La circulaci

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Física

Escrito el en español con un tamaño de 12,58 KB

 
La circulación de valores en la empresa.
La actividad económica que surge en la empresa se concreta en la aplicación de unos factores materiales para la obtención de productos, es decir, las empresas adquieren factores para aplicarlos en la obtención de productos y, con la venta de los mismos, obtener un beneficio. En el desarrollo de esta actividad la empresa se va a relacionar por una parte con terceros, y por otra parte consigo misma.
Con terceros. En el desarrollo de esta actividad la empresa se va a relacionar con los consumidores y con otras empresas, es decir, con el mundo externo a la empresa, relación que lleva a cabo por los siguientes motivos:
cuando acude al
mercado de capitales para financiarse, es decir, para obtener dinero o los medios necesarios para su funcionamiento. A cambio, pagará un precio por ese dinero, que son los intereses.
cuando va al
mercado de factores o aprovisionamiento con el fin de abastecerse de todos los elementos necesarios para la producción. A cambio, realizará pagos en efectivo o los dejará a deber.
cuando lleva los productos al
mercado para venderlos. A cambio, recibirá dinero o medios de pago.
Vemos, por tanto, que se producen intercambios de forma continua entre la empresa y el mundo externo.
Consigo misma. Por otra parte, entre la compra (factores) y la venta (productos), la empresa se relaciona consigo misma, ya que realiza en sí misma otra actividad que es la adecuación de factores para obtener productos, bien con o sin transformación de los factores.
Como consecuencia de todo ello vemos que la empresa desarrolla un doble conjunto de actividades: unas de relación con terceros y otras en sí misma, lo que delimita respectivamente los 2 ámbitos que se definen en la empresa:
ámbito interno y externo. Toda esta problemática o circulación de valores en la empresa queda perfectamente reflejada en el Esquema de la Circulación de Valores en la empresa del Profesor Schneider, esquema que ha sido fundamental para toda la doctrina posterior para una mejor representación de la fenomenología de la empresa. En esta circulación de valores que se dan en la empresa existe una corriente real (expresada en unidades físicas) y una corriente monetaria (que es el equivalente monetario de esos bienes y servicios que acabamos de indicar), corriente que va a estar reflejada en el esquema de Schneider de la siguiente forma: todo lo que está por encima de las flechas en dicho esquema indicará la corriente real; y lo que está por debajo de las mismas, la corriente en términos monetarios. Schneider, para elaborar dicho esquema, utiliza 6 series de cuentas, que representaremos por una doble raya: capital, dinero, compras, fabricación, almacén (de productos acabados) y venta. Entre cada una de las series de cuentas vamos a establecer una relación, y esa relación la vamos a llevar a cabo mediante flechas, que indicarán los asientos: dinero, compras (gasto), consumo (coste), producción (valor de la producción), producción colocada (vendida) (valor o coste de la producción colocada o coste de las ventas), ventas (ingresos) y vuelta a empezar. Dentro del esquema, Schneider separa mediante un recuadro que abarca desde el haber de la venta de compras hasta el debe de la cuenta de ventas, especificando que lo que hay dentro delrecuadro es lo correspondiente al ámbito interno o circulación interna; y todo aquello que está fuera del recuadro representará el ámbito externo o circulación externa.
Ya hemos dicho que la relación que establece entre éstas la llevaremos a cabo mediante flechas, las cuales están representando los asientos
(1 flecha = 1 asiento). Lo primero que ocurre en esa circulación es la aportación dineraria, es decir, se produce la financiación de la empresa, bien en base a fuentes propias o ajenas, cuya materialización, que es de naturaleza financiera, recoge todo el proceso de financiación. Ese proceso queda reflejado en el esquema mediante las rúbricas de capital y dinero, significando la de capital (primera) lo que se conoce como financiación básica, es decir, el exigible a largo plazo más el no exigible; y la rúbrica de dinero comprende: disponible (caja, banco, etc.), el realizable cierto (derechos de cobro) y el exigible a corto plazo.
A continuación, con ese dinero que tiene la empresa, ésta va a adquirir los factores que son necesarios para la elaboración de los productos; por tanto, adquirirá primero materia, mercaderías, mano de obra, etc... y de forma general lo podríamos concretar en la adquisición de factores del circulante fijo. A la
adquisición de factores es lo que se conoce como compra y su equivalente monetario es lo que se conoce como gasto.
Todo o parte de los factores adquiridos los aplicamos al proceso productivo, iniciándose con ello la transformación de factores en productos, siendo el
debe de la cuenta de fabricación y el haber de la cuenta de compras las rúbricas que me recogen dicho paso. Por tanto, podemos decir que la serie de cuentas de fabricación del esquema viene a representar la fenomenología económico-técnica de la empresa hasta la obtención de productos. A la aplicación de factores al proceso productivo se conoce como consumo, siendo su equivalente monetario el coste.
Con la finalización del proceso se obtienen los
productos en su sentido más amplio, siendo la cuenta de almacén y la de fabricación la que registralmente va a recoger ese paso; producción que abarcará: la producción terminada, la semiterminada (tiene valor de venta), la producción en curso de fabricación (no tiene valor de venta), residuos, etc.


Finalmente toda o parte de dicha producción se coloca en el mercado, siendo la cuenta de ventas la que va a recoger todo este ciclo, de forma que la producción colocada a lo que se llama precio de coste (lo que me ha costado) registralmente lo recogerá como:
Y las ventas al mundo externo registralmente los recogeré como una salida en la ventas.
Si nosotros consideramos a la empresa como un sistema relacionado con el mundo externo, podemos definir en ella
4 subsistemas: el subsistema de financiación, el subsistema de inversión (compras), el subsistema de producción (fabricación) y el subsistema de desinversión (ventas). El hecho de considerar esos 4 subsistemas genera la posibilidad de desarrollar la contabilidad como un sistema único, es decir, registrando los 4 subsistemas bajo una sola contabilidad (o una sola serie de cuentas) que es lo que se denomina Monismo (o sistema de enlace monista) siendo un ejemplo de monismo el esquema de Schneider y siendo la registración de los 4 subsistemas bajo una sola contabilidad de la siguiente forma:
Y la otra opción es considerar las
distintas combinaciones que se puedan dar entre los distintos subsistemas, que es lo que se conoce como Pluralismo o Sistema de Enlace Pluralista que podrá ser: Dualismo, Trialismo y Tetralismo.
Si agrupamos los
4 subsistemas en 2 grupos llevando una contabilidad para cada uno de ellos es lo que se conoce como Dualismo. De todas las combinaciones posibles solamente hay una desarrollada (que es la que se aplica tanto en la teoría como en la práctica). Es el que agrupa por una parte los subsistemas de financiación, inversión y desinversión; y por otra parte el subsistema de producción desarrollando una contabilidad para registrar la primera agrupación y otra contabilidad distinta para registrar la otra agrupación; es decir, utiliza una contabilidad para recoger lo correspondiente al ámbito externo y otra contabilidad para recoger lo correspondiente al ámbito interno.
El
Trialismo consiste en agrupar los 4 subsistemas en 3 grupos. No se utiliza en la práctica, solamente existe a nivel teórico, trabajos de investigación, etc. Las agrupaciones [...] siempre han sido las mismas: una contabilidad para recoger el subsistema de financiación, otra para recoger los subsistemas de inversión y desinversión y otra para recoger el subsistema de producción.
El
Tetralismo consiste en utilizar una contabilidad para registrar (recoger) cada subsistema (contabilizar todos los sistemas por separado). Tampoco se utiliza a nivel práctico, sólo en algunos casos de investigación y estudios teóricos (tesis).
Hoy en día ya no se utiliza el Monismo, sino el
Pluralismo, y dentro de éste sólo y exclusivamente el Dualismo; y dentro del Dualismo, la combinación indicada anteriormente (la que diferencia entre ámbito externo y ámbito interno). Si nosotros quisiéramos utilizar como base para las explicaciones de un Dualismo el esquema de Schneider tal y como fue concebido no es correcto porque, en las cuentas de compras y ventas, están: el debe en el ámbito interno y el haber en el ámbito externo, por lo que las cuentas quedan partidas en dos cuentas distintas cada una. Por tanto, las cuentas de compras y ventas quedan fuera del ámbito externo, es decir, en el ámbito interno.
En el
ámbito externo estarían:
Series de
cuentas: capital, dinero, compras y ventas.
Subsistemas: financiación, inversión y desinversión.
En el
ámbito interno estarían:
Series de
cuentas: fabricación y almacén.
Subsistemas: producción.

Entradas relacionadas: