La idea del infinito en la mente

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Filosofía y ética

Escrito el en español con un tamaño de 2,01 KB

 

La sustancia infinita. Dios

Entre las ideas innatas, Descartes encuentra la idea de infinito.
Porque dudo –afirma- me percibo a mí mismo como un ser limitado, imperfecto, finito. Descartes invierte aquí la explicación tradicional según el cual el concepto de infinito provendría de la idea de finito por negación de los límites. Según el, el concepto de finito proviene de la idea de infinito, que no es una idea que tenga origen en mí: ha mantenido que ser puesta en mi por una naturaleza más perfecta que yo, porque la causa de la idea de una sustancia infinita solo puede ser una sustancia infinita: Dios. A partir de la presencia de la idea de Dios en la mente, Descartes prueba su existencia mediante dos argumentos:

  • El argumento de la objetividad de las  ideas


     La idea como realidad objetiva requiere una causa real. Así, la idea de un ser infinito requiere una causa infinita y la idea de un ser perfecto solo puede haber sido puesta por un ser perfecto
  • El argumento ontológico


    Descartes toma a san Anselmo: Todos tenemos la idea de Dios como un ser perfecto. Una de sus perfecciones es la existencia, por lo tanto Dios ha de existir.

Comparación de un triangulo

  • Del mismo modo que la definición del concepto de triangulo exige que sus ángulos sumen 180º, la definición de Dios exige todas las perfecciones.
  • Pero en la definición de triangulo no hay nada que diga que este haya de existir. Es posible pensar en un triángulo perfecto que no exista en la realidad, pero no en un Dios que no exista en la realidad, puesto que la existencia forma parte de la esencia de Dios

Una vez demostrada la existencia de Dios, queda garantizado el principio de evidencia, porque Dios, en su infinita bondad, no permitiría que me equivocara al percibir algo. Dios encuentra asi su papel fundamental en la filosofía cartesiana.

Entradas relacionadas: