Pedro García cabrera un dia habrá una isla comentario

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Lengua y literatura

Escrito el en español con un tamaño de 7,76 KB

 

Pedro García Cabreranacio en vallehermoso en 1905, y es sin lugar a dudas, una de las figuras literarias Canarias de mayor proyección en el tiempo, debido a la influecia que ejercerán sus obras durante el presente siglo del autor, y que todavía hoy perdura..Además por otra parte tuvo gran prolleccion espacial, ya que tuvo reconocimiento en la península.

Se suele decir que la vida de García cabrera, al igual que su obra, viene conformadas particularmente por varias constantes como el claro compromiso social, la especial atenciónhacia el paisaje isleño" La alegría del mar le pido a todos y determinadas circunstancias históricas, que incidieron directamente en las mismas.

Debido a esta causa según la época nos encontramos con un garcía cabrera que se tranforma, y con el su obra, acercándose a distintas tendencias como el Modernismo y a los ismos(Surrealismo, y en menor medida creacionismo) ademas de ciertas pinceladas de la poesía pura de Juan Ramón Jiménez. También y por último se encuentran rasgos muy parecidos a los de la estética lorquina y de rafael alberti en algunas de sus obras. De igual manera influyeron también en la autora josefina de la Torre, pero a diferncia de carcia cabrera que se comprometió socialmente, dicha autora vivió en un ambiente mas familiar y esteticista.

El autor canario participo activamente en la efervescencia cultural de los primeros treinta años del Siglo XX y acaba implicado políticamente, conduciendo sus pasos hacia un compromiso ideológico y social muy significativo, que buscaba una libertad solidaria. "Solo no estoy. Están conmigo siempre horizontes y manos de esperanza"

En el año 1922 comenzó su obra literaria enviando un relato breve que fue publicado en una revista local, y en adelantye se proyectó y continuó con líquenes, transferencias fugadas, larodilla en el agua y dársena con despertadores.

Posteriormente se identifico con ideas progresistas, es por ello que la Guerra Civil española le convulsiono su vida alrrededor de diez largos años la vida del hombre y del poeta, siendo detenido, encarcelado, deportado a África, donde protagonizó una fuga, un accidente, una hospitalización, y nuevamente detenido fue devuelto a Canarias en libertad vigilada. Estps hechos, y otros como la relaccion amorosa con una enfermera, quedan reflejados en su obra  y en títulos como "entre la guerra y tu Romancero cautivo La arena y la intimidad Viaje al interior de la luz.

Pasado un tiempo el pueta escribe poesía de carácter social como Dia de Alondras en la que sus poemas convertidos en alondras , vuelan por jardines, bosques  campos, azoteas, alcobas, la ciudad, y la orilla del mar. El tema de la libertad se instala en su creación literaria.

En los años 50 y 60 escribe obras  " la Esperanza se mantiene, vuelta a la Isla Entre Cuatro paredes, Hora Punta del hombre, y las islas en que vivo. A este último libro pertenece el poema "Un día habrá una ista" Que A continuación Comentaresmos.

Junto al tema de la libertad , aparecen otros como el de un futuro mejor, el paisaje isleño, sus gentes y el mar sobre todo este últimocomo fuerza que empuja a seguir adelante.

En sus últimas obras aparece la rebeldía , el poeta no tolera las injusticias y las desigualdades sociales. Una vez más sus títulos son sugerentes,"elegías muertas de hambre", "ojos que no ven", "hacia la libertad" en la que anhela un mundo sin fronteras y en total libertad y A La mar fui a por Naranjas"

Que el poeta puede expresar su compromiso solidario con la sociedad nos lo demuestra nues- tro autor con este formidable poema


Con estos versos, Pedro García Cabrera explicita su fe en la palabra como

ćzrmćz transformadora de dicha sociedad. Es evidente que el discurso lírico puede pues erigirse en relevante espacio de denuncia, en espacio de decisivo compromiso personal frente, por ejemplo, a la obra literaria concebida como exclusivo marco de evasión. No fue esta última la postura adoptada por nuestro poeta, ni siquiera cuando sus versos coqueteaban con los ismos vanguardistas. En este poema denominado U71 un dia habrá na isla la fuerte carga lírica se acentúa ya desde los versos inicales con la presencia (que será recurrente) de la primera persona gramatical. Este yo lírico se refuerza, si cabe más aún, con la mención de los otros, irrenunciable en este clamor.
Elige Pedro García Cabrera el modelo métrico de la Silva combinando a voluntad heptasílabos con endecasílabos, con los que subraya así su impronta personal.
Respecto a la rima, da relevancia a la asonancia i-ćz de los versos impares 1,5,9,15 y 17 y focaliza así la atención sobre el concepto «isla>>. Recordemos que, en su preocupación constante por el paisaje, la isla ocupa siempre el epicentro de su mirada.
La estructura del poema se caracteriza por su disposición circular: el poeta empieza (v. 1 y 2) v acaba de modo similar (final del v. 17 y v. 18): reconociendo, necesitando, anhelando -——v a la vez certif1cando— la existencia de un espacio, de un entorno mejor, de un futuro más justo y solidario. .. V no solo para disfrutarlo él, en su soledad. Antes al contrario, el deseo del poeta es justamente compartirlo con los demás, (Az todo:. .. V. 5 y, de nuevo, él todos. . ., v. 16). En los versos centrales del poema (6 - 15) especifica esos otros grupos, esos sectores humanos desfavorecidos que igualmente[mhćm y van de la mano con el poeta. Así, observamos las alusiones, estructuralmente expresadas de modo paralelístico, y semánticamente adornadas con metáforas y metonimias (v. 7 y 15) y sucesivas perífrasis (v. 8 - 12) que señalán en su conjunto a los diferentes, a los que sufren, a los que se mues- tran llenos de convicción, a los perseguidos.
Si dibujásemos la organización que el poeta da a su clamor comprobaríamos el perfecto y equili- brado círculo que traza en su «isla>>:
Anhelo y constatación de la existencia de esa isla (vv. 1 - 2)Deseo de yacer en el1a... Con todos (vv. 5 - 5) Quiénes conforman ese «t0dos (vv. 6 ­ 15) Reiteración de su deseo. . . Con todos (vv. 14 - 16 y comienzo v.17) Anhelo y constatación de la existencia de esa isla (final v. 17 y v. 18)
La armónía del poema se justifica también con el empleo recurrente, en primer lugar, del hipérbaton que pone de relieve ideas y conceptos clave. Lo observamos en los versos 6 y 7 que destacan la imagen de la soledad y la presencia de los otros respectivamente, así como en el verso
16, que evoca la imagen de la esperanza («la alegría del mar>>). En segundo lugar,lafrecuenciadelencabalgamientosubraya la contundencia del mensaje que quiere ser unánime. Advertimos el encabalgamj/ento oracio-nal del comienzo y del ñnal del poema

Otros recursos estilísticos presentes no hacen sino reiterar la contundente fuerza expresiva del mensaje de García cabrera desde la elipsis del verso 3 hasta la antítesis del verso 15

En cuanto al tiempo y al espacio podemos decir que van dos tiempos paralelos a dos espacios, por una parte esta la isla de García cabrera real, que transcurre en un tiempo presente, y por otra parte esta la isla soñada y ansiada, que llegrá en el futuro.


Entradas relacionadas: