Magnitudes corriente

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Física

Escrito el en español con un tamaño de 15,28 KB

 
Magnitudes corriente y magnitudes fondo o stock.
En todo el proceso que hemos descrito funcionan 2 tipos de magnitudes: magnitudes corriente o flujos y magnitudes fondo o stock.
En la circulación total de la empresa distinguiremos una circulación externa (en el ámbito externo) y una circulación interna (en el ámbito interno). Además, en cada una de ellas se da una corriente real (expresada en medios físicos) y otra corriente monetaria (expresada en unidades monetarias). Todas las magnitudes que participan en esa circulación total de la empresa se denominan magnitudes corriente o flujo. Para poder conocer la situación de la empresa en un momento determinado, tendremos que paralizar la marcha de la misma, lo que determinarán las magnitudes fondo o stock; es decir, de paralizar las magnitudes corrientes surgirán las magnitudes fondo, que en definitiva configurarán la estructura económica y la estructura financiera de la empresa.
Magnitudes corriente:
Ámbito externo
. Independientemente del proceso de financiación (al final) todo el proceso en el ámbito externo se inicia con la adquisición de factores al mundo externo, surgiendo las 2 primeras magnitudes: compra y gasto. Compra es toda adquisición de bienes y servicios se ha ya realizado o no la ocupación material o física de los mismos y siempre cuando se hallen a la libre disposición del comprador en los términos establecidos en el contrato, representando la corriente en términos reales. El equivalente monetario de la compra es el gasto. A continuación, en el ámbito externo, la empresa desencaja (vende) su producción en el mercado surgiendo como consecuencia de ello 2 nuevas magnitudes: venta e ingreso. La venta es toda cesión de bienes o servicios, se haya realizado o no la ocupación física o material de los mismos y siempre que estén a la libre disposición del comprador en los términos que se especifiquen en el contrato (magnitud real). El equivalente monetario de la venta es el ingreso.
Por tanto, la empresa, en el desarrollo de su actividad, va a realizar compras y ventas para, con una total y absoluta coincidencia temporal, efectuar gastos y percibir ingresos, teniendo todos un verdadero significado económico. Ligados a las transacciones de compra y venta, pero con independencia de ella, en la empresa van a tener lugar también cobros y pagos, que son traslaciones de fondo entre la empresa y el mundo externo. Los
cobros son transferencias que se producen del mundo externo a la empresa y los pagos, de la empresa al mundo externo o también, en su defecto, pueden surgir traslaciones de medios de pago; es decir, derechos de cobro y obligaciones, suponiendo que los cobros y los pagos no sean presentes, sino futuros.
Toda adquisición de bienes y servicios constituye una compra, implica un gasto y obliga a un pago, que podrá ser presente o futuro, siendo los
pagos futuros los créditos. Y en sentido inverso, toda cesión de productos constituye una venta, implica un ingreso y da derecho a un cobro, presente o futuro, siendo el derecho de cobro futuro los débitos. Las magnitudes de compra y venta serían magnitudes en términos reales y la de gasto e ingreso en términos monetarios. La diferencia entre ingresos y gastos respecto de cobros y pagos sería que los ingresos y gastos son magnitudes económicas, mientras que en los cobros y los pagos, su significación es estrictamente financiera y no representa nada más que flujos de caja.
En la empresa existen otras magnitudes flujo relacionadas con la financiación de la empresa, que serian los
flujos financieros y que vendrían a ser como compras y ventas desde el punto de vista financiero surgiendo 2 nuevas magnitudes: inversiones financieras de la empresa e inversiones financieras en la empresa, que surgen de la aplicación de medios financieros a procesos de financiación de la empresa o de terceros, lo que va a implicar también cobros y pagos presentes y futuros.
Inversión financiera de la empresa: son medios financieros que la empresa saca para invertir en el exterior, por ejemplo la compra de acciones y obligaciones (Estructura Económica)
Inversión financiera en la empresa: son aquellas que tienen lugar en la empresa tanto por financiación propia como ajena (venta de obligaciones y acciones).
Ámbito interno. En el ámbito interno, el primer paso que damos es la aplicación de factores al proceso productivo de toda o parte de lo comprado en el ámbito externo. Esto va a generar dos nuevas magnitudes: consumo y coste. Consumo es el conjunto de bienes y servicios aplicados y/o incorporados al proceso productivo para su transformación en productos. Esto representa el aspecto o consumo real. Coste es el consumo valorado en dinero de los medios de producción aplicados al proceso productivo. Esto representa el aspecto o consumo monetario.
Como consecuencia de este
consumo (como resultado del proceso productivo) nos surgen, en su finalización, dos nuevas magnitudes flujo en el ámbito interno: producción y valor (o coste) de la producción. Producción es el número de unidades obtenidas por unidad de tiempo (o en un período de tiempo). Esto representa el aspecto real. Valor (o coste) de producción es el equivalente monetario de la producción. Esto representa el aspecto monetario.
A continuación, esta producción puede ser
vendida en su totalidad, o sólo en parte, originándose dos nuevas magnitudes: producción colocada o vendida y coste de las ventas o de la producción colocada (valor de la producción colocada). Producción colocada es el número de unidades que se venden, y representa el aspecto real. El coste de la producción colocada es el equivalente monetario de la producción colocada, y representa el aspecto monetario.
Por tanto, las magnitudes flujo del ámbito interno serán desde el punto de vista
real: consumo, producción y producción colocada. Y desde el punto de vista monetario: coste, valor o coste de la producción y coste de las ventas.
De manera general, e incluyendo también el proceso de financiación, tendremos como magnitudes flujo del
ámbito externo: compra, gasto, venta, ingreso, inversiones financieras de la empresa, inversiones financieras en la empresa y las magnitudes de cobro y pago. Por otro lado, las magnitudes flujo del ámbito interno son: consumo, coste, producción, valor de la producción, producción colocada y coste de las ventas (o coste de la producción colocada).
Magnitudes fondo o stock: surgen de paralizar las magnitudes flujo, y, en definitiva, configuran la estructura de la empresa en su aspecto estático; es decir, definen la estructura económica y financiera de la empresa. al igual que con las anteriores, distinguiremos entre ámbito externo e interno.
Ámbito externo. En la empresa se producen de forma habitual pagos y cobros de dinero en efectivo y mediante cuentas corrientes; es decir, continuamente entran y salen recursos líquidos de la empresa. Si se quiere conocer el nivel alcanzado por estos en un momento determinado, habrá que paralizar estas entradas y salidas, lo que dará lugar a las magnitudes fondo, dinero y medios líquidos en existencia. A su vez, esto dará lugar al dinero que hay en caja o en las cuentas corrientes. Estas existencias definen la masa denominada disponible.


Desde el punto de vista económico, la empresa realiza continuamente compras y ventas con sus equivalentes monetarios (gasto e ingreso) de manera que si se detiene esta corriente, se obtendrán las magnitudes fondo, inversiones económicas físicas de la empresa de circulante y fijo; es decir, las existencias de todos los factores que se han comprado y permanecen en la empresa a la espera de ser consumidos.
Estos
factores pueden ser: uniperiódicos (se consumen en un solo periodo o en una sola vez; por ejemplo: las primeras materias) o pluriperiódicos (se consumen a lo largo de varios periodos de tiempo; por ejemplo: maquinaria, construcciones, etc). Los uniperiódicos forman el realizable condicionado, mientras que los pluriperiódicos constituyen el inmovilizado o fijo económico.
Respecto al punto de vista negativo, las ventas pendientes de cumplimentar (o ventas negativas) hacen que se produzca una obligación de pago por parte de la empresa a pagar con mercancías, lo que define el llamado
pasivo económico (forma parte del exigible a corto plazo; en definitiva, de la estructura financiera).
En el caso de que las
compras no se paguen al contado, paralelamente a la corriente de compras y ventas, surgirá, respecto a las compras, pagos a realizar en el futuro o también denominados gastos diferidos, como pueden ser: el importe de una factura de teléfono que esté pendiente de pago que, en definitiva, como obligación que es, representará un crédito. Por otra parte, respecto de las ventas, se generarán los cobros a recibir en el futuro (o también denominado ingresos diferidos) por ejemplo alquileres a cobrar, luego en definitiva supondría un débito.
Por tanto, que en el caso de los
créditos pendientes de pago, si éstos vencen antes de un año (corto plazo) en ese caso sería un exigible a corto plazo. Si tiene un vencimiento superior al año, en ese caso integraría el exigible a largo plazo.
Respecto a los
débitos (deudas pendientes de cobro) si son a cobrar antes de un año estarán en el realizable cierto. Si tienen un vencimiento superior al año estarían en el inmovilizado financiero.
Pero como ya hemos visto, también existe una corriente de naturaleza financiera, es decir, relacionada con las compras y ventas desde el punto de vista financiero, tanto a corto plazo como a largo plazo; en definitiva, recogiendo todo el proceso de financiación, que eran las inversiones financieras de la empresa y las inversiones financieras en la empresa (inversiones y desinversiones).
Las
inversiones financieras de la empresa serían inversiones de naturaleza financiera que la empresa realiza en otras empresas, y que puede ser a corto o a largo plazo, como por ejemplo una compra de acciones u obligaciones. Si paralizamos esta corriente, a corto plazo estarían en el Realizable Cierto; y si es a largo plazo estarían en el Inmovilizado Financiero.
Las
inversiones financieras en la empresa. Si paralizamos esta corriente que son inversiones de naturaleza financiera que otras personas realizan en la empresa. Si estas inversiones son a largo plazo y proceden de personas relacionadas directamente por la empresa (socios, empresarios, etc.) estarían dentro de capital, es decir, en el neto, que integran el no exigible. Si proceden de personas ajenas a la empresa estarían en el exigible a largo plazo. Pero si estas últimas son a corto plazo estarían en el exigible a corto plazo. Si nosotros paralizamos la contraposición de ingresos y gastos convenientemente periodificados generarán el resultado, partida que está en el neto. Una vez visto esto, podemos decir que la situación de la empresa en cualquier momento quede determinada por el nivel que alcanzan cada uno de estos fondos y que queden recogidos formando el activo, el pasivo y el neto, que determinarán la Estructura Económica y la Estructura Financiera de la empresa.
Ámbito interno. Del mismo modo, si paralizamos las corrientes que se producen en el mismo (ámbito interno) tendremos las corrientes magnitudes de fondo o stock del ámbito interno.
Si paralizamos la
corriente de consumo y producción, surgirá la magnitud fondo producción en curso de fabricación (con sus correspondientes equivalentes monetarios: coste, coste de la producción y valor de la producción en curso).
Si paramos la
corriente de producción, producción colocada y sus equivalentes monetarios dará lugar a la magnitud fondo o stock de producción acabada en el almacén con sus correspondientes equivalentes monetarios.

Entradas relacionadas: