El mito de las islas afortunadas

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Griego

Escrito el en español con un tamaño de 5,2 KB

 
1.

LOS CAMPOS Elíseos (texto: Homero, Odisea, IV, 561-565

En la Odisea se mencionan los Campos Elíseos como el lugar al que será enviado Menelao en los confines del mundo para vivir eternamente, por ser pariente de Zeus y esposo de Helena. Este lugar alejado y lleno de felicidad es un tema frecuente entre los autores latinos (Séneca, entre otros) que lo describen como el sitio donde viven las almas de los justos y piadosos. Sus carácterísticas son un clima suave, sin nevadas ni lluvias, de brisas refrescantes, etc.
Reúne, por tanto, los rasgos de un paisaje idealizado, tema frecuente en la literatura, que se denomina "locus amoenus". Numerosos lugares han sido identificados como supuestos "campos elíseos" (en Grecia, las islas de Rodas y Lesbos; algunas zonas del Nilo, la costa mediteránea de la península ibérica, etc).

2. ISLAS DE LOS BIENAVENTURADOS (textos: Hesíodo, Trabajos y Días, 1760-173; Plutarco, Vida de Sertorio, VIII-IX)

En griego son las makarw'n nh'soi. El adjetivo makarov" es un epíteto de los dioses, por lo que la expresión es algo así como isla de los felices, de los dioses o islas divinas. En Hesiodo se citan al describir el Mito de las Edades. Según este mito hubo distintas estirpes humanas, que se fueron extinguiendo consecutivamente, y en especial existíó una generación justa y virtuosa, la llamada "Edad de los Héroes", que en la actualidad residen eternamente en una isla fértil, que produce frutos tres veces al año. La descripción, por tanto, une rasgos del locus amoenus con el mito de la Edad de Oro: riqueza forestal, eterna primavera, fertilidad natural, ausencia de trabajo, abundancia de agua, amplia variedad de metales y piedras preciosos, ausencia de enfermedades, etc. Es un tema muy frecuente entre los autores griegos (Píndaro, Platón, Eurípides, Apolodoro, etc,) y latinos (Horacio). Como estas islas se conciben como el lugar de las almas de los justos, a menudo se confunde con los Campos Elíseos, por lo que ambos temas aparecen juntos muchas veces. Su pretendida ubicación es amplia: Tebas, la desembocadura del Danubio, el Mar Rojo, Oasis, Cádiz, etc. Las Fortunatae Insulae latinas mencionadas por Plauto son una adaptación romana del tema, que reúne los mismos rasgos utópicos, atribuídos a veces a lugares de la costa gallega, de Britania, Gibraltar o la Toscana. En algunos textos históricos se aplica esta denominación a las Islas Canarias reales, añadiéndose rasgos de la toponimia que se mezclan con elementos maravillosos. El primero de estos textos es la Historia Natural de Plinio el Viejo (s. I d. C.). Aún hoy se conoce como Macaronesia al conjunto formado por las islas de Madeira, Canarias y Cabo Verde.

3. LAS COLUMNAS DE HERACLES Y EL JARDíN DE LAS HESPÉRIDES (textos: Homero, Odisea, I, 50- 54; Estrabón, III, 2, 13-14.)

Ambos temas están relacionados entre sí. Heracles es un famoso héroe, el Hércules latino, hijo de Zeus y la mortal Alcmena. Se le conoce por realizar los Doce Trabajos, pruebas de gran riesgo y envergadura a la que le sometía Euristeo. Una serie de estas aventuras se relaciona con el Occidente lejano, donde Heracles coloca las dos columnas que separan Libia (= África) de Europa, y donde, según una tradición, el gigante Atlas sosténía la bóveda celeste. Según otro mito, Atlas fue convertido en roca posteriormente por el héroe Perseo, origen, por tanto, de la cordillera a la que da nombre. Heracles debía robar las manzanas de oro del jardín de Hera, que estaba custodiado por un dragón inmortal y varias doncellas (su número varía de 3 a 7) llamadas Hespérides (en gr. "occidentales"). Hay varias versiones del mito: en unas es el propio Heracles el que consigue las manzanas y en otras Atlas las roba para el héroe. También se sitúa en Occidente otro Trabajo de Hércules: el robo de los bueyes de Gerión, que menciona Estrabón en el texto citado.

4. LA ATLÁNTIDA (textos: Homero, Odisea, I 50-54; Platón Timeo, 24e-25a-b)

El texto de Homero hace referencia en realidad a Calipso, la diosa hija de Atlas que se ha enamorado de Odiseo (= Ulises) y lo retiene a su lado durante varios años en la isla de Ogigia (según unos podría ser Ceuta, según otros Gran Canaria). En cambio el texto de Platón es mucho más complejo. Para empezar se trata del texto de un filósofo cuya doctrina se expone siempre mediante diálogos, obras literarias de gran densidad en la que diferentes personajes célebres de la época debaten entre sí temas de tipo filosófico. En estos diálogos se suelen contar mitos para ilustrar las ideas filosófocas. Uno de los mitos que se cuenta es el de la Atlántida, en el diálogo llamado Timeo, que es posiblemente la obra de Platón que más ha influido en la posteridad. Según este mito hubo en tiempos pasados una guerra entre los atenienses y los "atlantes". Este pueblo pretendíó someter el mundo, pero fue derrotado por los atenienses y destruídos por un cataclismo. La historia resumida esla siguiente: En el extremo occidental del mundo existía una isla que estaba bajo la tutela del Dios Poseidón.

Entradas relacionadas: