Romanticismo, costumbrismo y realismo

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Lengua y literatura

Escrito el en español con un tamaño de 7,45 KB

 
Siglo XIX. ROMANTICISMO ESPAÑOL.Movimiento político y cultural que surge tras la Ilustración en la Europa burguesa. Se basa en la libertad de la fantasía, la imaginación y los sentimientos, frente a la normativización del arte ilustrado. Dentro del romanticismo se diferencian dos corrientes políticas, la tradicionalista, que exalta lo patriótico y religioso, y la liberal, más individual y humanista.
A España el Romanticismo llega tarde debido a la política de Fernando VII. Los autores más destacados son en teatro el Duque de Rivas, en poesía Espronceda y en prosa Mariano José de Larra. Pasada ya la moda romántica aparecen dos de los más grandes autores románticos, Bécquer y Rosalía de Castro. En el
TEATRO ROMÁNTICO se rompen las reglas clásicas; habrá acciones paralelas, mezcla de comedia y tragedia, convivencia de fragmentos en prosa y en verso y una estructura de la obra en cinco actos. Los temas representados eran temas legendarios, caballerescos o históricos, con una escenografía efectista y tópica para impresionar al espectador.
DUQUE DE RIVAS. (Ángel Saavedra). Cordobés, exiliado por la política de Fernando VII. Su estilo, dramático y romántico, plagado de excesos, rompe con las reglas clásicas. Su obra más importante es
Don Álvaro o la Fuerza del Sino. Su estreno fue un éxito rotundo, pues plasmaba una concepción totalmente rompedora del teatro, que atrajo con sus excesos a un público cansado del encorsetamiento previo. Don Álvaro ... es un drama que combina prosa y verso y mezcla en la acción a más de cincuenta personajes, con abundancia de duelos, desplazamientos geográficos y temporales de la acción, truenos, descalabros emocionales y sobresaltos. Rivas es el autor más glorioso e influyente del Romanticismo español. La POESÍA ROMÁNTICA se basa en la inspiración y la exaltación de los sentimientos. Va de lo lírico hasta la ruptura del buen gusto, cuando trata temas escabrosos y se regodea, por ejemplo, en la sordidez de la muerte. Los ambientes serán íntimos, de aventura (con versos poli-rítmicos) o nocturnos y tétricos. Los autores más relevantes de este estilo son José de Espronceda y, como hemos mencionado antes, Bécquer y Rosalía de Castro. JOSÉ DE ESPRONCEDA era miembro de la sociedad secreta “Los Numantinos”. Estudió en Madrid, fue desterrado por Fernando VII y, cuando regresó, obtuvo cargos políticos. Destaca en su obra El estudiante de Salamanca, que versa, a lo largo de casi 2000 versos y en cuatro cantos, de los crímenes e impiedades del protagonista, que abandona a su amada y provoca con ello la muerte de la joven por tristeza. Su otra gran obra es El diablo mundo, de carácter filosófico y social, compuesta por siete cantos entre los que sobresale el canto a Teresa. También son muy conocidas poesías que el autor dedica a personajes marginales de la sociedad, como la Canción del Pirata o la del mendigo. Espronceda es el poeta más romántico y más reconocido de esta etapa. GUSTAVO ADOLFO BÉCQUER es un romántico tardío, pues, como Rosalía de Castro, escribió cuando lo que “se llevaba” era el Realismo. Era sevillano, quedó huérfano y fue a Madrid junto a su hermano. Pasó importantes dificultades económicas. Murió a los 34 años de sífilis. Su estilo literario se caracteriza por un romanticismo intimista y sencillo, en tono popular y de una gran musicalidad. Su obra en prosa son las Leyendas y Cartas desde mi celda, escritas en sus estancias en el monasterio de Veruela. En verso, las Rimas. Bécquer, aunque tardío, fue el poeta romántico español más genuino. Actualmente está considerado como lo mejor de la poesía contemporánea, junto a los del 27.


EL COSTUMBRISMO es una corriente literaria decimonónica (decimonónica: del siglo XIX) de carácter romántico que se manifestaba en periódicos y revistas. Se escribe en prosa y observa las “costumbres” (de ahí su nombre) y tipismo de su sociedad. Los autores más representativos de esta corriente son Larra (su pseudónimo: Fígaro) con sus artículos y cuadros descriptivos en la revista Cartas Españolas y Fernán Caballero (pseudónimo de Cecilia Bölh de Faber) con sus novelas de costumbres y Pereda y Alarcón.
El costumbrismo también puede considerarse la prosa del romanticismo, pero será precursor del realismo. MARIANO JOSÉ DE LARRA era madrileño, tuvo una vida muy agitada, emigró a Francia por razones políticas (era liberal) y tras la separación de su mujer se suicidó a los 28 años. Larra escribía bajo el pseudónimo de Fígaro, para protegerse de la represión política sobre sus escritos, y publicó gran número de artículos periodísticos: su estilo es crítico, patriótico y satírico. Observa con ironía el retraso y los defectos de la sociedad en la que vive, pero lo observa desde el dolor de quien quisiera que fuera de otra manera. Sus artículos más importantes son “Casarse pronto y mal”, lo que le pasó a él, “el castellano viejo”, una crítica al tradicionalismo, y “Vuelva a usted mañana”, en el que critica el funcionamiento burocrático. Larra está considerado como un periodista referencial por su aguda visión crítica y su independencia. Es lamentablemente asombrosa la vigencia de gran parte de sus observaciones acerca de la sociedad española.
REALISMO
El realismo es la corriente literaria que sucede al romanticismo y se opondrá a los excesos y la exaltación sentimental de éste. Se desarrolla, sobre todo, en prosa, y su característica principal es la búsqueda de la representación exacta de la realidad, la naturaleza y la sociedad, despojando a la literatura de elementos artificiosos y distorsionadores. Parte del costumbrismo, pero deja atrás los elementos idealizadores de éste y lo supera en rigor y plasmación crítica de la realidad. Aunque pretendía la objetividad, el análisis de la realidad social llevará a los realistas a cotas altas de denuncia y a un posicionamiento crítico frente a lo que están observando y relatando. El máximo exponente del realismo español el Benito Pérez Galdós. BENITO PÉREZ GALDÓS era canario, patriótico, liberal y anticlerical y su preocupación por los problemas sociales lo llevará hacia posturas socialistas.
De su estilo literario destaca, además de la precisión y la documentación puramente realistas, su gran expresividad, la agilidad y los rasgos geniales de su prosa. Sus obras más importantes son los
Episodios Nacionales (una serie de 46 novelas históricas), Doña Perfecta (sobre los peligros y el poder que tienen en España el fanatismo religioso y tradicionalista) y Fortunata y Jacinta ( que describe y critica la situación social en el Madrid del XIX). Galdós está clasificado como un “novelista total”.

Entradas relacionadas: