Que recursos utilizan los poetas para evocar sentimientos

Enviado por Chuletator online y clasificado en Lengua y literatura

Escrito el en español con un tamaño de 7,54 KB

 
EXPONGA LAS PRINCIPALES Características DE GENERO DE LA Poesía Lírica Los textos líricos presentan una gran variedad tanto formal como temática. En general podemos decir que se caracterizan por el predominio de las funciones expresiva y oética del lenguaje.

La lírica cumple, ante todo, una función expresiva ya que es un medio de expresión de la intimidad y de las experiencias mas personales o subjetivas del poeta, que expresa sus sentimientos, emociones, estados de animo o ideas. El "yo poético" no debe identificarse directamente con el autor (aunque no cabe duda de que, en buena parte de los casos guarda importantes similitudes con éste), pues son frecuentes los textos en los que el poeta, para transmitirnos su mensaje, se "enmascara" tras otro "yo" que no es necesariamente imagen de si mismo.
La consecuencia inmediata de todo esto es la renuncia a la trama argumental. En la lírica, a descripción de los elementos reales o la narración de hechos sirven siempre para evocar el estado emocional del poeta. La forma externa puede ser narrativa, dialogada, etc., pero aun así la finalidad esencial seguirá siendo reflejar el estado de animo del poeta .
El otro aspecto fundamental es la función poética, ya que se usa el lenguaje de una forma especia con una intención estética. Para ello se cuida la forma del mensaje utilizando recursos literarios "extranadores" que se separan de la lengua estándar, a fin de que el lector se sorprenda y pueda descubrir en lo dicho nuevos y mas ricos significados.
La finalidad estética y la voluntad de forma, común a todos los textos literarios, se manifiesta en la lírica, frecuentemente, a través del verso, elemento esencial para crear e ritmo y la musicalidad. Para ello se sirve de la regularidad silábica, de la rima, de las epeticiones, etc. La rima y el verso pueden aparecer o no en el texto lírico (en muchas ocasiones el autor decide, conscientemente, escribir poemas sin rima y poemas en verso libre o incluso en prosa), pero los texto líricos siempre tienen ritmo. Para producir el efecto rítmico, fundamental en poesía, los poetas se pueden servir, por ejemplo, de la regularidad del numero de silabas, de la repetición del esquema métrico, de la rima asonante o consonante, de l utilización de estribillo, etc.
La forma de los textos líricos presenta, asimismo, otra característica fundamental: la concentración y la brevedad, ya que son producto de la interiorización de experiencias que se despojan de elementos que se consideran accesorios o anecdoticos (se ha dicho en numerosas ocasiones que en un poema TODO tiene importancia y NADA sobra). Por eso, para la correcta interpretación de un texto lírico es importante tener en cuenta que la forma del mensaje y su contenido son dos aspectos inseparables: la forma es la expresión del contenido, o sea, es significativa. Si un contenido fuese expresado con otra forma, se alteraría su valor y, por tanto, su significado.
La brevedad lleva consigo la acumulación de recursos expresivos. Estos pueden jugar con los (aliteración, onomatopeya, paranomasia, calambur), con la morfosintaxis (anáfora, sonidos anadiplosis, epanadiplosis, paralelismo, hipérbaton...) y con el léxico. (metáfora, símil metonimia, sinestesia...).
Por otro lado, para interpretar eficazmente un texto poético es necesario desentranar el sentido figurado del lenguaje. Por ejemplo, los sentimientos del poeta pueden ser tratados de forma expresiva como objetos materiales personificados.
En cuanto a la interpretación del contenido, si el lenguaje literario, en general, es plurisignificativo, la voluntad de forma que caracteriza especialmente al lenguaje poético exige del lector una lectura aun mas atenta y reflexiva, y una actitud abierta para interpretar y compartir los sentimientos e ideas que el poeta intenta transmitir. Los temas líricos son muy variados y pueden ir desde asuntos serios a asuntos mas o menos intrascendentes. Sin embargo, hay una serie de temas que han sido constantes a lo largo de la historia del género: a inquietud por los problemas sociales y políticos (constituyen la denominada poesía comprometida o poesía social), el amor (a un ser humano, a la naturaleza, a los dioses...), la vida y la muerte, el paso del tiempo, la contemplación del paisaje, a soledad del poeta y el mundo de los recuerdo, la religión.
Alguno de estos temas ha sufrido un tratamiento concreto que se ha repetido a lo largo de os tiempos. Se trata de los llamados "tópicos te y su conocimiento, al igual que las constantes propias de cada movimiento literario, pueden facilitar la lectura de estos textos. Destacamos, entre ellos:
Carpe diem ("Goza el momento"): tópico de origen clásico que invita a gozar de los placeres terrenales ente la perspectiva de su pronta desaparición.
Tempus fugit ("El tiempo huye"): se trata de la conciencia de la fugacidad de la vida, el paso rápido del tiempo y la angustia que provoca la inexorable llegada de la muerte
Homo viator ("Hombre caminante"): la vida terrenal no tiene valor en si misma; es solo un camino hacia la muerte y hacia la vida eterna. El poder igualatorio de la muerte: la muerte aguarda a todos los seres humanos son distinción de edad o condición.
Ubí sunt ("Donde están"): tópico que senala la desaparición de los bienes poseídos a causa de la destrucción que provoca la muerte. El poeta se pregunta qué sera ahora de todo aquello que resplandecía (juventud, dinero, poder...) en el pasado.
La Fortuna (la suerte, el destino):
tema de origen clásico que ejerció gran atracción entre los hombres del Siglo XV. Se trata de una seriora que, con su caprichosa rueda, rige el destino de los hombres.
Vanitas vanitatis ("Vanidad de vanidades"): tópico de origen bíblico que trata del desprecio hacia los bienes terrenales. Nada en este mundo posee auténtico valor. Los valores del mundo (belleza, juventud, poder...) terminan desapareciendo por efecto del tiempo, la fortuna o la muerte.
La vida es sueno: inconsistencia de la vida que es como un suero, un teatro, donde se confunden realidad y ficción.
Locus amoenus: descripción de un paisaje natural idealizado.
Beatus ille: elogio de la vida sencilla y retirada en el campo apartado de las pasiones como la vanidad o el poder
Los textos líricos pueden agruparse según la temática desarrollada en diversos subgéneros. Destacan, entre otros, los siguientes:
Elegía: Expresa sentimientos de dolor por la muerte de un ser querido. También se ha utilizado para la expresión de la fugacidad de la vida y de la nostalgia de la juventud perdida
Égloga: Se estructura como un dialogo entre pastores acerca de asuntos amorosos en un marco bucólico e idealizado
oda: Es un poema de larga extensión que trata asuntos diverso y en un tono elevado.
Canción: Generalmente de tipo amoroso, aunque también tiene cabida cualquier otro sentimiento.

sátira: Tiene por objeto la presentación humorística y breve de vicios y defectos individuales o sociales.
Himno: En la antigua Grecia era un canto de alabanza a los dioses o héroes y contenía sentimientos e ideales religiosos, patrióticos, uerreros y políticos de una colectividad. Desde la Edad Media ha perdurado también el himno litúrgico
Epigrama: Inicialmente, su tema fue de alabanza, aunque forma progresiva cualquier circunstancia con una salida sorprendente.

Entradas relacionadas: