Industrialización en el País Vasco

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Geografía

Escrito el en español con un tamaño de 4,43 KB

 

2.- Consolidación

El período comprendido entre 1898 y 1901 es de crecimiento.
En 1902 se funda Altos Hornos de Vizcaya (resultado de la fusión de tres empresas ya existentes: Altos Hornos de Bilbao, La Vizcaya y La Iberia). Se consolida, por otra parte, el sector naviero (Astilleros del Nervión, Euskalduna), se crea la Babcock Willcox (motores) y aparecen compañías de seguros y reaseguros. El papel vasco en el mercado interior español se refuerza merced a nuevas leyes proteccionistas que eliminan la competencia extranjera (arancel de 1906). La pequeña crisis de comienzos de 1910 se solventa con el desarrollo de la 1ª Guerra Mundial (1914-1918), años en los que, a pesar de la neutralidad de España, se aprovecharán para vender mineral a ambas partes contendientes (principalmente Inglaterra).

Finalizado el período de la guerra, y sus grandes beneficios, llegó una segunda crisis que vino a solventarla la aplicación a la siderurgia del “Convertidor Bessemer” más barato que el Alto Horno pero con un problema: precisa de mineral no fosfórico cuya existencia se limita a Suecia y la zona minera de Bizkaia. La facilidad de extracción y proximidad al mar de esta zona motivó que los países europeos (especialmente Inglaterra) redoblasen sus inversiones en la margen izquierda del bajo Nervión. Es el momento cumbre de la extracción de mineral y de la producción de acero.

De esta forma no sólo salieron adelante las empresas ya existentes sino que se levantaron empresas auxiliares metalúrgicas, cementeras y de infraestructuras para la explotación minera, como cargaderos, embarcaderos, tranvías aéreos, cadenas flotantes…  Todo ello precisó de abundante capital que llegó no sólo de las reinversiones gananciales sino de burgueses catalanes y empresas extranjeras.

3.- Consecuencias sociales

A.- Crecimiento de la población:


todo este proceso industrial precisó, por otra parte, de una ingente mano de obra. Llegó, a partir de 1877, a decenas de las provincias limítrofes (Burgos, Cantabria…) de modo que se pasó de 400.000 habitantes en 1877 a más de 600.000 en 1900, lo que supone un incremento del 34% frente al 9% del resto del país. Bizkaia fue el territorio que más crecíó.  A finales del siglo, casi 1 de cada 3 vascos vivía en la ría de Bilbao, que se estaba convirtiendo en la zona económica y demográfica más dinámica del País Vasco y de España, y en un área metropolitana de gran influencia en todo el territorio peninsular.

Este crecimiento poblacional se dio gracias a una fortísima inmigración. Los municipios de San Salvador del Valle (actual Trápaga), Abanto y Ciérvana, Barakaldo, Sestao y Bilbao, aportaron el 87 % de este crecimiento, la mayoría procedente de la emigración. A finales de siglo los inmigrantes, que representaban el 75% de la población activa, supusieron también la base humana para el surgimiento de nuevas ciudades en la Ría. En localidades como Baracaldo y Portugalete, la población activa inmigrante era mayoritaria. Estas tasas contrastan con las de Guipúzcoa y Álava. En Álava hubo incluso un cierto estancamiento de la población. Habría que esperar a principios del Siglo XX para que Guipúzcoa se convirtiera en una provincia receptora de población.

Entradas relacionadas: