Novela existencial años 40

Enviado por Chuletator online y clasificado en Español

Escrito el en español con un tamaño de 4,65 KB

 

1.- CAMILO JOSÉ CELA

C José Cela (1916-2002) recorre, como Delibes, en su trayectoria literaria todas las etapas de la narrativa española de posguerra: la novela tremendista (La familia de Pascual Duarte), el paso de lo existencial a lo social (la colmena) o la novela experimental (San Camilo, 1936). En la última etapa de su vida obtuvo numerosos premios: el Nobel en 1989, el Cervantes en 1995, que refrendan el valor indiscutible de su obra.

La familia de Pascual Duarte (1942) es la novela que inaugura la novela existencial en su variante más truculenta, la del tremendismo. En ella se plasma con crudeza la inhumanidad y la violencia de la España rural. El tema se centra en el determinismo ejercido por las circunstancias sociales y familiares del protagonista, Pascual Duarte. Cela emplea el recurso del manuscrito encontrado (la supuesta autobiografía de Pascual) como eje estructural de la novela. En el uso de la primera persona y en la crudeza del lenguaje se aprecia la clara influencia de la picaresca española, el Naturalismo y las novelas rurales.

La colmena (1951) Esta novela prohibida en España durante años, retrata la vida cotidiana en Madrid durante Diciembre de 1942 y supone el paso de la novela existencial a la novela social.

Las principales técnicas narrativas que utiliza Cela son:

Protagonista colectivo. La novela refleja las rutinas y miserias de una multitud de personajes (en torno a trescientos) que luchan por sobrevivir en un entorno de soledad y frustración.

Fragmentarismo y técnica del contrapunto. La obra consta de 215 fragmentos separados por espacios en blanco a modo de secuencias cinematográficas y estructurados en seis capítulos en los que se desarrolla un tejido de líneas argumentales simultáneas. La sucesión de secuencias permite contemplar las vidas paralelas o entrecruzadas de los personajes que se mueven fundamentalmente por instintos primarios como el sexo, el dinero o el hambre. El narrador en tercera persona en ocasiones irrumpe en primera persona, como si se tratara del autor.

Otras novelas de Cela:

Pabellón de reposo: concebida como un anti-Pascual y sin apenas acción, reproduce los monólogos de enfermos de un sanatorio de tuberculosos;

San Camilo, 1936: novela experimental en el que aparecen temas de la novela tremendista como la violencia o el caos.

Mazurca para dos muertos: singular visión de la Galicia de la posguerra con algunas semejanzas con el Realismo mágico.

Cristo versus Arizona: retoma el monólogo interior en la figura de un vaquero americano.

2.- Miguel Delibes

Miguel Delibes (1920-2010) conjuga su labor de novelista con la de periodismo y la difusión de su pasión por la caza y la naturaleza. Su estilo se caracteriza por la sobriedad y riqueza del lenguaje, la capacidad para reproducir registros lingüísticos y la maestría de sus descripciones de ambientes y personajes. En las novelas de Delibes surgen una y otra vez cuatro temas: la muerte, la infancia, la naturaleza y el prójimo. Sus personajes son seres entrañables: Paco el Bajo, Daniel el Mochuelo, Carmen…pero también marginados.

La sombra del ciprés es alargada, Premio Nadal 1947, considerada una de las primeras novelas de Realismo existencial, dibuja una mediocre realidad provinciana encorsetada por su moral.

El camino (1950) El protagonista de esta novela de aprendizaje (Daniel el Mochelo), evoca a través de sus ojos de niño el mundo de la infancia en el pueblo. Junto a Diario de un cazador, la hoja roja y Las ratas refleja, en un marco realista, el paisaje castellano, la dicotomía campo/ciudad, el cuestionamiento del progreso, la reflexión ética o el estilo despojado de retórica.

Cinco horas con Mario (1966). Con esta obra, Delibes se acercó a la novela experimental. Se trata de un extenso monólogo en el que la protagonista, conservadora y obsesionada por las formas, da cuenta de su vida conyugal.

El príncipe destronado (1973) Delibes recupera la línea realista y sobria y de nuevo recurre a la perspectiva infantil para criticar a la clase media urbana.

Los santos inocentes (1981) Una magistral fusión de amargo Realismo crítico y técnica narrativa experimental en la que se denuncia la opresión social de los criados de un cortijo.

El autor ha publicado además otras novelas de tono más convencional como El disputado voto del señor Cayo o Señora de rojo sobre fondo gris. Su última novela fue El hereje (1988), novela histórica ambientada en el Valladolid del Siglo XVI refleja un conflicto interior de tipo religiosa

Entradas relacionadas: