Sudán iii en heces positivo

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Medicina y Salud

Escrito el en español con un tamaño de 7,16 KB

 

SANGRE OCULTA:


:*Tumores del tubo digestivo, sobre todo cáncer gástrico o de colon (el de recto suele dar hemorragias manifiestas).*Enteritis y colitis.*Algunas parasitosis intestinales (anquilostomiosis, teniosis, etc.).*En ocasiones las cirrosis hepáticas.*Hemoptisis o hemorragias gingivales deglutidas.Para practicar un examen de sangre oculta en heces es preciso tener previamente al enfermo durante 3 días a dieta libre de carne, morcilla y otros productos que puedan contener hemoglobina o un exceso de clorofila (vegetales  verdes), así como suprimir toda medicación con nitritos, bismuto o cobre. Conviene repetir la prueba varias veces en días distintos, tanto para cerciorarse de la negatividad, como para comprobar, en su caso, el carácter crónico de la hemorragia (típico del cáncer frente a la úlcera)..

PIGMENTOS BILIARES:

Normalmente las heces contienen estercobilina y estercobilinógeno, que le dan su color habitual. En el examen coprológico de un sujeto sano no debe encontrarse bilirrubina ni biliverdina. La presencia de estos productos se investiga por la reacción del sublimado-acético (Reacción de Schmidt – Triboulet). Según el color que se produce al mezclar una pequeña cantidad de deposición con el reactivo, puede darse los siguientes resultados:*Sublimado rosa: Normal. Indica la existencia de estercobilina.*Sublimado verde: Nos encontramos ante biliverdina (bilirrubina escasamente transformada); esto quiere decir que las heces tienen carácter intestinal alto, donde normalmente existe biliverdina. Significa tránsito acelerado.*Sublimado blanco: Acolia. No hay pigmentos biliares en la luz intestinal, es decir, ictericia obstructiva.

ENZIMAS (“Prueba de la Gelatina”):

Prácticamente, sólo interesa comprobar la presencia de tripsina. Las heces normales licuan la gelatina, mientras que en ausencia de tripsina, como en la insuficiencia pancreática (fibrosis quística, carcinoma masivo, etc.) la gelatina queda intacta. Un procedimiento muy sencillo consiste en aplicar una gota de la emulsión de heces, por espacio de media hora, sobre la gelatina de una película fotográfica o radiográfica, que queda “digerida” en aquel lugar si existe tripsina. Sin embargo, es excepcional la falta absoluta de este fermento u otros, por lo que su determinación tiene escaso valor clínico. En la colitis ulcerosa se registra una proporción muy elevada de lisozima en las heces.

RESTOS ALIMENTICIOS:

Un estudio riguroso, requiere la aplicación de métodos químicos, de balance, conociendo exactamente la proporción de principios inmediatos en la dieta y en las heces. Mas para el uso clínico corriente basta la observación macroscópica de la emulsión de heces y el examen microscópico de las cuatros preparaciones clásicas: sin teñir, con lugol, con Sudán y con ácido acético.

ESTEATORREA (Grasa Neutra y Ácidos Grasos

: La presencia de un exceso de grasa en las deposiciones obedece a uno o varios de los siguientes mecanismos: tránsito acelerado, déficit enzimático de su digestión, déficit de absorción o hipersecreción endógena. Algunas veces predomina la grasa neutra, sin desdoblar, y en otros casos, los ácidos grasos y jabones. La grasa se reconoce a veces ya macroscópicamente y en la emulsión de las heces por las gotas que flotan. En  la preparación microscópica se identifica por la tinción con Sudán III, el rojo escarlata o el ácido ósmico. Los ácidos grasos aparecen generalmente en forma de agujas finas y alargadas. Empleando el método de dosificación húmedo, los valores normales son los siguientes:  *Grasa total17.5 *Grasa neutra 7.3% *Ácidos grasos libres         5.3 total seca *Ácidos grasos combinados (jabones) 4.6 Se consideran patológicas las heces que contienen una cantidad total de grasa por encima de 25%, o bien cuando sus fracciones parciales están elevadas excesivamente.Se hallan las cifras elevadas en los siguientes casos: *Diarrea grave.*Fístula gastrocólica.*Esprue.*Afecciones pancreáticas con niveles bajos de secreción de lipasa (pancreatitis crónica, tumor de páncreas).*Obstrucciones del conducto biliar.

CREATORREA:

Consiste en un defecto en el aprovechamiento de la carne que se investiga en las heces por microscopía. En sujetos normales, se encuentran unas pocas fibras musculares sueltas, apenas reconocibles como tales, pues no presentran estriación transversal y su forma es redondeada.Existe creatorrea;
Es decir, restos de carne o fibras musculares sin atacar, en los siguientes casos:**En la insuficiencia gástrica con “aquilia.”
En este síndrome, las fibras musculares que aparecen en las heces están todavía agrupadas en manojos y se observan típicamente abundantes restos de tejido conectivo intacto en forma de fieltros o fibras arborescentes.**En la insuficiencia pancreática (pancreatitis crónica, neoplasias, etc.), aquí, las fibras musculares están deshilachadas, sueltas, presentan ángulos marcados, estriación transversal acusando un déficit de digestión “trípsica”.
.

AMILORREA:

Consiste en la presencia de restos de almidón sin digerir y células de patatas en las heces que en la preparación teñida con lugol aparecen de color azul.

Aparece en los siguientes casos

*Ingestión excesiva de alimentos ricos en fécula.*Insuficiencia pancreática.*Hiperperistaltismo cólico.*En toda diarrea aguda con tránsito acelerado.***

EX.BACTERI Y PARASIT---


EX. BACT

tiene por objeto comprobar la existencia de una “disbacteriosis” o desequilibrio en la flora habitual del intestino, o bien investigar un germen anormal, específico de una enfermedad. Este examen se practica con fines epidemiológicos, para detectar portadores de gérmenes entre pacientes convalecientes y contagiados latentes.

EX PARASIT:

Entre los protozoos destacan las amebas, los flagelados (G. Lamblia, Trichomonas y Chilomastix) y los ciliados (B. Coli). La ameba patógena E. Histolytica se distingue de las saprofitas por su gran motilidad con seudópodos visibles, hematíes fagocitados y los cuatro núcleos de sus quistes. Es preferible buscarla en frotis de mucosa rectal.El diagnóstico de las helmintiasis intestinales se basa en el hallazgo del parásito o de sus huevos en las heces; para facilitar la búsqueda de éstos se recurre a métodos de enriquecimiento o concentración de las heces.Las tenias pueden reconocerse por la aparición macroscópica de sus proglótidos o mediante examen microscópico de sus huevos.También se puede identificar otros helmintos como: A. Lumbricoides, E. Vermicularis, A. Duodenale, etc.Las larvas de triquina rara vez son demostrables en las heces, excepto en la fase de enteritis y tras administrar un purgante salino; se prefiere recurrir a la biopsia muscular.En cuanto a los hongos, existen casos de moniliasis intestinal por Cándida albicans, en especial en enfermos tratados largamente con antibióticos.

Entradas relacionadas: