El reparto de las 13 colonias

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Historia

Escrito el en español con un tamaño de 4,76 KB

 

FORMACIÓN DEL IMPERIO ULTRAMARINO INGLÉS OCCIDENTAL

Los primeros colonos ingleses de América del norte fueron una mezcla de clases privilegiadas, que querían conquistar nuevas tierras para obtener riquezas y beneficios, y una serie de personas que fueron expulsadas de Inglaterra por la intolerancia religiosa,  que huían de la injusticias y ansiaban libertad, que querían crear una nueva sociedad en el nuevo mundo a imagen y semejanza de la utopía de Tomas Moro. Esta dualidad, la de la riqueza fácil y la búsqueda de libertad, se mantendrá hasta nuestros días. 

La Corona para llevar a cabo la colonización creara dos compañías comerciales, la Compañía de Londres para los territorios del sur de América del Norte y la Compañía de Bristol para los territorios del norte. Se emitieron centenares de acciones a cambio de la propiedad de un terreno en las nuevas colonias.
La colonización que llevaron a cabo los ingleses en América del Norte será improvisada y desordenada. Uno que se inicia en la colonia de Virginia, donde se establecerán grandes plantaciones de tabaco, y más tarde algodón, y otro, que se da en las colonias que conformaran la región de Nueva Inglaterra, que buscaran ante todo crear una nueva sociedad autosuficiente.

Colonización de América

El Mayflower, el barco que transporto colonos británicos a la colonia de Plymouth en el año de 1620.

El Imperio británico comenzó a tomar forma a principios del siglo

XVII, mediante el establecimiento por parte de Inglaterra de las 13 colonias de Norteamérica, que fueron el origen de los Estados

Unidos así como de las provincias marítimas de Canadá. También se produjo la colonización de pequeñas islas en el Mar Caribe como Jamaica y Barbados.

Las colonias productoras de azúcar del Caribe, donde la esclavitud se convirtió en la base de la economía, eran las colonias más importantes y lucrativas para Inglaterra. Las colonias americanas producían tabaco, algodón, y arroz en el sur y material naval y pieles de animales en el norte.

El imperio de Inglaterra en América se iba expandiendo gradualmente mediante guerras y colonias. Inglaterra consiguió controlar Nueva Ámsterdam (después llamada Nueva York) tras las guerras anglo-holandesas. Las colonias americanas se extendían hacia el oeste en busca de nuevas tierras para la agricultura. Durante la Guerra de los Siete Anos, los ingleses vencieron a los franceses y se quedaron con Nueva Francia, en 1760, lo que convertía a Inglaterra en dueña de casi toda América del Norte. Establecieron sus primeras colonias de Jamestown y Plymouth. Estos asentamientos estuvieron motivados  por variedad de razones  la creación de comunidades religiosas que buscaban escapar las persecuciones que pudieran estar sufriendo en Inglaterra. Como resultado de cambios políticos  en Londres, la Corona y el Parlamento  las organizarían en trece colonias a lo largo de la costa del Océano Atlántico, desde las fronteras con el Quebec francés al norte y la Florida española al sur, correspondientes a los primeros trece estados de la república de Estados Unidos de Norteamérica.

Desde el punto de vista económico, las Trece Colonias se pueden agrupar en las colonias del Norte, fundamentalmente la Nueva Inglaterra, las colonias del Centro (o del Medio Atlántico), y las colonias del Sur.

Establecer la generalización de que las colonias de Nueva Inglaterra, pobres en la productividad agrícola. La intensa actividad naval, y los extensos bosques de maderas duras, estimularon las industrias madereras (aserraderos), de construcción de barcos (astilleros) y la fabricación de aperos navales (mástiles, velas, sogas, herrajes, anclas), así como toda clase de envases, toneles, barriles, cajas, canastas, sacos para el comercio naval.

Al oeste de las Apalaches se hallaban los territorios aún no conquistados, habitados por las naciones nativas, codiciados tanto por los ingleses como por los franceses, y causa eventual de una prolongada guerra por el predominio territorial en la parte oriental de América del Norte, eventualmente alcanzado por Gran Bretaña, con la ayuda de los coloniales de las Trece Colonias y de algunas naciones


Entradas relacionadas: