Intensidad nominal de interruptor diferencial

Enviado por iker y clasificado en Electricidad y Electrónica

Escrito el en español con un tamaño de 3,93 KB

 

Interruptor automático magnetoérmico:


es un elemento de protección que protege la instalación contra sobrecargas y cortocircuitos.

Componentes fundamentales. 1º

Los contactos, fijo (1) y móvil (2), forman un polo del interruptor y cierran o abren el circuito.

El accionamiento (3), abre o cierra el interruptor.

El mecanismo de maniobra (4) se encarga de acumular la energía para abrir el interruptor automáticamente cuando recibe la orden de los disparadores.

Los disparadores de sobreintensidad si son térmicos (5) están formados por un bimetal que al calentarse por el paso de una corriente excesiva, se deforma dando la orden de disparo.

Si son magnéticos (6), están formados por un electroimán que por la atracción de una armadura de hierro, da la orden de disparo cuando se supera una determinada intensidad.

Los elementos de conexión (7) permiten la conexión de cables al interruptor.

El envolvente (8), protege al interruptor.

Carácterísticas:


El número de polos (bipolar, unipolar, unipolar+neutro...)

Curva de disparo.

Intensidad nominal.

Poder de corte.

Tipos de curvas: 1º

Tipo B, intensidad nominal entre 3 y 5, para protección de conductores.

Tipo C, intensidad nominal entre 5 y 10, para aplicaciones generales.

Tipo D, intensidad nominal entre 10 y 14, para cargas de intensidad elevada en el arranque.

Tipo Z, intensidad nominal entre 2,4 y 3,6 para circuitos electrónicos.

Interrupor automático diferencial:

son dispositivos destinados a la protección de las personas e instalaciones contra los defectos de las fugas que puedan aparecer en una instalación. Su función es la de la vigilar todo el rato la instalación, desconectándola ante una corriente de defecto que puede ser peligrosa para las personas. Las corrientes de defecto son producidas por:

Errores de conexión, confusión de conductores...

Defectos de aislamientos, por envejecimiento de instalación...

Falsos contactos.

Contactos fortuitos.

Personas que tocan metal con tensión.  
La sensibilidad de un interruptor diferencial es la mínima corriente de defecto capaz de producir la apertura automática del mismo. 10mA para instalaciones peligrosas, locales húmedos, jardines... 30mA para instalaciones domésticas, oficinas... 300mA para industrias con línea a tierra, 500mA para industrias con línea a tierra de alta calidad.

Funcionamiento:

El interuptor tiene un transformador de intensidad, en el cual, el interior está atravesado por todos los conductores de línea. Cuando una fuga provoca un desequilibrio de corriente en los cables de línea y hace que la suma de las intensidades no sea cero, se induce un flujo magnético en el núcleo, producíéndose una corriente en el secundario, que por estar conectado a un relé actúa saobre el mecanismo de maniobra del interuptor provocando la apertura del circuito.   Para aparatos de alta sensibilidad, la corriente de disparo es de 30mA, que es una intensidad insuficiente para que sea mortal.   También va provisto de un pulsador (TEST), por donde se provoca una fuga artificial para comprobar el buen funcionamiento.

Carácterísticas del interruptor diferencial:


Intensidad nominal.

El número de polos (4 o 2).

La sensibilidad.

Intensidad nominal del diferencial:

máxima intensidad que de forma permanente puede circular por el diferencial. Existen diferenciales de 25A, 40A, 63A, 80A y 100A.  Vc en local seco= 50V. Vc en local húmedo=24V, tensiones máximas.

Entradas relacionadas: