Representantes del nacionalismo

Enviado por Chuletator online y clasificado en Historia

Escrito el en español con un tamaño de 4,86 KB

 

8. EL NACIONALISMO


La defensa de la libertad y la individualidad del movimiento ROMántico tiene su reflejo político
en el Nacionalismo del siglo XIX. El nacionalismo evolucionará hacia 2 posturas ideológicas:
-Nacionalismo liberal:
Que defiende los movimientos revolucionarios que defendían la libertad y la independencia de los pueblos que la quisieran alcanzar.
-Nacionalismo conservador: que concibe a los pueblos como realidades históricas que se manifiestan mediante las costumbres e instituciones tradicionales.

8.1. El nacionalismo liberal


El nacionalismo liberal hunde sus raíces en la Revolución inglesa y la Ilustración y encuentran su primer reflejo en la independencia de Estados Unidos y en la Revolución francesa, dos procesos que definieron el concepto de nacíón contemporánea.
Se entiende la lealtad de los individuos, ahora ciudadanos, a la Constitución y a una soberanía nacional y no a un rey como súbditos.
 La ciudadanía se logra por haber nacido en un lugar o residir en él, concebido como derecho de suelo. Además, se trata como un hecho voluntario. Además de los revolucionarios franceses, destaca en esta forma de pensar el historiador Jean Michelet.
 Sus teorías serán adoptadas por Giussepe Mazzini, considerado padre de la nacíón italiana. Hasta las revoluciones de 1848, la visión liberal del nacionalismo fue mayoritaria como ideología inspiradora de los movimientos de reivindicación nacional.
8.2.

El Nacionalismo conservador


Será el Romanticismo alemán el que anticipe la idea de un nacionalismo ;orgánico; a través de la noción de Volkgeist (carácter nacional). Este se manifestaba en rasgos culturales y étnicos compartidos como reflejo de un destino histórico. La nacionalidad era un derecho de sangre basado en la existencia de una lengua, una cultura, tradiciones comunes... La pertenencia a una nacíón no podía ser un acto voluntario, una decisión individual.
Los orígenes se encuentran en el ;Discurso a la nacíón alemana de Johann G. Fitche y en los planteamientos de Goethe o Herder.
La consolidación de la burguésía tras las revoluciones de 1848, permitirán que se abandone progresivamente los planteamientos liberales y se adopten posturas más conservadoras.
En la 2ª mitad del Siglo XIX, esta ideología terminará desembocando en posturas ultranacionalistas que justificarán políticas expansionistas, imperialistas y racistas.

8.3. El Nacionalismo en el 2º tercio del Siglo XIX


Una serie de Estados había logrado desde un tiempo atrás su unidad e identidad nacional; es el caso de Reino Unido, Francia, España, Portugal, Países Bajos, Estados Unidos... otros lo consiguieron durante el primer tercio del Siglo XIX, como son la mayoría de los países iberoamericanos, como veremos posteriormente... Pero habrá otros muchos que busquen equiparar la realidad nacional con la de un Estado propio.

Será el caso de los belgas, sometidos a Holanda, los polacos, integrados principalmente en el Imperio ruso, alemanes e italianos, divididos en numerosos Estados, principados, reinos..., el Imperio austriaco que englobaba distintas nacionalidades (austriacos, húngaros,
croatas, checos...) o el otomano, que hacía lo propio con serbios, búlgaros, rumanos...
Durante el 2º tercio del Siglo XIX, el Nacionalismo actuará desde una doble vertiente:
El nacionalismo centrífugo o separatista,

 que estaría más asociado a la postura liberal, ya que pretende la creación de un nuevo Estado mediante el desgajamiento de un colectivo humano y su territorio respecto a un Estado más grande y dominador.
El nacionalismo centrípeto o unificador,

 ligado a una postura más conservadora, plantea la aspiración de juntar los elementos territoriales y políticamente dispersos de un mismo pueblo en un solo Estado.
En el caso del nacionalismo centrífugo estarían los casos de los imperios austriaco y otomano, en los que los pueblos sometidos aspiran a constituirse en diferentes Estados o países, mientras que el caso del nacionalismo centrípeto será el de Alemania e Italia, que configurarán como Estados a partir de la uníón de diversos territorios.

Entradas relacionadas: