Los seres vivos ocupan el medio

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Matemáticas

Escrito el en español con un tamaño de 6,53 KB

 
LOS SERES VIVOS OCUPAN EL MEDIO


El hábitat puede ser muy amplio, corno el océano abierto o los bosques de coníferas del hemisferio norte; también puede ser muy limitado, corno las charcas de marea o las glándulas sebáceas de un mamífero.
Cada ser vivo tiene un conjunto de adaptaciones que definen el hábitat que puede ocupar. Así, por ejemplo, las nutrias reúnen un conjunto de adaptaciones (pies palmeados, piel aislante, cuerpo hidrodinámica, capacidad para el buceo) que hace que los ríos constituyan su hábitat ideal.
El nicho ecológico
El nicho ecológico de un ser vivo es el conjunto de todos los factores bióticos y abióticos en los cuales es posible su supervivencia.
El nicho eco lógico de un ser vivo no es sólo un espacio físico, sino que incluye todos los factores bióticos: sus presas, sus depredadores, los lugares en los que se refugia ... ; de algún modo, el nicho eco lógico recoge la función del ser vivo en la naturaleza. Incluye, especialmente, a las otras especies con las que comparte el hábitat.
Así pues, si seguimos con el ejemplo de la nutria, podemos decir que su nicho eco lógico es ser un carnívoro que vive asociado a cursos de agua, que captura peces y otros animales acuáticos y que requiere aguas limpias. Lógicamente, compite con otros animales que también se alimentan de peces, corno las culebras acuáticas.
En un mismo espacio no pueden coexistir dos especies con el mismo nicho eco lógico. Siempre deben diferir en algún aspecto, pues, de lo contrario, una de las dos especies desplazaría a la otra.


LOS SERES VIVOS EN EL ECOSISTEMA

Los seres vivos habitan los ecosistemas de una forma estructurada. Dentro de los ecosistemas hay varios niveles de organización de los seres vivos:
-
Nivel de organismo. Está formado por los seres vivos individuales.
-
Nivel de grupo. Incluye diversas agrupaciones de seres vivos de la misma especie que se reúnen para obtener un beneficio mutuo o para reproducirse. Algunos grupos se forman sólo en determinadas épocas, cuando lo necesitan, como los bandos de aves migratorias, mientras que otros son más estables, como los grupos familiares de los gorilas .
-
Nivel de población. La población está formada por los seres de la mis­ma especie que forman parte de un ecosistema y que se reproducen en­tre ellos, más que con miembros de otras poblaciones. Por ejemplo, si pensamos en dos arroyos de montaña, las truchas que habitan en cada uno de ellos constituirán una población, pues les es más fácil reprodu­cirse entre ellas que con las de la otra población. Los miembros de la po­blación se relacionan entre sí mediante las relaciones intraespecíficas.
-
Nivel de comunidad. Una comunidad está formada por las diversas poblaciones de seres vivos que habitan un ecosistema; es decir, la biocenosis. Los miembros de la comunidad se relacionan unos con otros mediante determinadas relaciones interespecíficas, de las cuales las más importantes son las relaciones tróficas, que son las que se esta­blecen cuando un ser vivo se alimenta de otro.



EL MEDIO AMBIENTE

El
medio ambiente de un ser vivo es su entorno, es decir, todo aquello que rodea a un ser vivo y que influye sobre él. Consta de factores bióticos y factores abióticos.
Los factores bióticos son los otros seres vivos con los que comparte el medio, tanto de la misma especie como de otras especies.
Los
factores abióticos son el resto de factores que influyen sobre un ser vivo: la temperatura, la humedad, el relieve del terreno ...


No todos los factores afectan por igual a todos los seres vivos; cada ser vivo tiene su propio conjunto de factores bióticos y abióticos, que constituyen su medio ambiente.
Sin duda, el más importante factor abiótico que puede afectar a los seres vivos es el
medio, es decir, el fluido en el que se encuentran inmersos y en el cual desarrollan todas sus actividades. Distinguimos dos medios con características diferentes, el medio acuático y el medio aéreo.
El medio acuático. Las condiciones ambientales suelen ser bastante estables, especialmente en el océano. Existen corrientes que movilizan tanto los nutrientes como los propios seres vivos. Como el agua es un buen disolvente, contiene numerosas sustancias, fundamentalmente sales y gases, en disolución. Otro factor importante es la profundidad, pues afecta a la cantidad de luz. El agua absorbe cierta cantidad de luz, de modo que a cierta profundidad se recibe poca o, incluso, ninguna. Otras características claves de este medio son su densidad y su viscosidad, que, por una parte, facilitan que los organismos queden suspendidos y, por otra, hacen que su desplazamiento sea dificultoso.
El
medio aéreo. En este medio, es decir, «en tierra», las condiciones ambientales son más variables que en el medio acuático, especialmente la temperatura y la humedad. Los cambios estacionales, por ejemplo, suelen ser más marcados. El agua de los organismos tiende a evaporarse, por lo que éstos la deben reponer. El aire tiene una densidad muy baja y apenas proporciona sustentación a los organismos. Por otra parte, la composición de la atmósfera es bastante homogénea, en parte gracias a los vientos. Un factor importante del medio aéreo es el suelo, del que dependen la mayoría de los organismos que viven en él, y cuya composición y características son muy variadas.

Entradas relacionadas: