Motivos estimulantes motivos aprendidos

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Psicología y Sociología

Escrito el en español con un tamaño de 7,02 KB

 

Motivación de la conducta según Bleger.- Sabiendo que la conducta responde a una causalidad, o algo que la origina, podemos destacar diferentes tipos:

  •  

    Monocausalidad unidireccional:


      describe una causa mecánica de única dirección cuyo efecto se agota una vez obtenido
  • Monocausalidad en cadena:
    La causa es única y actúa en una dirección, pero el efecto que ocasiona se va transformando en otra causa que produzca otro efecto.

  • Policauasalidad unidireccional

    Hay múltiples causas para un fenómeno que van en una dirección
  •   Policausalidad concéntrica:
    Múltiples causas que van en diferentes direcciones dan el efecto resultante de un paralelogramo de fuerzas (pueden ser conflictos).

  • Acción recíproca

    Múltiples causas que dan como resultado un efecto que vuelve a actuar sobre las mismas causas en un condicionamiento mutuo, recíproco complejo.
  •  

    Causas elementales:

    decisivas, determinantes
  • Causas no esenciales:
    Secundarias, no elementales
  • Causalidad gestáltica:
    No hay causas independientes sin que sean parte de una estructura total, unitaria en donde el organismo integra la situación que lo motiva. No hay causa ni efecto.

  • Causalidad histórica:

    los fenómenos o hechos  pasados no son causa de los presentes. Se deben observar las condiciones presentes del fenómeno presente.

  • Causalidad sistemática según Lewin:

    un fenómeno se estudia en función de la situación total en un momento dado. Su causa es la interrelación de diversos factores. Malinowski agregaría:
    Los elementos del pasado tiene una nueva función de acuerdo a lo presente.

Autonomía funcional de la motivación: Allport

  • La teoría de la autonomía funcional de los motivos por Allport sostiene que los motivos son siempre contemporáneos, surgen de sistemas que le han precedido. Esto tiene carácter histórico y no funcional.

  • La motivación es contemporánea, por lo tanto. Los instintos dejaban de actuar en un momento dado por haberse transformado en hábitos.  Tus motivos actuales son independientes de sus orígenes.
  • Existen dos tipos de autonomía funcional: perseverante, aquella elemental  de acciones repetitivas, hábitos. Una vez empezadas, continúan. Ejemplo: lavarse los dientes.Prorium, es decir, aquéllos propios motivos que mejoran nuestra autoestima, mantiene el sentido de uno mismo, determina nuestra percepción del mundo, dirige nuestros pensamientos
  • La personalidad adulta


    Expresa el sentido de  sí mismo a su exterior, es afectuoso, realista y comprometedor, posee sentido del humor y adopta una postura filosófica de la vida que le permita guiar la extensión de su personalidad. Nuestros motivos se adquieren de la necesidad de gastar energía. Caso contrario, manifestaríamos inconformidad, malestar. Se deben satisfacer los motivos por completo, organizamos los procesos perceptivos y cognoscitivos para la integración de nuestra personalidad.

El desarrollo del prorium posee 7 etapas: sensación corporal, identidad propia (nos consideramos entes separados, individuales),  autoestima (reconocimiento de uno mismo, valor) , extensión de uno mismo (algunas personas y cosas pasan a centralizarse más en nuestro significado y vidas), autoimagen (principio de la conciencia del yo ideal”) , adaptación racional (lidiar con los problemas reales), esfuerzo o lucha propia (ideales, esfuerzos, propósitos).


Teoría de la motivación: Maslow

  • La teoría de Maslow sobre la motivación pertenece a la corriente del humanismo y suele ser empleada en el ámbito organizacional de las empresas y las instituciones en las que es necesario reconocer las habilidades y el desenvolvimiento laboral en función del cumplimiento de las necesidades más simples hasta las más complejas.
  • Maslow afirma que es necesario saciar las necesidades fisiológicas primero (hambre, sed, sexo). Son las que priman y determinan las consiguientes conductas de la pirámide, siendo ésta su base y la más importante en orden de supervivencia.  Estas necesidades son las únicas innatas en el ser humano.
  • Luego se encuentran las necesidades de seguridad (sanidad, educación), aquéllas en las que el individuo se siente protegido en el espacio en el que se encuentra. Ocurre a través de las instituciones creadas por la sociedad.
  • Las necesidades sociales se satisfacen cuando el individuo se encuentra interactuando con su entorno social, con las personas que lo rodean. Así, establece entabla conversaciones y establece conexiones socio-afectivas.
  • Las necesidades de estima o ego surgen en el momento en el que el individuo añora reconocimiento social, es decir, que su entorno lo valore y lo considere como “parte de”. Sólo así, se sentirá satisfecho y su autoestima complacido. Por último, las necesidades de autorrealización se ven vagamente alcanzadas, ya que éste último nivel es tan complejo que abarca no solo la conformidad y el significado que tiene para sí mismo uno mismo sino que entran conceptos morales, resolución de problemas, aceptación de hechos.

FREUD Y LA RELACIÓN SUJETO-OBJETO

Freud asistíó a los cursos filosóficos de Brentano. Sin embargo, estudió los instintos y describe, a través de ellos el carácter objetal de la conducta. Las propiedades de los instintos para Freud son : Fuente fuerza carga y objeto ÉL reconoce la independencia del objeto en el sentido de que éste no está predeterminado. El objeto no  es una carácterística innata del instinto. Más bien, el objeto dependerá de las experiencias del sujeto.  Así, una misma finalidad del instinto (descarga de tensión), puede ser lograda con diferentes objetos configurados como carácterística innata del objeto.En el caso de la tensión sexual, puede ser aliviada o descargada con un objeto del mismo sexo, distinto, fetiche, etc.

Ambas investigaciones, las de Brentano y Freud conducen a descubrir que toda conducta está ligada a un objeto. Pero Freud no se concentró en eso, sino a conocer al instinto como impulso. Quien retoma esta idea es la psicoanalista británica Melanie Klein sin abandonar la noción de impulso como hecho básico. Con los estudios de Lagache y Pichón Riviere aparece en la psicología y psicoanálisis la necesidad de estudiar consecuentemente los fenómenos como conductas en función de la relación con el objeto

 El objeto de la pulsión es aquella entidad —ya sea parte del cuerpo o externa  que permite la descarga de tensión pulsional, constituyendo  el “fin” de la pulsión. En este contexto, el objeto es el elemento más variable de la dinámica pulsional, ya que es infinitamente reemplazable (Freud, 1915).

Entradas relacionadas: