Literatura siglo

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Lengua y literatura

Escrito el en español con un tamaño de 5,11 KB

 
LOS GEÑEROS LITERARIOS DEL SI6LO XVIII

I. EL ENSAYO ILUSTRADO
En el siglo XVIII el término "ensayo" aún no se hallaba definido, por lo que los ensayos de esta época adoptaron formas diversas: unos, la técnica epistolar, otros la autobiografía, y a veces el libro de viajes. En todas sus diversas formas se convirtió en el género preferido de los ilustrados, y generó debates como el que desencadenó en 1782 el artículo "España" de un autor francés, en el que se afirmaba que nuestro país nada había
aportado a la ciencia europea.

Los autores mas destacados en el surgimiento del ensayo fueron Benito Jerónimo. Fcijoo, José Cadalso y &. M. de Jovellanos.
-Feíjoo (1676-1764) tenía como propósito principal educar al pueblo (al vulgo, lo llamaba él). Intentó en sus ensayos demostrar la falsedad de las supersticiones y rechazó la oposición a las novedades intelectuales. Estas son las ideas principales de su obra, que han quedado reflejadas en los nueve volúmenes del Teatro crítico universal y en los cinco de Cartas eruditas y curiosas.
-José Cadalso (1741-1782) es sobre todo un precursor del costumbrismo romántico. Sus textos tratan Sobre las costumbres de los españoles: su forma de vestir, su frivolidad, la ociosidad de la nobleza, los usos lingüísticos... En su obra más destacada, Cartas marruecas, adoptó la forma epistolar. Tres personajes de ficción se intercambian cartas que permiten al autor mostrar la realidad española desde tres puntos de vista distintos: el de Sazel, joven marroquí que viaja por España; el de Ñuño, que da la visión desde dentro de su propio país; y el de Ben-Beley, un sabio marroquí que ofrece una visión más generalizadóra.
El subjetivismo con que afronta Cadalso la visión de España lo acerca a los
románticos. En otra de sus obras, Noches lúgubres, los elementos románticos serán ya evidentes.
-Gaspar Melchor de Jovellanos se muestra como un reformista ¡lustrado. En sus ensayos aparece una honda preocupación por problemas sociales de su época: la industria, las comunicaciones, la agricultura y la educación, ámbitos para los que propone reformas:
a) Defendió la educación pública obligatoria y la educación humanística para los científicos como medio de desarrollo intelectual en el Informe sobre la instrucción pública.
b) Asimismo, en el Informe sobre la Ley Agraria pide la derogación de las leyes que están impidiendo un marco de libertad para el desarrollo económico. Señala como causas del atraso la concentración de la propiedad en manos de la nobleza y la Iglesia.
c) En Memoria sobre espectáculos y diversiones públicas propone la existencia de diversiones para el pueblo, la dignificación y profesionalización del teatro (con la creación de una escuela de actores) y la puesta en escena de obras que sirvan para divulgar las ideas ilustradas.


II. LA POESÍA DEL SISLO XVIII
En las primeras décadas del siglo se mantuvo la poesía barroca, pero después la lírica siguió distintas orientaciones, que no son sucesivas en el tiempo y que, en ocasiones, confluyen en un mismo autor.


1. La poesía rococó, cultivada sobre todo por Juan Meléndez Valdés (1754^1817), desarrolla los temas del amor y de la belleza femenina en ambientes frivolos, de coquetería y fiesta. Como fondo, siempre aparece una naturaleza que a veces se convierte en el, tema principal: paisajes idealizados, como los renacentistas.
El género más destacable de la poesía rococó son las anacreónticas, poemas en que destaca la presencia de elementos sensuales: junto al amor se ensalzan placeres como el galanteo, el vino, la fiesta...
2. La poesía ilustrada tiene, como otras manifestaciones literarias del XVTII ef objetivo de instruir y educar. Una buena parte de esta poesía se centra en la crítica social: la defensa de la fraternidad, denuncia de la pobreza, exaltación de valores como el civismo, el compromiso, la tolerancia. En este ámbito destacó Jovellanos con una serie de poemas satíricos que trataban los temas citados.
Por otra parte, se regeneran las fábulas, por su intrínseca función didáctica, terreno en el que destacaron Tomas de Iriarte y Félix de Samaniego.
3. La poesía prerromántica aparece en el último tercio del siglo: la expresión enfática de los sentimientos, el descontento con el mundo y una mayor libertad en las formas empieza a apreciarse en textos de Meléndez Valdés y Cadalso, textos que anuncian la corriente que predominará en la primera mitad del siglo XIX.

Entradas relacionadas: