye el ejemplo más sobresaliente de despotismo ilustrado.


Entre las medidas que adoptó dentro del Imperio de los Habsburgo, destacan:rOrganizó el Estado de manera absolutista y centralizada.rPotenció el ejército.rLos monopolios señoriales fueron abolidos; la nobleza y la Iglesia tuvieron que pagar impuestos.rAbolió la servidumbre del campesinado, que pasó a ser dueño de las tierras que cultivaba.rDesarrolló la educación e implantó la libertad de prensa. 4. Inglaterra: revoluciones y parlamentarismo En el Reino Unido el absolutismo monárquico fracasó. El rey Carlos I quiso gobernar sin tener en cuenta al Parlamento, y la oposición política se radicalizó en manos de la burguesía y los grupos populares. En 1642 estalló la guerra civil entre los realistas, que defendían las prerrogativas del rey, y los parlamentarios. Carlos I fue condenado a muerte y ejecutado en 1649. La república, instaurada como consecuencia de la llamada Primera Revolución inglesa, duró 11 años. En 1660 se restauró la monarquía con Carlos II, a quien le sucedió Jacobo II, que practicó una política absolutista y católica, lo que provocó que gran parte de sus súbditos ofrecieran la corona a su hermana María, casada con Guillermo de Orange, ambos protestantes. En 1688 estalló la Segunda Revolución inglesa, conocida como la Gloriosa, que concluyó con el juramento de Guillermo y María de la Declaración de Derechos (1689), y se convirtieron en monarcas parlamentarios. La ley se colocaba así por encima del rey. En el Parlamento inglés se formaron dos partidos: los tories, más partidarios de defender las prerrogativas reales y los whigs, que defendían la supremacía del control parlamentario sobre los reyes.5. El equilibrio europeo A partir de 1714 ya no existía una potencia que dominara en Europa. El resto del siglo se caracterizó por un equilibrio de fuerzas y una serie de conflictos bélicos entre los que destacaron:rLa Guerra de Sucesión de Austria (1740-1748). rLa Guerra de los Siete Años (1756-1763). Las dos grandes cuestiones que se dirimieron en estas guerras fueron la rivalidad por la hegemonía continental europea entre Francia, Austria y Prusia, y la rivalidad marítima entre Gran Bretaña y Francia.
El emperador de Austria, Carlos VI, había dejado como heredera a su hija María Teresa, en 1740, comenzó la Guerra de Sucesión austriaca en la María Teresa tuvo que hacer frente a la Francia de Luís XV y a la Prusia de Federico II, que pretendían obtener territorios. La paz se acordó en 1748 y en ella Prusia consiguió incorporar territorios austriacos. En 1756 comenzó la
Guerra de los Siete Años, que enfrentó a Gran Bretaña y Francia por sus dominios coloniales e intereses comerciales. Austria, Francia y España se unieron frente a Prusia y Gran Bretaña. La confrontación ha sido considerada la primera guerra “mundial”. La Paz de París, en 1763, puso fin a este conflicto. Francia tuvo que ceder a Gran Bretaña los territorios norteamericanos de Canadá y Luisiana, y sus enclaves comerciales en la India. Hacia el año 1770 la situación internacional se caracterizaba por la existencia de una única potencia hegemónica en el mar: Gran Bretaña, y de tres potencias continentales que luchaba para tratar de imponer su supremacía: Francia, Austria y Prusia.

Entradas relacionadas: