Modalidad del genero dramático prosa y verso

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Lengua y literatura

Escrito el en español con un tamaño de 5,18 KB

 

3. EL GÉNERO DRAMÁTICO

El término dramático o teatral designa a aquellas obras en las que unos personajes desarrollan una trama, mediante acciones y diálogo, ante un público.
Están escritas para su representación por unos actores en un escenario.

El teatro goza de riqueza comunicativa, ya que se usan distintos sistemas de comunicación (palabras, música, efectos de luz y sonido, olores, etc..).

Existen varios niveles comunicativos:
Los que establecen los personajes entre ellos (diálogos)
O respecto al público (monólogos o apartes dirigidos a él de forma directa o usando narrador).

Se usan gestos y elementos expresivos propios de la lengua hablada (uso de deícticos, interjecciones, etc...).

La lectura de la obra se realiza en dos niveles:
El de la acción (la obra dirigida al espectador)  y el de las observaciones referidas a la puesta en escena o los personajes (las acotaciones).

Puede tener carácter lírico, narrativo e incluso didáctico.

Se llama acto a cada una de las partes en que se divide la obra. Se dividen en escenas, que coinciden con las entradas y salidas de los personajes.

Los elementos de la obra dramática son los mismos que el de la narrativa: acción, personajes, tiempo y lugar.

Los Subgéneros Dramáticos más habituales son la tragedia ( personajes son de estirpe elevada, lenguaje culto y elevado, y cuyas tramas son conflictos originados por las pasiones humanas con desenlace trágico); la comedia:
(personajes son populares,  lenguaje cotidiano, tono amable o  divertido y conflictos  domésticos con final  feliz);el drama( problemas graves, con intervención, a veces, de elementos cómicos que se desarrolla en un ámbito cotidiano y suele tener final trágico).

Subgéneros menores son el melodrama (sensiblero con aspectos dramáticos y cómicos, personajes divididos en buenos y malos y un final esperado); el entremés (de carácter cómico que, en el Siglo de Oro, se representaba entre dos actos de una obra extensa), el monólogo (interviene un solo personaje , el vodevil  (
Obra  breve y cómica que tiene como temática la infidelidad amorosa),  

el sainete (obra breve costumbrista) y otros en los que en mayor medida interviene la música y los actores cantan en sus intervenciones: opera, opereta y zarzuela.

4.  GÉNERO DIDÁCTICO

La Didáctica es el género de todos los textos literarios (estéticos) cuya función es transmitir una enseñanza.
Pueden aparecer en prosa o verso. La enseñanza práctica o moral se puede acompañar de narración (apólogofábula)
, o de aspectos líricos (epístola)

El ensayo es el subgénero didáctico en esencia. Son textos en prosa,  expositivos o argumentativos, sobre  un tema científico, filosófico, artístico, político, literario, religioso, etc.. Con carácter general y sin intención de agotarlo. La opinión aparece al mismo nivel o superior que la exposición. A menudo se encuentra a medio camino entre la producción artística y el tratado científico.

Una de sus carácterísticas fundamentales es la variedad:
De estilos, temas, extensión, tono, estructura, enfoque, etc...

 Hoy el ensayo sirve para analizar aquellos aspectos y problemas que la sociedad tiene y ofrecer una reflexión sobre los mismos. Es un género muy ligado a las circunstancias de cada momento histórico.

El autor presenta, a ser posible con originalidad, un tema cualquiera, destinado a lectores no especializados, y de una manera no muy extensa. Esta búsqueda de originalidad desarrolla un interés por conseguir un estilo personal.

El tono adoptado puede ser serio, pero también humorístico y hasta satírico.

Se desarrolla el análisis de datos, hechos e informaciones objetivas tratados de un modo personal desde una perspectiva subjetiva.
La combinación de objetivismo y subjetivismo es una de las carácterísticas más destacadas. El ensayista expone y argumenta de un modo personal.

En el ensayo, por cuanto no se dirige a lectores especializados, emplea un lenguaje sencillo y menos árido que el de un texto expositivo, usando imágenes y recursos estilísticos.

El ensayo se apoya básicamente en dos modos de discurso: la argumentación y la exposición, predominando el primero (TEMA 2).
De todas formas no renuncia a otras formas expresivas como el diálogo, la descripción o la narración.

Entradas relacionadas: