Material estructurado

Enviado por Chuletator online y clasificado en Magisterio

Escrito el en español con un tamaño de 9,92 KB

 

1.¿Cuales son los principales trabajos matemáticos a realizar con los alumnos de 1º, 2º y 3º de ed. Inf. Y sus carácterísticas?

1er curso (3-4 años
)

Necesitan trabajar siempre con objetos reales: juegos, construcciones, maderas de diferentes carácterísticas, frutas de juguetes, cochecitos, etc., cosas que les interesen y estén en su entorno.

Con este material podrán clasificar, comparar, ordenar, contar, etc.

Se plantearán situaciones con pocos objetos: si se trata de ordenar, solo les pediremos que trabajen con grande, mediano, pequeño.

Si clasifican, que trabajen con colecciones de hasta 8-12 objetos como mucho.

Si trabajamos los números o cantidad de una colección, nos limitaremos a grupos de 3-4 objetos.

El progreso motriz y de lenguaje es muy grande en este curso.


2º curso (4-5 años)

Aunque necesitan la presencia de objetos reales, ya son capaces de hacer representaciones, dibujos, etc. Se pueden utilizar fotos o gomets, en vez de objetos reales.

Podemos ampliar el número de objetos para contar, unos 5-6 objetos por grupo.

En estos niños continúa predominando el egocentrismo, aunque a la frontera de los 5 años se produce un progreso claro en la descentración. Los niños ya juegan estableciendo una relación entre ellos, lo que repercute en el proceso del aprendizaje.

Aumenta la capacidad de actuar mentalmente, de explicar cosas que han pasado en otro momento, lo cual les permite progresar mucho en tareas como clasificar, ordenar, hacer analogías y relaciones que exigen una actividad mental.

Para clasificar y ordenar podemos comenzar ya a utilizar objetos pensados para estas

tareas (material estructurado)
, como por ejemplo, bloques lógicos, regletas de colores,

material Montessori. Sin embargo, es importante disponer de los dos tipos de objetos,

tanto el material de uso cotidiano (frutas de juguete, vehículos, etc.) como el estructurado


3er curso (5-6 años


)

La capacidad de situarse en el espacio-tiempo aumenta sensiblemente.

Pueden ordenar más elementos, precisar si un elemento determinado está en el inicio, en medio o al final de una sucesión. Pueden contar grupos hasta ocho o nueve objetos (aunque es pronto para el diez).

En esta edad ya pueden anticipar una acción, y alguna vez, sacar una conclusión sin haberlo trabajado realmente.

La lucha interna entre la percepción y el razonamiento es muy evidente. Saben que el hecho de fiarse de la percepción les puede hacer equivocarse y que se deben comprobar las cosas.

Muchas veces dan una respuesta basada únicamente en la percepción y cuando se les pregunta admiten en seguida que puede ser que se hayan equivocado y buscan rápidamente una forma de comprobarlo vía el razonamiento.

Además del material no estructurado y el estructurado que han visto en 2º curso, podemos añadir objetos como juegos de mesa, cartas, dominó, parchís, material para construir formas geométricas, mosaicos, mecanos…


Entradas relacionadas: