Juego sociedad

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Otras materias

Escrito el en español con un tamaño de 4,37 KB

 

De los juegos de sociedad
SECCIÓN I
Entregar la baraja a una persona para que piense una carta y entregarle esta
carta sin hacerle ninguna pregunta -- Varios modos de ejecutar este juego.
Ruego al lector que me siga hasta el fin porque para dar una idea del modo de
ejecutar el juego, voy a describirlo poniéndolo en acción.
"Señorita, quiere Vd. hacerme el obsequio de pensar una carta de la baraja que
tengo el honor de entregarle."
"Coloque Vd. las figuras ante su vista. Ahora haga usted correr las cartas la una
después de la otra y cuéntelas mentalmente empezando desde la primera; le
suplico a Vd. que no desarregle la baraja y que se acuerde del número al cual se
halla la carta que Vd. ha pensado. Luego que Vd. haya pensado la carta tenga
la bondad de devolverme la baraja. Señorita, al momento mismo en que he
cogido la baraja entre mis manos he conocido la carta que Vd. ha pensado.
Pero voy a hacer más y es que sin verla voy a colocarla en el sitio que el
caballero designe. Hágame Vd. el favor de decirme, caballero, a qué número
quiere que se encuentre la carta que la señorita ha pensado. Ruego a Vd. tenga
presente que hasta de ahora no he hecho a la señorita ninguna pregunta que
pueda darme entender nada."
Entonces se colocan las manos debajo de la mesa teniendo la baraja con las
figuras hacia arriba.
Supongamos que el espectador al cual se ha dirigido la pregunta haya pedido la
carta al número 18. Cuéntanse secretamente 17 cartas, tomándolas del lado de
las figuras y haciéndolas correr una después de la otra pero sin desarreglarlas.
Colócanse estas 17 cartas sobre el dorso de la baraja que en este momento se
encuentra debajo porque las figuras están arriba. Terminada esta operación
retíranse las manos de debajo la mesa, pero entonces se tiene el dorso de la
baraja hacia arriba y se dice a la señorita que ha pensado la carta. Señorita, el
caballero ha pedido que su carta se encuentre al número 18. Ahora que está ya
arreglada la baraja y que no la tocaré puede usted decirme el número al cual se
hallaba su carta, porque voy a empezar desde este número para llegar más
pronto al número 18 que es la cifra pedida."
Si la señorita contesta por ejemplo que su carta era la sexta se principia pues
diciendo 7, 8, 9, etcétera, tomando las cartas sobre la baraja. Cuando se ha
llegado al número 18, se hace nombrar la carta y se enseña.
Es muy importante procurar que la persona que piensa la carta no desarregle el
orden de las otras hojeándolas para contarlas y escoger una, porque si las
colocase la una sobre la otra ya no se lograría el objeto. Es necesario no
olvidarse que se debe siempre colocar sobre la baraja una carta menos que el
número pedido. Hecho de este modo, este juego, que no es mas que una
combinación matemática, no deja de ser sorprendente. Muchas circunstancias
concurren a hacer tal; en primer lugar, porque tan pronto como se ha pensado la
carta, se afirma conocerla al tomar la baraja; luego porque se anuncia que va a
colocarse en el punto que se desee, fingiendo solo servirse del tacto; y en fin,
porque no se hace ninguna pregunta, a no ser una sola, que parece sin
consecuencia, porque se hace cuando la carta está ya colocada es su sitio.
Me he extendido un poco en esta primera recreación, para dar a conocer que los
juegos no deben ejecutarse rápidamente, pues es necesario siempre
acompañarlos de algunas observaciones, aunque sean subterfugios, que los
hagan más apreciables, brillantes y maravillosos.

Entradas relacionadas: