Recursos modalizadores de un texto

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Lengua y literatura

Escrito el en español con un tamaño de 4,3 KB

 

La modalización es un concepto que se relaciona directamente con la subjetividad que manifiesta el emisor en su discurso. Decimos que un texto está modalizado cuando es muy subjetivo, cuando en él encontramos marcas explícitas del enunciador. El primero de ellos es la presencia constante del "yo" de la enunciación a través de los deícticos personales .
Carmen Rigalt recurre sistemáticamente a la primera persona del singular, puesto que el texto gira en torno a su experiencia con los ordenadores y las redes sociales ("Recuerdo los primeros balbuceos..."; "a mí me parecía morse..."; "mi relación con..."; "muchas veces amenacé..."; "no estoy en Twitter"). La articulista también se manifiesta a través de los plurales inclusivos de la introducción ("Hemos tardado" y "habremos dejado"), En segundo lugar, apreciamos de forma palmaria un léxico valorativo (adictivas, exhibicionistas, efímeras, ansiosas, indispensable, trasto, torpeza, , secta,...). Con la excepción de un enunciado dubitativo en la introducción, predomina la modalidad oracional enunciativa, con la que se quiere demostrar seguridad y veracidad ("La vida es más virtual que real"; "hemos tardado 5000 años en hacer el primer ordenador"; Serían igualmente valorativos algunos recursos literarios, como las hipérboles "aquello parecía morse", "ahí dentro guardaba la vida". El texto tampoco está exento de coloquialismos que permiten una aproximación al lector ("Las nuevas tecnologías van a toda leche"; "tuiteando y retuiteando como descosidas"). En definitiva, tratándose de una columna periodística, consideramos apropiada la incorporación de todos estos recursos modalizadores, por lo que estaríamos no solo ante un discurso coherente y cohesionado, sino también ante un texto adecuado perfectamente construido desde el punto de vista comunicativo.


El término deíxis designa la capacidad que tienen algunas unidades gramaticales de la lengua de remitirnos no solo a los elementos de la situación comunicativa, sino también a otros constituyentes del discurso. En relación con la deíxis personal, el "yo" de la enunciación se manifiesta en el texto a través de los deícticos personales (pronombres, determinantes y desinencias verbales). Carmen Rigalt recurre a la primera persona del singular, puesto que el artículo gira en torno a su experiencia con los ordenadores y las redes sociales ("Recuerdo los primeros balbuceos..."; "a mí me parecía morse" "mi relación con""no estoy en Twitter") También se revela a través de los plurales inclusivos de la introducción ("Hemos tardado" y "habremos dejado"). La deíxis temporal, subrayamos los adverbios "ahora" y "ya" (así como las expresiones "dentro de nada"en este tiempo" que dotan al texto de una cierta actualidad. La desinencia de los verbos también nos informa del tiempo. Puesto que nos hallamos ante un artículo periodístico que analiza un suceso actual, las formas en presente son las más copiosas (es, van, construyen, maneja, hay, se anuncia, vive, habla...). Este predominio del presente se rompe en el cuerpo argumentativo para describir aspectos del pasado que son capitales para entender la configuración de nuestro mundo contemporáneo (parecía, pasó, quise, tuteaba, amenacé, evaporaron, recibí, leí...). Los elementos deícticos espaciales son inexistentes. Hablamos de deíxis textual, que se manifiesta por medio de dos mecanismos distintos: la anáfora y la catáfora.
La anáfora, se apreciaría en los pronombres demostrativos "aquello" y "esto".La catáfora, que no suele abundar en los textos, se percibe en el pronombre "le".En conclusión, y como hemos comprobado, la deíxis se erige como un potente mecanismo de cohesión que nos ayuda a evitar las reiteraciones innecesarias y a anclar el mensaje dentro del eje espacio-temporal.

Entradas relacionadas: