Opinion personal kant

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Filosofía y ética

Escrito el en español con un tamaño de 2,95 KB

 
Vamos a abordar la actualidad del tema desde el problema de la llamada «eutanasia». En el texto de Kant, este tema no aparece tratado directamente. Sin embargo, sí aparece otro que, en parte, intersecta con el problema de la eutanasia: el suicidio. Kant pone repetidamente el suicidio como ejemplo de acción inaceptable. Por ejemplo, cuando quiere explicar la distinción entre “por deber” y “conforme al deber”, pone el ejemplo de cómo, precisamente cuando menos deseamos vivir, es cuando vivir se convierte en un deber. Cuando, en cambio, vivir es algo fácil y agradable, vivir es sólo una acción conforme al deber. Como dice kant: la máxima de quitarme la vida cuando no obtengo suficientes gratificaciones no podría ser nunca un ley universal de la naturaleza, pues, de ser seguida universalmente, nuestra especie habría desaparecido, y uno mismo no podría siquiera haber llegado a existir. //¿En qué medida la llamada “eutanasia” intersecta con el problema del suicidio? El término “eutanasia” se he hecho muy común. El debate en torno a esta cuestión vuelve cada cierto tiempo a los medios de comunicación. Por ejemplo, en España, por la película Mar adentro, basada, a su vez, en la vida y muerte del tetrapléjico Ramón Sampedro. Más recientemente, a comienzos de Mayo de 2006, por la muerte «asistida» del pentapléjico vallisoletano de cincuenta y tres años de edad, Jorge León. Sin embargo, si queremos tratar este asunto desde la filosofía, no podemos limitarnos a «opinar» sobre el tema, sino que tendremos que empezar por aclarar un concepto muy confuso, a nuestro juicio, como es el de «eutanasia». // Eutanasia significa etimológicamente “buena muerte”. Sin embargo, la etimología apenas nos ayuda a aclarar el concepto. Con el propósito de clarificar el concepto, se ha hecho muy común la distinción entre «eutanasia activa» y «eutanasia pasiva»: la segunda consistiría en desactivar los medios artificiales por los que un enfermo terminal se mantendría con vida. La primera, en provocar la muerte, por ejemplo mediante determinada dosis de calmantes. Esta distinción, sin embargo, nos parece confusa, porque tan «activa» es la operación de desactivar los medios artificiales como la de administrar la dosis letal de calmante. // Aclara mejor el concepto, a nuestro juicio, la distinción entre eutanasia primaria y secundaria. La primera sería aquella realizada sobre moribundos, sobre todo para evitar el llamado «ensañamiento terapéutico». La segunda sería la que tiene lugar sobre aquellos sujetos humanos que no están abocados a la muerte por un proceso en curso, irreversible. Por ejemplo, los casos de Sampedro o Jorge León. // Volviendo a Kant, donde el tema era el suicidio, parece claro, que éste asunto sólo intersecta con el tema de la eutanasia en los casos que una persona con enfermedad incurable y corta expectativa de vida.

Entradas relacionadas: