Resumen del cuento el empresario de pompas fúnebres

Enviado por Chuletator online y clasificado en Francés

Escrito el en español con un tamaño de 2,3 KB

 

Los ladrones de cadáveres

Todas las noches del año se sentaban los cuatros en la posada George: el empresario de pompas fúnebres, el dueño, fettes y el que narra el cuento.

Si había viento, si no había viento, si llovían, si nevaba, o caía una helada los cuatro iban y se instalaban en su respectivo sillón
Fettes bebía 5 vasos de ron casi siempre que estaba en la posada permanecía en un estado melancólico, siempre con el vaso de ron lleno en su mano derecha. Le decían el doctor porque savia algo de medicina y porque en casos de emergencia el ayudaba.
Hace poco tiempo se había inaugurado el ferrocarril.
Había en la ciudad un enfermo e iva a venir un medico para verlo este médico q iva a venir se llamaba Wolfe Macfarlane. 
Cuando fettes escucho el nombre del doctor sus ojos se aclararon, su voz se hiso más firme y sus palabras más vigorosas
El doctor era mayor que fettes con pelo blanco.
Fettes había estudiado medicina en Edimburgo. Tenía un cierto tipo de talento que le permitía retener gran de lo que oía y asimilaron en seguida
Fuera de la universidad había un cierto profesor de anatomía el cual en el cuento era llamado con la letra K. El (K) era un bon vivant (bon significa buen y vivant significa vividor)
Fettes durante el segundo año de sus estudios recibíó el encargo semioficial de segundo profesor de práctica o sub-asistente en su clase. El era responsable de la limpieza de los locales y del compartimiento de otros estudiantes y también constituía parte de su deber proporcionar, recibir y dividir los diferentes cadáveres.
Las normas que tenia Mr. K en cuanto a los cadáveres era no hacer preguntas en el trato <<ellos conseguían el cuerpo y Mr. K y sus empleados pagaban el precio>>
Los cuerpos que le llegaban a fettes habían perdido la vida muy pocas horas antes. Uno de los cuerpos que recibíó fettes lo reconocíó era Jane Galbraith. El nunca hubiera pensado que tendría en la mesa de disección a una persona la cual el día anterior estaba re contenta.
Fettes guardaba en un armario la plata que le daban por los cuerpos el cual se encontraba en el rincón de la casa.

Entradas relacionadas: