Papel de Dios en la filosofía cartesiana

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Filosofía y ética

Escrito el en español con un tamaño de 4,44 KB

 


*EL CRITERIO DE CERTEZA:

A partir de la primera certeza puede obtenerse un criterio de certeza, una norma que nos permita distinguir lo cierto de lo que no lo es. La primera certeza es una idea clara y distinta. Una idea clara es una idea evidente y una idea es distinta si está bien definida y separada de otras ideas. El propio criterio de certeza podría ser falso si Dios lo hubiera querido. Por eso el paso siguiente es demostrar la existencia del Dios real.


LA DEMOSTRACIÓN DE LA EXISTENCIA DE Dios:

Descartes realiza una demostración de la existencia de Dios a partir de su idea, desde dentro, desde el yo. Por su origen podemos distinguir tres tipos de ideas:

 -

Facticias

Ideas elaboradas por mi, fruto de mi imaginación.

 -

Adventicias

Ideas que parecen provenir el mundo exterior.

 -

Innatas

Ideas que ni fabrico yo ni pueden provenir de la experiencia. Las ideas innatas son propiedad original del alma.

La idea de Dios no proviene de la experiencia, no es adventicia y tampoco puede haber sido producida por mí. La idea de Dios es la idea de un ser infinito y yo soy finito y limitado, no puedo ser la causa de la idea de Dios. Cuando Dios me creo dejo en mi su huella.  Dios es la única idea de poder salir de nosotros mismos, las demás ideas pueden haber sido producidas por mi. Dios existe y no es un Dios engañador sino veraz, ajeno al error y a la mentira. En este momento ya es se puede                                         aplicar el criterio de certeza.
El proceso cartesiano ha ido de la duda al yo, del yo a la idea de Dios, de la idea de Dios a Dios mismo y Dios se convierte en la garantía de la objetividad de nuestro conocimiento.

*

LA EXSISTENCIA DE LOS CUERPOS

Hasta este momento Descartes ha establecido las certezas yo existo y Dios existe. Pero yo no soy únicamente espíritu, tengo la idea de poseer un cuerpo y es una idea clara y distinta, luego puedo estar cierto de ella. Concibo mi cuerpo como material y extenso, tengo certeza intelectual, de la existencia de los cuerpos, la extensión no es una percepción sensible, sino una idea clara y distinta. No puedo afirmar que el mundo sea tal y como yo lo percibo sensiblemente, solo podré estar seguro de lo que concibo clara y distintamente en los cuerpos


*LA SUSTANCIA:

Existen tres tipos de sustancias:

La sustancia espiritual infinita (Dios).

La sustancia espiritual finita o pensante (el yo).

La sustancia externa (los cuerpos).

En toda sustancia hay siempre un atributo principal, aquel que percibimos como lo esencial. El atributo fundamental del yo es el pensamiento, no lo podemos concebir sin conciencia. El de los cuerpos es la extensión, si algo es un cuerpo es necesariamente extenso.


*EL DUALISMOS CARTESIANO:

La separación de la sustancia extensa y de la sustancia pensante conduce a un fuerte dualismo. En el hombre hay dos sustancias: el cuerpo y la mente. El cuerpo es extenso, y está sometido a las leyes físicas y no es libre porque está dentro del determinismo físico que gobierna todos los cuerpos. La mente es puro pensamiento por ello el hombre es internamente libre. El problema es la relación entre el cuerpo y la mente.Descartes no resolvíó nunca esta cuestión y llegó a afirmar que el alma actuaba sobre el cuerpo a través de la glándula pineal en el interior del cerebro.


*EL MECANICISMO:

Descartes a alcanzado la certeza de la existencia de un mundo de objetos, este mundo se reduce a extensión y movimiento. La reducción cartesiana de la realidad a materia extensa y a movimiento, a las cualidades primarias está dentro de la visión del mundo de la Revolución científica. Objetivamente los cuerpos no son otra cosa que magnitud, figura y movimiento que son diversos modos de la extensión.Descartes geometrizó los cuerpos, podemos concebir la materia sin ninguna cualidad secundaria, pero no concebirla sin extensión. Todas las propiedades de la materia se reducen a su divisibilidad en partes y a la movilidad de dichas partes. Esto es el mecanicismo, una visión del mundo que tiene su precedente en el atomismo griego y que triunfara tras la Revolución científica.

Entradas relacionadas: