La guerra de Independencia (1808-1814)

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Historia

Escrito el en español con un tamaño de 7,8 KB

 
La guerra de Independencia (1808-1814) El rey Carlos IV accedió al trono español en 1788, e inmediatamente se vió desbordado por la Revolución Francesa (1789). El miedo a la expansión revolucionaria congeló todas las reformas iniciadas por Carlos III y apartó del gobierno a los ilustrados (Floridablanca, Jovellanos…). La muerte en la guillotina en 1793 del rey Luis XVI condujeron a Carlos IV a declarar la guerra a Francia en coalición con otras monarquías absolutas europeas. El enfrentamiento se saldó con derrota española. Motín de Aranjuez Carlos IV confió el poder a un joven militar, Manuel Godoy. Godoy era odiado por la alta nobleza y por la Iglesia por su origen plebeyo y por sus intentos reformistas, y también por los ilustrados, pero sobre todo por el príncipe heredero Fernando, que veía en él un posible competidor. godoy abordó una serie de reformas interiores: desamortización de tierras eclesiásticas, reducción de poder de la Inquisición. En política exterior España se convirtió en aliada de Francia, y se enfrentó a Inglaterra. en la batalla marítima de Trafalgar (1805) perdió casi toda su flota al destrozar el almirante británico Nelson la armada franco-española. en 1807, Napoleón obtuvo el consentimiento para que sus ejércitos atravesasen España para atacar Portugal (Tratado de Fotainebleau). En marzo de 1808 estalló un motín en Aranjuez, donde se encontraban los reyes, quienes, bajo los consejos de Godoy y ante el temor de que la presencia francesa terminase en una real invasión del país, se traladaban hacia el sur. El motín, dirigido por la nobleza y el clero, perseguía la destitución de Godoy y la abdicación de Carlos IV en su hijo Fernando. Resistencia Popular. Surgieron Juntas de Armamento y Defensa, primero locales y expresaban la forma de organización del movimiento popular. Pronto se organizaron y forzaron la reunión de una Junta Central que coordinase la acción contra los franceses. Los restos del ejército tradicional español eran incapaces de oponerse al avance de las fuerzas francesas. La guerrilla y los sitios fueron las formas de impedir el dominio francés sobre el territorio español. Los sitios consistían en la resistencia de las ciudades españolas al avance francés. La guerrilla fue la forma espontánea y popular de resistencia armada contra el invasor. Su mejor arma era el conocimiento del terreno y el apoyo de la población que actuaban en pequeños grupos, hostigaban al ejército, destruían sus instalaciones. Diferentes Fuerzas Políticas. Una pequeña parte de los españoles, afrancesados aceptaron el nuevo monarca José Bonaparte y participaron en su gobierno. Pensaban que un poder fuerte podría realizar las reformas necesarias para la modernización del país. La derrota final del ejército napoleónico obligaon a una gran mayoría a exiliarse al final de la guerra. el grueso de la población española formó el frente patriótico, es decir, todos quienes se opusieron a la invasioón. En este bando encontramos posiciones muy diferentes. el clero y la nobleza, buscaba la vuelta al absolutismo bajo la monarquía de Fernando VII. Los ilustrados, representados por Floridablanca o Jovellanos, deseaban que la victoria frente a los franceses permitiese la vuelta de Fernando VII del que se esperaba impulsase reformas. Los liberales veían en la guerra la ocasión de, influir en la transformación de la España del Antiguo Régimen en un sistema liberal-parlamentario. Sus aspiraciones eran, la soberanía nacional, la división de poderes, la promulgación de una constitución y la abolición de los privilegios estamentales y gremiales. La mayoría del pueblo español expresó su deseo de que volviera el monarca Fernando VII y defendió el poder de la Iglesia. La guerra. Napoleón no esperaba encontrar grandes resistencias. Las previsiones de Napoleón se desbarataron, el ejército francés fue derrotado en Bailen (julio de 1808). Napoleón en persona llegó a España en otoño y coordinó las acciones que condujeron a la toma de Madrid y a un teórico dominio de casi todo el territorio español. A partir de ese momento, fue esencialmente la gerrilla la única fuerza de resistencia frente al invasor. Incapaz de mantener 2 frentes, Napoleón decidió pactar el fin del conflicto con los españoles y, hacia finales de 1813, sus tropas empezaron a abandonar el territorio español


Constitución de 1812. Desde el comienzo de la guerra, 1808, las Juntas locales que coordinara las acciones bélicas y dirigiera el país durante la guerra. La junta se reunió en Aranjuez, aprovechando la retirada momentánea de Madrid de los franceses tras la derrota de Bailén. La Junta reconoció a Fernando VII como el rey legítimo de España y asumió, hasta su retorno, su autoridad. Ante el avance francés, la Junta huyó a Sevilla y de allí, a Cádiz, la única ciudad que resistió a los franceses. La junta Central se mostró incapaz de dirigir la guerra y en 1810 se disolvió, tras la convocatoria de las Cortes, manteniendo, en tanto éstas se reunían, una regencia formada por cinco miembros. El proceso de eleción de diputados a Cortes y su reunión en Cádiz fueron difíciles. En un país dominado por los franceses se optó por elegir diputados entre las personas de cada una de las provincias que se hallaban en Cádiz. Las Cortes se abrieron en septiembre de 1810 y el sector liberal consiguió el primer triunfo al forzar la formación de una cámara única, frente a la tradicional representación estamentanl. En su primera sesión aprobaron el principio de soberanía nacional (el poder reside en el conjunto de los ciudadanos y que se expresa a través de las Cortes formadas por representantes de la nación). La Constitución promulgada el día 19 de marzo de 1812, por lo que se le conoce popurlamente como "la Pepa", plasma el compromiso entre los sectores de la burguesía liberal y los absolutistas, al reconocer totalmente los derechos de la religión católica. La Constitución contiene una declaración de derechos del ciudadano: la libertad de imprenta, la igualdad ante la ley, el derecho de propiedad. La nación se define como el conjunto de todos los ciudadanos de ambos hemisferios, es decir, se colocan en pie de igualdad los territorios peninsulares y las colonias americanas. La estructura del Estado se corresponde con el de una monarquía limitada, basada en la división de poderes. El poder legislativo, las Cortes unicamerales, poseen amplios poderes: elaboración de leyes, aprobación de los presupuestos y de los tratados internacionales, mando sobre el ejército. El sufragio era universal masculino e indirecto. El monarcaes la cabeza del poder ejecutivo, posee la dirección del gobierno e interviene en la elaboración de las leyes a través de la iniciativa y la sanción, poseyendo veto durante 2 años. El poder del rey está controlado por las Cortes, y la Constitución prescribe que todas sus decisiones deben ser refrendadas por los ministros. La justicia es competencia de los tribunales y se establecen los principios básicos de un Estado de derecho: códigos únicos, garantías de los procesos... Otros artículos de la Constitución contemplan la reorganización de la administración provincial y local, la reforma de los impuestos y la Hacienda pública, la creación de un ejército nacional y la obligatoriedad del servicio militar, y la implantación de una enseñanza primaria pública y obliga toria.

Entradas relacionadas: