Los Reyes Católicos

Enviado por Javi y clasificado en Historia

Escrito el en español con un tamaño de 4,59 KB

 

Juana, hija de Enrique IV, era la heredera al trono de Castilla, pero los nobles no la reconocían por considerarla hija del valido del rey. Propusieron a Isabel, su tía, como heredera, y ésta se casó con el heredero de la corona de Aragón, Fernando.

Al morir el rey, Isabel se proclamo reina, y Alfonso V, rey de Portugal, se casó con Juana la Beltraneja para reclamar  el trono castellano.  Hubo enfrentamientos hasta la victoria castellana en 1476. Más tarde se firmó el tratado de Arcaçobas que puso fin a la guerra y delimitó el espacio marítimo para ambos reinos.

Monarquía dual

A pesar de la unión de los dos reyes, las dos Coronas siguieron siendo independientes y manteniendo sus leyes e instituciones.

Castilla vivía un momento de prosperidad, era más extensa y tenía más población que Aragón, por lo que la corte de Aragón se alojo mayoritariamente en Castilla.

Política interior

Los reyes católicos gobernaron de un modo autoritario.

En Castilla, reorganizaron el consejo real, fomentando la participación de gente mejor preparada, y se reformo la Audiencia. Se creó la figura del Corregidor para salvaguardar los intereses de la Corona.

En Aragón, Fernando acabo con el conflicto entre campesinos y señores de Cataluña, eliminando los malos usos, continúo con la tradición pactista para gobernar, y se consolidó la figura del virrey debido a las largas ausencias del rey.

Ambos reyes también lograron una unificación religiosa, introdujeron el tribunal de la Inquisición, y decretaron la expulsión de judíos  y la conversión obligatoria de los musulmanes.

Política exterior

Los reyes conquistaron el reino nazarí de Granada, realizaron una unión dinástica con Portugal y anexionaron Navarra en 1512.

Los nazaritas protegían a los piratas berberiscos, hecho que perjudicaba a los intereses de Aragón, además de otras razones. Los reyes decidieron conquistar el reino, en una guerra larga que terminó con la rendición del rey Boabdil en 1492, a cambio de respetar su libertad y religión.

La expansión atlántica

Las islas canarias fueron conquistadas a lo largo del siglo XV, reduciendo a la población autóctona, y bajo la protección de la Corona ante el acoso de Portugal.

La reina Isabel acepto un proyecto de un marinero genovés, Cristóbal Colón,  para buscar una ruta alternativa a las Indias, puesto que el mediterráneo estaba ocupado por los turcos. Unos meses más tarde, Colón llegó a América. Las tierras descubiertas fueron concedidas a Castilla, pero Portugal presionó para hacer valer el tratado de Alcaçobas, consiguiendo que los reyes firmasen el Tratado de Tordesillas, por el que dividían el mundo en un área de influencia portuguesa y castellana. Estas nuevas tierras proporcionaron a los reyes muchos recursos, y supuso un gran mestizaje entre culturas y razas.

La expansión mediterránea

Francia invadió Nápoles, bajo control aragonés, y Fernando logró dejar aislado al rey francés, por lo que las tropas francesas se vieron obligadas a retirarse.

En el norte de África,  el rey consiguió conquistar varias plazas, hasta que fue derrotado por los tunecinos.

Sucesión

Tras morir Isabel en 1504, Fernando asumió la regencia mientras llegaban su hija Juana y su marido Felipe El Hermoso de Flandes. Pero la prematura muerte de Felipe, y la enfermedad mental de Juana, obligaron a Fernando a mantener la regencia, hasta que murió en 1516, dejando como heredero a su nieto Carlos I.

Entradas relacionadas: