Propiedad y precisión léxica

Enviado por Chuletator online y clasificado en Español

Escrito el en español con un tamaño de 8,18 KB

 

GENERO-


La finalidad de este texto es poner en evidencia la actitud endiosada de ciertos futbolistas que creen tener privilegios especiales al resto de los mortales. Por tanto, podemos afirmar que pertenece al subgénero de opinión. Además, el hecho de que esté firmado y el marcado tono subjetivo nos hace pensar que podría tratarse de una columna en la que colabore habitualmente el autor de la misma. Dicha subjetividad queda patente en rasgos como el empleo del léxico valorativo peyorativo (“estos chicos”), uso de rasgos coloquiales (“pavoneas”), preguntas retóricas (“¿Cómo no creerte Dios?”) o comparaciones (“como Buda”, “como el rey Midas”) que sirven para reforzar el sarcasmo con el que se dirige a los futbolistas (2ª persona singular) y que rezuma en todo el artículo.


REGISTROS-En general, y como es propio de un artículo de opinión, el texto “Villanía léxica” hace uso del registroformal-estándar propio del lenguaje periodístico que se dirige a un público amplio de un nivel cultural medio. Se trata de un texto planificado y revisado, y ello se nota en la corrección gramatical (empleo del TRATAMIENTO DE CORTESÍA: “No les quepa duda (a ustedes)”) y el empleo de construcciones sintácticas cuidadas, complejas y coherentes (“Lo curioso… es que, mientras ...Le preocupa...que ...Grosero”). En cuanto al VOCABULARIO, se caracteriza por la VARIEDAD y la PRECISIÓN, como se ve en el empleo de SINÓNIMOS (“zafio/grosero”, “utilizar”/”adoptar”, “palabra”/”término”/”vocablo”, “humillante/denigrante”) y uso de HIPÓNIMOS como “confesaba”, “sugería” y “proponga” en lugar de la palabra baúl “decir”. Hay también en el texto VOCABULARIO DE NIVEL CULTO (“aberrantes”, “denigrante”, “asimismo”, “en boca de”, “carecer de”) y hasta TECNICISMOS de la lingüística usados por afán de precisión (“significado”, “significante”, “eufemismos” “léxico”) propios del registroformal-culto con los que demuestra el alto grado de instrucción del autor y cuya voluntad de estilo viene, además, marcada por el uso de RECURSOS ESTILÍSTICOS como la METÁFORA (“policías del lenguaje”) o la REPETICIÓN DE LA NEGACIÓN (“ni”, “no”, “nunca”)

Sin embargo, el género del artículo de opinión también se caracteriza, dentro del ámbito periodístico, por una LIBERTAD DE ESTILO que a menudo se manifiesta en el uso de RASGOS COLOQUIALES para acercarse al nivel de los lectores de los medios de comunicación de masas que son propios del registroinformal-coloquial
Son rasgos ocasionales, en los que predomina la espontaneidad, la expresividad y el contacto con el receptor, por encima del afán de precisión y claridad.

En la sintaxis, son coloquiales la SUPRESIÓN DEL VERBO en “pues no (voy a retirarlas)” y el empleo de INCISOS que recuerdan a la lengua hablada, bien de tipo expresivo (“qué contraste”, “lo lamento”, “lo siento mucho”), bien fático-apelativo (“no les quepa duda”).

En la morfología y el vocabulario, se da el empleo de FRASES HECHAS (“de buenas a primeras”) y del AUMENTATIVO con valor afectivo-despectivo (“bestiajas”).

En este texto concreto, el registro coloquial tiene además una manifestación peculiar, ya que precisamente el tema del texto es el abuso de expresiones groseras en los medios de comunicación por lo que para ilustrarlo, Javier Marías se ve en la necesidad de usar coloquialismos de tono grosero que corresponden al registroinformal-vulgar
. Se trata de frases más o menos hechas (“poner los ovarios encima de la mesa“, “me sale del chichi”) y términos coloquiales para referirse al órgano sexual femenino (“chichi”, “potorro”).

Entradas relacionadas: