Origen y composición de las ideas

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Filosofía y ética

Escrito el en español con un tamaño de 4,02 KB

 


Siglo XVIII


Siglo de la Razón o de las luces. Ulustración.

Filósofo, economista e historiador escocés. 

EL CONOCIMIENTO

            El pensamiento de David Hume (s XVIII) representa el punto culminante de la tradición empirísta (basado en la experiencia)
.Sus principales obras:”Tratado sobre la naturaleza humana”, “Investigación sobre el entendimiento humano”, “Investigación sobre los principios de la moral”, resultaron una crítica demoledora de la metafísica.

            Para Hume todas las ciencias se relacionan con la naturaleza humana, pues todas dependen de las capacidades y facultades propias del ser humano. El ser humano despliega su actividad en el ámbito teórico y en el práctico o moral; en el teórico es preciso delimitar como se produce el conocimiento de la realidad; en el moral, es preciso estudiar las pasiones, ya que cualquier conocimiento comienza con la experiencia y termina en la experiencia. También considera que todos los contenidos de la mente o percepciones pueden ser de dos tipos: impresiones e ideas. Las impresiones son los datos presentes en la experiencia y las ideas son las imágenes debilitadas de las impresiones; por ello las ideas dependen de las impresiones. Así mismo clasifica las percepciones (conocimiento) según su origen y composición, según su origen distingue percepciones de sensación (externas) y percepciones de reflexión (internas); y según su composición, las percepciones pueden ser simples si proceden de un solo sentido, o compuestas si proceden de varios sentidos.            A partir de esto, Hume distingue dos tipos de razonamientos: relaciones de ideas y cuestiones de hecho. Las relaciones de ideas son las proposiciones propias de la matemática y no dependen de la experiencia empírica sino de su criterio de verdad (principio de no contradicción). Las cuestiones de hecho son las que tienen que contrastarse experiencialmente, y tienen como base el principio de causalidad. Hume criticó al principio de causalidad haciendo ver que no es una ley de la naturaleza, para él es la relación entre causa y efecto, es la relación de observar ciertos hechos en conjunción, no es una relación de ideas, sino una cuestión de hecho.

            Sobre la substancia, y basándose en el criterio de verdad de la experiencia, en donde una idea sólo es válida si procede de una impresión; Hume planteará que la substancia no procede de ninguna impresión, ni de sensación, ni de reflexión, sino que es el conjunto de ideas simples unificadas por la imaginación.            La teoría del conocimiento de Hume tuvo una gran influencia en la filosofía posterior, concretamente en Kant, a quien hizo salir del “sueño dogmático”. 

EL SER HUMANO

             Hume rechaza que podamos afirmar con certeza la existencia de un yo autoconsciente y permanente en todas nuestras impresiones. No puede defender que exista un alma inmortal, ni una permanencia del yo en la otra vida; pues el ser humano es un conjunto de impresiones de sensación y reflexión. Somos nuestra experiencia.            Así mismo, opina que nuestra conducta depende de impresiones de reflexión, aquellas que llamamos sentimientos. Es el sentimiento de agrado o desagrado que algo produce en nosotros lo que nos lleva a considerarlo bueno o malo y a actuar en consecuencia. También existe en los seres humanos un sentimiento de empatía o compasión hacia el otro que hace que nos sea desagradable el sufrimiento ajeno y explica la conducta de altruismo y ayuda. Basándose en estos principios Hume elabora un pensamiento ético y lo clasifica dentro del emotivismo moral,superpone las emociones frente a la razón. Para Hume los seres humanos son seres sociales porque tendemos a unirnos con otros y formar familias.

Entradas relacionadas: