Principales cambios que se produjeron en Francia a raíz de la revolución francesa de 1789

Enviado por Chuletator online y clasificado en Historia

Escrito el en español con un tamaño de 11,62 KB

 
   TEMA 11. LA CRISIS DEL ANTIGUO RÉGIMEN EN ESPAÑA (1808-1833) 
1.- LA CRISIS DE 1808 Y LA GUERRA DE LA INDEPENDENCIA 
Durante los reinados de Carlos IV y Fernando VII , España vivíó la crisis del Antiguo Régimen  y varias tentativas de Revolución Liberal. España se vio mezclada en la Revolución Francesa y las Guerras Napoleónicas y sufríó la invasión francesa.
Se produjo un enfrentamiento entre Absolutismo y Liberalismo, 
La crisis del Antiguo Régimen se inició por: 
- la Revolución Francesa . Por un lado, algunos ilustrados confiaron en que eso aceleraría las reformas. Por su parte, el gobierno de Floridablanca  cerró todo tipo de contacto con Francia.
-El desprestigio del gobierno español personificado en Manuel Godoy. Godoy no pudo evitar que España se mezclara en los conflictos entre Inglaterra y la Francia Revolucionaria. 
ACONTECIMIENTOS. En Octubre de 1807 se descubrieron planes de Fernando para sustiruir a su padre, Carlos IV y derribar a Godoy. Por otra parte Godoy se mostró sumiso con Napoleón al firmar el Tratado de Fontainebleau, que daba libre paso a las tropas francesas por el suelo español. La excusa era la conquista de Portugal, pero era evidente que el ejército francés planeaba ocupar España. Este tratado provocó el Motín de Aranjuez en el que Fernando VII obligó a su padre Carlos IV a destituir a Godoy y a abdicar en su favor. Napoleón les hizo abdicar a favor de su hermano José I Bonaparte.
REACCIÓN: el pueblo español reacciónó contra lo que consideraba como una usurpación. El pueblo de Madrid se levantó contra los franceses, provocando una brutal represión .  se  formaron juntas locales, es decir, gobiernos espontáneos y populares que organizaron la defensa contra los franceses.  
De este modo se originó la Guerra de Independencia.
     En España se desarrolló un doble poder: 
•Por un lado estaba José I Bonaparte apoyado por los ocupantes franceses y ilustrados españoles que pensaban que  traería la modernidad a España y admitieron una carta otorgada, el Estatuto de Bayona . 
•Por otro lado, la resistencia contra los franceses, organizada en torno a las juntas, en la que se unían absolutistas y liberales, unidos por la causa de Fernando VII y con la colaboración de portugueses y del ejército británico de Wellington.  
Fases de la Guerra de Independencia 
           1ª) Entre Mayo-Noviembre de 1808, los franceses van ocupando el territorio, la resistencia española en los  asedio obliga a los franceses a replegarse  y abandonar Madrid. 
           2ª) Entre Noviembre de 1808 y 1812 Napoleón llega a España con un gran ejército y ocupa casi toda la Península . .  Hasta Julio de 1812, la guerra será favorable a los franceses.  
Sin embargo, la  ocupación francesa no es firme por la acción de los guerrilleros , que no consiguen victorias campales, pero desgastan al ejército francés.
            3ª) Entre 1812-1814. Napoleón se ve obligado a sacar tropas de España y Wellington inicia la ofensiva desde Portugal, derrota a los franceses en Los Arapiles y les persigue hasta los Pirineos. La derrota de Napoleón supuso el fin definitivo de la guerra. 
2.- LA REVOLUCIÓN LIBERAL, LAS CORTES DE CÁDIZ Y LA CONSTITUCIÓN DE 
1812 
Esta revolución política se produjo por las complejas circunstancias de la ocupación francesa y el vacío de poder. Si no hubiera sido así y a tenor de la debilidad de la burguésía española, es muy probable que la revolución no se hubiera producido. 
Hubo que improvisar nuevas formas desorganización para hacer frente a una situación nueva. En las ciudades sublevadas se formaron JUNTAS que sustituían a las instituciones anteriores. Estaban formadas principalmente por militares, clérigos y cargos públicos municipales. Tomaron decisiones urgentes como reclutar tropas, conseguir armas y dinero y mandar emisarios a otras ciudades. Muchas se coordinaron y formaron una JUNTA PROVINCIAL, que culmina en Septiembre de 1808 en una JUNTA CENTRAL que actuó como gobierno efectivo de la España patriota.  
Las Cortes de Cádiz se convocaron en circunstancias muy especiales, por un lado fueron de asamblea única y no por estamentos como era tradicional. Tenían derecho a voto los españoles varones mayores de 25 años; además, Cádiz, ciudad comercial, contaba con un importante peso de la burguésía. Sus ideas políticas podían agruparse en 3 tendencias:  
•Los absolutistas.
•Los reformistas . 
•Los liberales. Pese a no ser mayoría, tenían los objetivos más claros y lograron imponer sus criterios. 
. Algunas de las reformas que llevaron a cabo: 
En un primer decreto, se establecíó la Soberanía Nacional.
Decreto de libertad de imprenta.  Abolición de la tortura. 
 Supresión del feudalismo 
Aprobación de normas para elección de los ayuntamientos.  Supresión de la Inquisición. 
Pero la medida de mayor trascendencia fue la aprobación de la Constitución de Cádiz de 1812. . Los principios esenciales: 
Art. 3: soberanía nacional. 
Separación de poderes: 
Elección de los representantes en las Cortes mediante el sufragio universal masculino indirecto. 
Monarquía moderada; la persona del rey es “sagrada e inviolable” . 
Libertad económica 
El catolicismo es la religión oficial y “única verdadera”   
3.-EL REINADO DE Fernando VII: SUS ETAPAS 
3.1.-Restauración y Sexenio Absolutista (1814-1820) 
          Por el Tratado de Valençay, Fernando VII volvíó a España, pero, en lugar de ir a jurar la Constitución a Madrid, se dirigíó a Valencia. Allí recibíó el Manifiesto de los Persas , el rey les hizo caso y por el Decreto de Valencia (1814) declaró nula y sin efecto la Constitución de 1812 y las Cortes de Cádiz.  Se reestablece la Inquisición, el feudalismo y los antiguos Consejos. Se suprimieron casi todos los periódicos y la libertad de expresión. 
          Sin embargo, este período de gobierno no fue fácil. Por un lado España y la Hacienda Real estaba arruinada. Fernando VII y su “camarilla” pensaban que podían gobernar como si nada hubiera ocurrido.
          Además, cundíó el descontento en el ejército. Este descontento se exprésó en los  pronunciamientos. 
          Precisamente el pronunciamiento de Riego tuvo éxito y obligó a Fernando VII a jurar la constitución de 1812. Así se inició el Trienio Liberal.  
3.2.- El Trienio Liberal (1820-1823) 
          El Trienio Liberal fue un período en el que, aunque limitadamente pudieron llevarse a la práctica algunos de los principios de la Constitución de 1812. Así se abolíó el Feudalismo y los Mayorazgos así como la Inquisición. Hubo Constitución, elecciones a Cortes, libertad de imprenta, Milicia Nacional. Del mismo modo, se pusieron las bases de las posteriores desamortizaciones. Sin embargo, la oposición al régimen liberal fue fortísima. 
          Por un lado, los propios liberales debilitaron el sistema al dividirse entre sí  entre moderados o doceañistas y exaltados o veinteañistas.
         Por otro lado, el propio rey Fernando VII utilizó todos los resortes que le daba la propia Constitución, para limitar su aplicación. Además, a partir de 1822 se organizó la oposición absolutista tanto interna como externa 
         Finalmente, el Congreso de Verona autorizó a Francia a restablecer el Absolutismo en España por la fuerza. Este ejército, los Cien Mil Hijos de San Luis, al mando del Duque de Angulema entró en España ante la pasividad general de la población. Las autoridades abandonaron Madrid y se marcharon a Sevilla obligando al rey a que los acompañara y después decidieron continuar hasta Cádiz, a lo que Fernando VII se negó, declarando la incapacidad momentánea del rey. Finalmente   y sin mucha oposición, Angulema vencíó a los liberales y  restablecíó a Fernando VII como soberano absoluto.
3.3.- La Década Absolutista u Ominosa (1823-1833) 
        Fernando VII anuló la Constitución de 1812 e inició la represión contra los liberales. Su afán de venganza chocaba con las presiones de Europa que no querían un baño de sangre,  e inició una etapa de gobierno más cercana al Despotismo Ilustrado, dando lugar a ciertas reformas. Esto le valíó la doble oposición, tanto de liberales como de los apostólicos. 
         La pérdida definitiva de la mayor parte de las colonias siguió dificultando la labor de gobierno y empobreciendo a la Hacienda real. 
           En 1827 los grupos conservadores se levantaron contra el rey llegando a tener 30 000 hombres en armas y ocupar varias localidades. Insatisfechos de un poder que creían no defendía suficientemente la antigua sociedad, obligaron a Fernando VII a desplazarse a Cataluña para sofocar la rebelión.          Los liberales desde el exilio intentaron acabar con Fernando VII con desembarcos y pronunciamientos frustrados. Es de destacar la ejecución en 1831 en Granada de Mariana Pineda o el desembarco de Torrijos en Málaga para comenzar un pronunciamiento, que fue fusilado. 
          Al final del reinado de Fernando VII se planteó el problema sucesorio. El rey quería asegurar la sucesión ya que no tenía descendencia. Casado por cuarta vez a fines de 1829 con María Cristina de Borbón, en Mayo de 1830 se anunciaba el embarazo de la reina. Un mes antes se había publicado la Pragmática Sanción de 1789 que derogaba la Ley Sálica implantada por Felipe V que excluía a la mujer de la línea sucesoria. Fue anulada por Carlos IV en las Cortes de 1788-1789, pero el comienzo de la Revolución Francesa hizo que las Cortes se cerraran antes de aprobar la Pragmática Sanción., lo que permitía reinar a las mujeres. Ahora, Fernando VII es quien la retoma en previsión del nacimiento de su heredero/a para que puedieran reinar las mujeres en España. En Octubre de 1830 nacía una niña, la futura Isabel II.  
          Carlos María Isidro reclamó su derecho a la sucesión. En el verano de 1832 tuvieron lugar los sucesos de la Granja, una confusa sucesión de acontecimientos: aprovechando una transitoria crisis de salud, Fernando fue convencido por los absolutistas, entre ellos Calomarde,  para firmar la derogación de la pragmática de 1789, lo que supónía que su hija no podría reinar y los derechos pasaban a don Carlos. Ero, tras recuperarse, el rey, presionado por los anticarlistas, revocó dicho documento, cambió el gobierno y dejó como heredera a su hija Isabel. Durante su minoría de edad, sólo tenía 3 años cuando muere su padre, su madre María Cristina actuará como Reina Gobernadora.  
           Este conflicto dinástico entre Carlos María Isidro e Isabel, conocido como Guerra Carlista, supuso el enfrentamiento militar en una Guerra Civil entre Absolutismo y Liberalismo. Esto se debíó a que si los absolutistas apostólicos apoyaron a Don Carlos, la Reina Gobernadora María Cristina de Borbón tuvo que buscar el apoyo de los liberales moderados para defender los derechos de su hija. 

Entradas relacionadas: