Porque el imán no atrae al aluminio

Enviado por saiahasiet y clasificado en Física

Escrito el en español con un tamaño de 5,51 KB

 

Experiencia nº3: División del Imán

Materiales:


Imán Imán partido

Descripción de la  experiencia

Se observo un imán. Se explico y se visualizo una parte del imán cortada.

Resultados

En un imán se puede ver fácilmente que pose dos extremos opuestos como se realizo en la experiencia No 1. Al dividir los dos extremos del imán se observo que cada uno al enfrentar sus extremos opuestos se atraían y al enfrentar sus otros extremos se repelían.

Interpretación de los resultados

Un imán posee dos polos magnéticos denominados convencionalmente, norte y sur. Al partir o dividir los polos del imán, ambas partes poseen a su vez un polo norte y un polo sur cada una, por lo que los polos de un imán no pueden aislarse. Por lo que, unidos actúan como un imán pero separados actúan como dos.

Experiencia nº4: Brújula

Materiales:


Brújula Imán 

Descripción de la experiencia

Se coloco la brújula sobre la mesa. Una vez que marcamos el norte con la aguja verde se le acerco un imán.

Resultados

Al colocar brújula sobre la mesa, se puede observar que la aguja verde imantada apunta hacia al Norte geográfico. Además al acercar el imán a la brújula se puede visualizar como la aguja verde comienza a girar de forma caótica.

Interpretación de los resultados

 El polo Norte geográfico es el polo negativo (-) magnético y el Polo Sur geográfico es el polo positivo (+) magnético. Los nombres negativos y positivos son nombres convencionales, por ello al estar fijados, en un caso cualquier nos permiten la designación de los distintos polos.
En el caso de la brújula, la aguja magnética apoyada sobre el eje vertical ‘obedece’ la fuerza magnética de la Tierra, dirigiendo el polo (+) magnético hacia el Polo Norte es decir el Polo Negativo de la Tierra.  Es decir que a Tierra es un gran dipolo magnético. Pero al acerar un imán la aguja empieza a dar vueltas rápidamente por lo que el material de la brújula es un imán, así como la tierra, magnéticamente hablando.

Experiencia nº5: Imán en el agua

Materiales :


Dos imanes Vaso de precipitados Agua

Descripción de la experiencia

Se colocó en un vaso de precipitados con agua un imán. Luego, se le acerco al imán dentro del vaso de precipitados otro imán por fuera del mismo.

Resultados

Al colocar un imán en un vaso precipitado con agua y acercar otro imán por afuera se puede visualizar que los imanes se atraen en sus polos opuestos y se repelen en sus otros polos.

Interpretación

Las interacciones magnéticas, es decir las fuerzas de repulsión y atracción se mantienen a pesar de que un imán este en un medio acuoso y el otro no. 

Experiencia nº6: Magnetismo en cadena

Materiales:


Imán Clavo de Acero Alfiler

Descripción de la experiencia

Se acerco el imán al clavo de acero. Luego, el imán y el clavo de acero se acercaron al alfiler.

Resultados

.Se visualiza como el imán atrae al acero y posteriormente, como ambos atraen a su vez al alfiler.

Interpretación de los resultados

Al acercar el imán al clavo de acero se ve como actúa la fuerza magnética de atracción entre ambos objetos, así como también dicha fuerza actúa al acercar el imán y el clavo, al alfiler. Por lo tanto, el clavo de acero actúa a su vez como un imán.

Conclusión

Para concluir este trabajo, queremos destacar el cumplimiento de los objetivos propuestos para el mismo. Se estudiaron las propiedades magnéticas, las condiciones necesarias para que se den este tipo de interacciones y las distintas implicancias y aplicaciones que posee el magnetismo. Habiendo propuesto hipótesis para las distintas experiencias realizadas, podemos concluir que en primer lugar, sólo los materiales ferromagnéticos son atraídos por los imanes, a diferencia de lo que habíamos supuesto inicialmente. Estos materiales, que son el níquel, cobalto y hierro, poseen carácterísticas propias que posibilitan la interacción magnética, generando fuerzas de atracción dentro del campo magnético generado por el imán en cuestión. Estas interacciones se mantienen si se cambia el medio en el que se dan, como se pudo ver en la experiencia del imán en el agua. Por otra parte, se pudo ver que los imanes poseían polos diferentes, que si son de la misma naturaleza, los imanes tienden a repelerse, mientras que si son opuestos, se atraerán, como se pudo observar en la experiencia del péndulo.  Aplicando la convencíón de los polos magnéticos, se pudo ver que estos no eran separables, por lo que si se cortaba un imán, en cada uno de los polos anteriores, se generaban dos polos nuevos, permitiendo que cumpla su función magnética. Por último, pudimos ver la presencia e importancia del magnetismo en la vida cotidiana con la experiencia de la brújula. Este instrumento de gran valor y utilidad,  actúa con el fundamento de una aguja imantada, que apunta al sur magnético de la Tierra, es decir el Norte geográfico del globo terráqueo.

Entradas relacionadas: