Redacción ingles de la extinción de los animales

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Español

Escrito el en español con un tamaño de 6,16 KB

 

UNIT4

Australia SE PREOCUPA POR El MEDIO AMBIENTE
Hoy día, hay cada vez más personas que se preocupan por e! Medio ambiente que hace unos
años. Incluso las empresas se dan cuenta de que tiene sentido para ellas e! Ser ecológicas, y esa es la
razón por la que a menudo escriben en los [envases de] cereales de! Desayuno una nota que dice: "este
envase ha sido fabricado con papel reciclado", y también hay etiquetas de cosméticos que dicen:
"nuestros productos no han sido probados en animales", o latas de atún en las que nos dicen: "no se
han capturado delfines en nuestras redes". Las compañías hacen eso porque saben que habrá más
gente que compre sus productos cuando lean esa información.
En lo que a países se refiere, Australia puede afirmar que es pionera en la preocupación
por el medio ambiente. Hay una inmensa riqueza natural en Australia y la nacíón ha sido
consciente desde hace mucho tiempo de su responsabilidad de preservar esa riqueza para las
generaciones venideras. Hay muchas especies de animales que sólo se encuentran en Australia
o en muy pocos lugares. Cuando los niños visitan el zoológico en sus propios países, les encanta
ver a los kanguros, a las zarigüeyas y a los koalas. Hay una gran cantidad de plantas q:e sólo
se encuentran allí, incluyendo especies de árboles que son capaces de sobrevivir a los incendios
de los famosos matorrales australianos.
Australia lleva mucho tiempo aprobando normas muy estrictas acerca de las especies
en peligro de extinción y muchos souvenirs, (recuerdos) que son legales en otros países, allí
son ilegales. Así que, si vas a Australia a visitar a algún amigo, no es buena idea llevarse conchas,
cuernos o pieles de animales como regalos, porque los agentes de aduana llevan muchos
años confiscándolos y lo que lleva años prohibido en Australia se está ahora prohibiendo en
otros países.

UNIT5
PORTOBELLO ROAD

Por donde quiera que vayas en Gran Bretaña encuentras antigüedades en venta. Uno
de los más famosos mercados de antigüedades está en la Portobello Road de Londres. Todos los
sábados los comerciantes de antigüedades llenan de puestos Portobello Road y las calles adyacentes
y venden antigüedades de todas las formas y tamaños. Multitudes de turistas visitan este
mercado, así que si quieres ir allí, no es mala idea hacerla por la mañana temprano.

Algunos vendedores de antigüedades son muy educados y tan sólo le preguntan a uno: "¿En qué
puedo servirla, señora?", o bien: "¿En qué puedo servirle, caballero?". La respuesta del turista
es a menudo: "Sólo estaba mirando". Otros vendedores hablan mucho, vocean sus precios y
ensalzan su mercancía: "Éste sólo cuesta 5, aquél sólo 10, éstos, 25 cada uno y aquéllos, 50".
Algunos vendedores tienen toda clase de mercancías, unas junto a otras, mientras otros
se especializan en una determinada clase de artículos. Por ejemplo, algunos sólo venden plata.

Te ofrecen candelabros de plata, marcos de plata para fotografías, cortapapeles de plata, pitilleras
y mecheros de plata y, por supuesto, cubertería de plata. Muchos de estos son de la época
victoriana. Otros sólo venden porcelana. Estos suelen tener juegos de té de seis tazas con sus
platillos, seis platos adicionales, una tetera, una jarrita para la leche y un azucarero. Otros vendedores
sólo venden relojes en general y de pulsera. Suelen tener una gran variedad de ellos, por
ejemplo, relojes de pie, relojes de pared o la típica clase de reloj que se ve sobre las repisas de las
chimeneas.
Si uno busca muebles, tiene que entrar en las tiendas de esas calles. Allí se pueden encontrar
mesas y sillas de madera de caoba,cómodas o armarios roperos. Incluso si se ha ido al
mercado de Portobello Road sólo para ver hermosas antigüedades, es difícil abandonar el lugar
sin comprar algo.

UNIT6


COMMUTING4
Mi nombre es Nigel Dodd y vivo en Wellyn Garden City, una pequeña y bonita ciudad
a unos 50 kilómetros al norte de Londres. Como cientos de personas de mi ciudad y cientos de
miles de personas de toda Gran Bretaña, soy un cornrmzrer"; es decir que todas las mañañás
viajodesde mi ciudad a otra mayor, en este caso Londres, y vuelvo a casa por la tarde. Viajo
en los trenes commuter de los Ferrocarriles Británicos.
La organización es la palabra clave en la vida de un commuter y nuestro día empieza la
noche anterior. Por eso, todas las noches, antes de irme a la cama, preparo' mi maletín y lo
dejo al lado de la puerta de entrada. Coloco la ropa que me vaya poner al día siguiente sobre
una silla e incluso dejo la mesa puesta para el desayuno. Cuando suena el despertador, salto de
la cama, me lavo, me visto y desayuno. Voy andando a la estación, compro allí el periódico y si
mi tren llega a la hora, sólo tengo que esperar dos o tres minutos. En el tren suelo encontrar
asiento y leo el periódico. Cuando llegamos a la estación de Kings Cross, me apeo del tren, cruzo
el andén a toda prisa,[subo] un tramo de escaleras y luego bajo otro y cojo el metro.
Cuando me bajo del metro, salgo a la calle y ando un corto trecho hasta la oficina. Mi jefe vive
al lado de la oficina y cuando llega, suelo estar ya sentado a mi mesa con una pila de carpetas delante
de ti.

Por la tarde la rutina vuelve a empezar y regreso a Wellyn Garden City de la misma manera.
Cuando llego a casa me doy un baño, me relajo y dispongo de mucho tiempo para trabajar
en el jardín, ir al parque, pasear por las calles o por los caminos y senderos del campo, salir
a tomar algo, o visitar a los amigos. ¿Qué es lo último que hago por la noche? ¡Exactamente!
Preparado todo para el día siguiente.

Entradas relacionadas: