Hannah arendt la banalidad del mal pdf

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Filosofía y ética

Escrito el en español con un tamaño de 4,17 KB

 


4.

Filósofos

En la película se menciona a Jaspers, pero éste no sale. Fue uno de los pocos filósofos y/alemanes en general que salíó limpio de lo que supuso el nazismo en Alemania.Respecto a Heidegger, ya hemos mencionado que tuvo una relación con él siendo su discípula, y H.
Arendt nunca lo abandonó por completo, a pesar de la tremenda oposición entre las ideas de uno y otro. Cuando prohibieron la publicación de las obras de Heidegger, tras la derrota de Alemania, Arendt trató de comprenderlo y ayudarte: En la película se sugiere que Heidegger pudo ser el gran amor de su vida, pero es. Probable que lo fuera su segundo marido, Heinrich, muy socialista y seguidor de las ideas de Rosa Luxemburgo. Esta lealtad aisnán~uede ser una de las carácterísticas de la filósofá, que defiende esta cualidad por encima incluso de la razón y la verdad o cierto es que en su investigación sobre Eichmann lo que puso por encima fue _la ver ad. Con respecto a Hans Jonás, ya se ha mencionado que interrumpieron su amistad a causa de sus discrepancias sobre el juicio.


5.

Conclusiones juicio. Declraciones

Eichmann se  escuda escandalizando al juez y a todos, en que recibía órdenes e incluso se siente orgulloso de ello. Esta mentalidad burócrata y mediocre es la que conduce a Arendt a su teoría de la banalidad del mal.


Cuando el juez le pregunta si no se le planteaba un dilema al tener que elegir entre su "deber y conciencia, Eichmann admite fácilmente, que en esos momentos abandonaba su conciencia. De aquí extrae Arendt la conclusión de que es la renuncia a pen os o lo que condujo y conduce al desastre, porque así se olvida uno de su condición de ser humano.



5.2conclusiones hanna
Como ya se ha dicho en la pregunta anterior, Hannah Arendt puso nombre a su explicación de cómo pudieron Eichmann y otros nazis exterminar a los judíos. Lo llamó la banalidad del mal. Con esto se refería a la extraordinaria me Iiocridad del hombre que fue capaz de unos hechos tan brutales. Esta tesis fue malinterpretada, como si Arendt estuviera exculpando de alguna manera a Eichmann cuando tan solo pone el  acento en lo fácil que es convertirse en un asesino de  tal magnitud, que no debemos esperar ar a una persona monstruosa en todos los sentidol, sino que cualquiera puede dar este paso si se niega a pensar, a sentir, aunque esto no se dice en la película.





Entradas relacionadas: