La ley de ferrocarriles (1855)

Enviado por Chuletator online y clasificado en Historia

Escrito el en español con un tamaño de 5,45 KB

 

TEMA 8

- Describe brevemente los objetivos y las consecuencias de la Ley General de

Ferrocarriles de 1855.


En la etapa del Bienio Progresista (1854-1856) se aprobó la Ley General de Ferrocarriles de 1855, que impulsó la construcción de la red viaria básica, uno de los principales objetivos progresistas.

En cuanto a los objetivos, podemos destacar cuatro:

a.- Activar la economía nacional gracias a un medio de transporte moderno y mecanizado.

b.- Crear un mercado nacional por medio de una red de ferrocarriles que pudieran llevar las mercancías de un lugar a otro de la Península en cuestión de días.

c.- Invertir el capital excedente que se había  generado en las últimas décadas.

d.- Desarrollar la industria nacional gracias a la demanda que generaba el tendido ferroviario.

Con respecto a las consecuencias:

Entre las positivas, el ferrocarril aumentó la carga transportada, lo que muestra la preeminencia de este medio de transporte que revoluciónó las comunicaciones, creó un mercado nacional y ayudó a desarrollar la industria.

Entre las negativas, la rentabilidad fue escasa para la inversión, y la especulación arrastró la economía a una gran crisis, provocando la quiebra del sistema bancario y un déficit presupuestario crónico.


- Explica brevemente y con un ejemplo las diferencias entre proteccionismo y

Librecambismo


.

El proteccionismo protege a los productos nacionales, y se materializa al poner aranceles a los exteriores, por tanto, estos son más caros, protegiendo así el empleo del país.

Sin embargo, al eliminar la competencia real con el extranjero, las empresas nacionales no podrán innovar o bajar sus costes. Esto genera productos peores y, a la larga, inflación.


Por el contrario el librecambismo hace competir a los productos interiores con los exteriores y tiende a bajar los precios, aunque también sufrirán las fábricas y los puestos de trabajo interiores.

España, por ejemplo, es librecambista con toda la Uníón Europea y proteccionista con otros países.


Entradas relacionadas: