Luces de bohemia test

Enviado por Chuletator online y clasificado en Lengua y literatura

Escrito el en español con un tamaño de 6,44 KB

 

Evolución de la obra de Valle Inclán

Ramón


María del Valle Inclán fue uno de los escritores más importantes del Modernismo y de la generación del 98. Su obra evoluciona desde un interés en lo puramente estético hasta una literatura que irá más allá de la crítica social. La obra literaria de Valle Inclán es susceptible de dividirse en tres etapas: la etapa modernista siguiendo la tendencia del momento, valle se sumo al Modernismo al inicio de su producción literaria. En sus obras mezcla de manera perfecta lo real y lo legendario lo artístico y lo popular. En esta etapa destacamos sus sonatas la sonata de otoño en 1902 la sonata de estío en 1903 la sonata de primavera en 1904 y la sonata de invierno en 1905. En estas novelas, Valle-Inclán nos ofrece una visión artística de la excelencia con un gran peso ROMántico. La etapa de transición, poco a poco, el presente histórico y la realidad sociopolitica se imponen al autor y arranque Valle Inclán se aproxime hacia las inquietudes de los hombres del 98. Dentro de esta tapa de transición podemos diferenciar dos ciclos . Por un lado el ciclo mítico que se constituye por obras que resaltan la importancia de lo irracional. Valle inclán, en contra del teatro burgués, creo obras con un sentido dramático universal. El escenario principal es una Galicia rural, oscura y ancestral, y los personajes son estraños tarados y violentos. A este periodo corresponden piezas teatrales donde el autor nos presenta un mundo dominado por la miseria y la brutalidad y la guerra carlista, novelas en las que encontramos precedentes del esperpento. El ciclo de la farsa se compone de obras muy apreciadas por los modernistas. El autor refleja de este modo la realidad que le gustaría para su tiempo. Valle introduze rasgos sentimentales que se complementan con otros de carácter grotesco. Como consecuencia, las obras adquieren un tono tragicómico, que es el sello de este ciclo. La etapa del esperpento a partir de 1920 la obra de Valle se centrará en la denuncia de un mundo dominado por lo de forma y lo absurdo, con un lenguaje también deformado. Este cambio ideológico y estético aparece ya en el drama de divinas palabras en 1920, obra que vuelve a ambientarse en el mundo rural gallego, caracterizado por la decomidad la brutalidad y el desgarro. Sin embargo, será Luces de Bohemia la obra que inaugura definitivamente el esperpento, género literario creado por Valle Inclán que deforma sintéticamente la realidad, recargando sus rasgos grotescos y absurdos, a la vez que dignifica artísticamente en lenguaje coloquial y desgarrado. Por tanto, Luces de Bohemia es una obra profundamente renovadora desde el punto de vista teatral y muy crítica desde el punto de vista social. En ella, Valle-Inclán cuestiona los puntos mas polémicos de la España de su tiempo, la cual veía, al igual que los intelectuales de su época, con un gran pesimismo. Era la España de la restauración, el caciquismo y el desastre del 98. 


Modernismo y 98
Luces de Bohemia es el primer esperpento Valleinclanesco publicado en la revista España que constituye el adiós definitivo de la autora la estética modernista y a la bohemia heroica. El mismo significado de despedida tienen dos acontecimientos más la presencia de la figura de Rubén Darío con el que Max evoca el  París de verlaine y sobre todo el hecho de ver al Marques de Bradomin degradado, casi mendicante, aceptando su derrota del brazo de Dario en el entierro de max. Valle Inclán es consciente de que los nuevos tiempos hacen imposible la existencia superior del artista aristocrático modernista. Ahora lo que tenemos es, por una parte, un golfo buscavidas Don Latino qué poco o nada tiene de heroico y por otra una multitud de aficionados, niños de papá que juegan a ser poeta rebeldes y cuyo trabajo será olvidado rápidamente. Incluso el propio más se contagia de la degradación general aceptando el dinero que le ofrece el ministro. Si la vida bohemia ya no es posible, tampoco lo es la estética modernista que la sustenta. Ese descubrimiento lleva más a la proclamación de una nueva técnica el esperpento que sea capaz de ofrecer una visión del mundo tanto más cierta cuanto más deformada. Luces de Bohemia es una obra que presenta numerosos rasgos tanto del Modernismo como de la llamada Generación del 98. Podríamos decir que hay dos etapas dentro del Modernismo una primera muy vital, sensorial, interesada por lo aristocrático y la oriental, y muy colorista que apenas se ve reflejada en esta pieza teatral y una segunda etapa mucho más existencialista, pesimista y nihilista que es la realmente bohemia, y por tanto la que se ejemplifica en esta obra. En cuanto a las carácterísticas del Modernismo son destacan las acotaciones literarias que hacen de Luces de Bohemia una obra casi irrepresentable. Se describen sensaciones y olores o situaciones que no pueden representarse sobre un escenario. Hallamos un gran número de escenas absurdas o irrelevantes que generan desconcierto al lector. Se destaca la admiración que siente Valle Inclán hacia todo el mundo moderno, cosmopolita y urbano. Por otra parte Luces de Bohemia con tiene un duro ataque a la realidad española, lo que le aproxima a las preocupaciones de los noventayochistas. En esta obra nadie se libra de la crítica: gobierno, empresarios, fuerzas de la orden e incluso obreros son retratados como una masa brutal, inculta en capaz en, en consecuencia, reproducir la anhelada regeneración de la sociedad española. Algunas de las carácterísticas de la generación  del 98 son: en los diálogos se emplea un lenguaje vulgar, muy coloquial, que contrasta con el alto grado de refinamiento que alcanzan las acotaciones literarias. Aparece la preocupación por grandes interrogantes por el ser humano. Se observa una crítica negativa a la degradación moral, social y cultural que vive la sociedad española de principios del Siglo XXX. La cual, está sumida en el oscurantismo religioso, los abusos de poder de los políticos y la ignorancia de un pueblo que destacaba la cultura y la inteligencia. De este modo Luces de Bohemia se concibe como el reflejo de la conciencia del propio Valle Inclán la evolución desde las frivolidades modernistas hacía una literatura comprometida. 

Entradas relacionadas: