Pueblos prerromanos colonizaciones históricas selectividad

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Latín

Escrito el en español con un tamaño de 11,75 KB

 

T1 RASGOS GENERALES DE LA PREHISTORIA. ATAPUERCA

 La hominización es el proceso evolutivo de adquisición de la actual fisiología cultural de la humanidad. La Prehistoria

 es el periodo histórico anterior a la aparición de la escritura. Se estudia a través de los restos humanos fósiles y de los

 instrumentos utilizados por el hombre. Se divide en: edad de piedra y edad de los metales. La edad de Piedra se divide

 en: Paleolítico (2,5millones - 5mil) los seres humanos se dedicaban a la recolección de frutos y semillas junto con la caza,

 se subdivide en inferior (800mil - 90mil, cultura achelense), medio (90mil - 35mil, cultura musteriense), superior (35mil -

 10mil, cultura magdaleniense) y Mesolítico (10mil - 5mil); y Neolítico (5mil - 3mil) agricultura, ganadería, sedentarismo y

 uso de cerámica y tejidos. La edad de los Metales se divide en: Edad de Cobre (3mil - 2mil), Edad de Bronce (2mil - 1mil)

 y Edad de Hierro (desde 1mil a. C.); destacan la tipología de metales, el megalitismo y los pueblos amurallados.

 Los yacimientos arqueológicos españoles son Torralba y Ambrona (Soria, Paleolítico Inferior), El Castillo (Cantabria, Paleolítico

 Medio), Tito Bustillo (Asturias, Paleolítico Superior). La zona levantina para el Mesolítico y la Cueva de Altamira (Cantabria)

 las pinturas rupestres. Atapuerca es el mejor yacimiento arqueológico de la Península Ibérica. En 1873 se conocen los primeros

 hallazgos, y en el siglo XX se conoce el potencial de este yacimiento. En 1964 se realizan las primeras excavaciones (el

 historiador Jordá) y en 1976 se encuentran los primeros fósiles humanos (el paleontólogo Aguirre). Los primeros pobladores

 de la Península Ibérica fueron los Homo Hábilis hace 1.000.000 de años (instrumentos de piedra, cultura achelense, economía

 depredadora, clima de glaciaciones con animales muy grandes, arte en pinturas rupestres). Hace 800.000 años llegó el Homo

 Antecesor (hachas unifaciales, cultura achelense, economía depredadora, clima de glaciares con animales muy grandes,

 representación de pinturas). Hace 300.000 años llegaron los Homo Heidelbergensis. Hace 100.000 años la Península estaba

 poblada por el Hombre de Neandertal (hachas bifaciales, raederas, cultura musteriense, economía depredadora, hábil e inteligente

, entierra a sus muertos, utiliza y sabe realizar fuego). Hace 50.000 años el proceso de hominización culminó con el Homo Sapiens

 Sapiens (hachas de raedera y objetos en hueso, cultura auriñaciense, solutrense y magdaleniense, progresos técnicos y artísticos).

 La hominización se produce en el Paleolítico, cuando el ser humano es nómada, depredador y vive en clanes. En el Mesolítico

 los homínidos tienen que adaptarse a un cambio climático. En el Neolítico aparecen la agricultura, la ganadería, la jerarquización

 social, el trabajo con metales, la sedentarización, el comercio, el transporte y los megalitos.

LOS PUEBLOS PRERROMANOS. LAS COLONIZACIONES HISTÓRICAS DE FENICIOS, GRIEGOS Y CARTAGINESES

 Los pueblos prerromanos son los pueblos que habitan la Península Ibérica antes que los romanos. Son agricultores y ganaderos

, trajeron el hierro y tienen rituales de enterramiento y una sociedad jerarquizada. Los tartessos se expandieron durante los siglos

 IX al V en la cuenca del Guadalquivir. Metalurgia (metales preciosos), avanzadas técnicas agrarias (regadío), escritura propia,

 grandes comerciantes, religión politeísta. Tuvo contacto con Fenicios y Foceos. Los íberos se situaron al este y sur de la península

. Recibieron influencia de fenicios y griegos. Tuvieron desarrollo urbano, económico y cultural (moneda, lengua de signos y jerarquía

 de capas sociales). Dominaban la escultura (Dama de Elche), la cerámica y la joyería. Los celtas se establecieron en el centro y norte

 de la península. Vivían en castros, dominaban el trabajo del hierro, se dedicaban a la ganadería, hacían menhires y dólmenes. De la

mezcla de algunas tribus íberas y celtas surgieron poblaciones celtíberas, que siguieron existiendo durante siglos asimilados a otros

 pueblos. Destacan los Astures por ser propios de León, Asturias, este de Galicia y norte de Portugal. Eran ganaderos y agricultores,

 tenían carácter guerrero. En esta época algunos pueblos mediterráneos iniciaron un proceso de colonización. Colonizar es habitar

 un territorio nuevo pacíficamente por razones económicas o políticas. Los fenicios procedían de Siria y Líbano, llegaron a la península

 en 1000 a. C y fundaron colonias como Gadir y Malaca. No vinieron a conquistar, sino a comerciar. Aportaron una escritura alfabética,

 moneda, nuevos productos vegetales, factorías de salazón y conserva de pescado y técnicas en cerámica (torno).

 Los griegos llegaron de Massalia a partir del siglo VIII a.C. Fundaron colonias como Rhodes y Emporion. Aportaron nuevos cultivos

 (olivo, vid), animales domésticos, tejidos y cerámica; tenían moneda propia y tuvieron gran influencia cultural. Desarrollaron un fuerte

 tráfico comercial entre Grecia y la Península. Los cartagineses procedían de Cartago (Túnez). Colonizaron Ibiza y fundaron Cartago

Nova con intención de crear un Imperio militar y económico. Explotaron los recursos mineros de la Península Ibérica. Su expansión

 coincidíó con la de Roma con la que mantuvieron diversos enfrentamientos (guerras púnicas). La primera Guerra Púnica fue por

 controlar Sicilia. En el 219 los cartagineses atacaron Sagunto, con lo que se inició la segunda Guerra Púnica, en la que Aníbal atravesó

 la Península Ibérica y vencíó a los romanos en Italia, aunque finalmente fue derrotado. Se desarrolló una tercera Guerra Púnica que

 vencieron los romanos.

CONQUISTA Y ROMANIZACIÓN: LA PERVIVENCIA DEL LEGADO CULTURAL ROMANO EN LA CULTURA HISPÁNICA

 A finales del s. III a.C. Roma inicia una política expansiva que la enfrenta con Cartago y la lleva a ocupar la península en tres etapas:

 La primera etapa (218-197 a.C.) en la Segunda Guerra
Púnica. Aníbal ocupó Sagunto y quería ir a Italia, Escipión ocupó la costa

 mediterránea para cortarle el paso, Aníbal fue derrotado y en 197 a.C. Los romanos expulsaron a los cartagineses de la península.

 En la segunda etapa (197-133 a.C.) se derrotó a los celtíberos en el asedio de Numancia y a los lusitanos asesinando a Viriato. Asimismo

 se incorporó Galicia.  En la tercera etapa (133-19 a.C.) el Emperador Octavio Augusto conquista las Baleares y los pueblos del norte peninsular.

 Se produjeron las Guerras Civiles que enfrentaron a Pompeyo y César, que acabaron con el triunfo de Octavio Augusto y la creación del

 Imperio sometido a la Pax romana. El Imperio Romano estuvo constituido por: monarquía (753-509 a. C.), República (509 a. C. – 29 d. C.) e

 Imperio (29 - 476 d. C.). La romanización es el proceso por el que los pueblos sometidos a Roma adoptan la lengua, la cultura, el modo de

 vida y de sociedad del Imperio. En Hispania se inicia con la conquista mediante soldados, comerciantes y funcionarios. El uso del latín vulgar

 da origen a las lenguas romances (castellano, galaicoportugués y catalán). De Hispania proceden escritores como Columela, Séneca o Lucano.

 Fundaron ciudades (Legio Séptima, Cesaraugusta, Emérita Augusta) a partir de campamentos de la legión, que fueron los núcleos de

 romanización y comercio. Unieron las ciudades, puertos y minas mediante un sistema de calzadas. Dotaron a las ciudades de canalizaciones

 y alcantarillados, puentes (Alcántara) y acueductos (Segovia). El arte adoptó las formas y el utilitarismo romano, destacaron las obras civiles

destinadas al ocio: teatros (Mérida), anfiteatro (Sevilla), circos, arcos de triunfo, termas.Decoración con mosaicos, retrato realista.

 Dividieron la península en provincias y municipios con distintos derechos. Explotaron las riquezas mineras y agrícolas introduciendo nuevas

 técnicas (arado romano, regadío), crearon nuevas industrias (salazón, tejidos, cerámica, aceite). La religión romana politeísta, se uníó a los cultos

 orientales y al culto al emperador y en el siglo I llegó también el cristianismo. A partir del siglo III d. C. La crisis del Imperio romano centrada

 principalmente en la reducción de los ingresos económicos empujó a diferentes pueblos bárbaros para adentrarse en el Imperio romano.

Entradas relacionadas: