Poemas con el mismo numero de silabas en cada verso

Enviado por Chuletator online y clasificado en Español

Escrito el en español con un tamaño de 4,35 KB

 

El poema consta de 19 versos repartidos en 3 estrofas de 6-6-7 versos correspondientemente.Sus versos van desde las 4 sílabas del verso
12, hasta las 14 de los tres últimos versos.
Es entonces verso libre, ya que no se atiene a las normas de regularidad silábica o a ningún pie o cláusula métrica determinada. Se organiza según el cauce del sentimiento poético. Esta irregularidad silábica es mayor en la 1ª estrofa. En la 2ª estrofa hay una mayor tendencia a la regularidad, en el vemos la clásica combinación de endecasílabos y heptasílabos. Los versos cortos: 3 “el corazón” y 12 “No estoy solo”, resaltan claramente, marcando un ritmo cortado que los destaca por encima de los demás.

El verso 12 en concreto, dada su repetición (presente en el verso 8) y su aparición ahora en solitario, insiste, tajantemente, en su sentido.

El primer verso de la tercera estrofa está considerado, como auténtico Alejandrino. Recursos Literarios: Polisíndeton: Repetición insistente de la misma conjunción. V. 14/15/17 Paralelismo: Repetición de construcciones similares en dos o más versos o grupos sintácticos. V. 18/19 Encabalgamientos: Fenómeno que se produce en una estrofa cuando la pausa final de un verso no coincide con la pausa gramatical o semántica o cuando una palabra se parte en dos, quedando la primera parte en un verso y la segunda en el siguiente. En el verso 1/ 2 haya ya un encabalgamiento sintagmático: secreta desolación. Rima: En el campo de la rima podemos observar que es muy escasa. Por ello,  las pocas rimas que usa tienden, sobre todo, a estar bastante distanciadas, de manera que actúen como leve eco. Por este mismo motivo son asonantes. Tópicos Literáríos: El tópico del hombre que camina, el “Homo viator” también se deja sentir y enriquece notablemente el sentido del poema. Referencias a Quevedo: El primer reconocimiento que nos produce ya el título quevediano, y el sentido de hombre como ser mortal. También en Quevedo hay una nota de esperanza, la muerte es una realidad, pero la vida también; aunque sea polvo, estará enamorado. “Serán ceniza...”, obvia cita de los versos quevedianos sobre el amor constante más allá de la muerte –“Serán ceniza, más tendrán sentido, / polvo serán, más polvo enamorado”


Entradas relacionadas: