Fondos espontáneos de financiación

Enviado por Chuletator online y clasificado en Economía

Escrito el en español con un tamaño de 5,55 KB

 

1.FUENTES DE FINANCIACIÓN DE LA EMPRESA:


 

A)Según el plazo de devolución:

A corto plazo: cuando la empresa tiene que devolver el dinero en un plazo máximo de un año. -A largo plazo: cuando la devolución se realizará en un plazo superior al año. 

B)Según la procedencia del dinero:

Financiación interna: las reservas (beneficios no distribuidos), amortizaciones y provisiones.  -Financiación externa – el capital (aportaciones de los socios), los préstamos,… 

C)Según la pertenencia a propietarios o personas ajenas a la empresa:

Financiación propia: el capital y las reservas. -Financiación ajena: los préstamos, créditos y empréstitos. 

Capital:

representa las aportaciones de los socios al constituirse la sociedad y por las sucesivas aportaciones realizadas en posteriores ampliaciones de capital. 

Reservas:

son beneficios que no se han repartido y permanecen internamente en la empresa. Con ellas se pueden hacer inversiones y, por lo tanto, favorecen el crecimiento, también se denominan autofinanciación de enriquecimiento. 

RECURSOS FINANCIEROS AJENOS A LARGO PLAZO: Empréstitos:

son préstamos fraccionados en títulos (obligaciones, bonos, pagarés) emitidos por empresas para financiarse y adquiridos por otras personas o empresas, quienes a cambio de su inversión recibirán junto con su dinero unos intereses a la finalización del tiempo pactado. 

Leasing o arrendamiento financiero:

consiste en alquilar un elemento del inmovilizado en lugar de comprarlo. El contrato de leasing incluye también una opción de compra. Terminado el contrato de leasing éste se podrá cancelar, ampliar, renegociar con descuento o incluso comprar el inmovilizado a un precio inferior al de coste. 

Renting:

tiene cierta similitud con el leasing pero no admite la posibilidad de compra al finalizar el contrato. Consiste en el alquiler de bienes muebles o inmuebles durante un tiempo, mediante el cual la empresa de renting pone a disposición de la empresa el bien, además de hacerse cargo de su mantenimiento y de contratar un seguro a todo riesgo. 

Inversión:

es el acto mediante el cual se adquieren 
ciertos bienes con la intención de obtener unos ingresos o rentas a lo largo del tiempo. La inversión se refiere al empleo de un capital en algún tipo de actividad o negocio con el objetivo de incrementarlo.




RECURSOS AJENOS A CORTO PLAZO: Créditos bancarios a corto plazo:


dos modalidades: 

Descubierto en cuenta:

se refiere a los populares “números rojos”. Se puede producir un descubierto en cuenta cuando el banco ha permitido un cargo en la misma por un importe superior al saldo que ésta tenía. 

Cuenta o póliza de crédito:

 Consiste en una cantidad que el banco pone a disposición de una entidad en una cuenta con un talonario de cheques. La empresa puede emitir cheques según las cantidades que vaya necesitando. Finalmente devolverá con intereses las sumas dispuestas y sólo pagará una comisión por la cantidad no utilizada. 

Crédito comercial:

es la financiación automática que consigue la empresa cuando deja a deber las compras que realiza a sus proveedores. El tiempo que tardan en cobrar es un crédito gratuito. Algunas entidades utilizan fórmulas para cobrar pronto, como por ejemplo aplicar descuentos por pronto pago. 

Descuento de efectos:

cuando una empresa dispone de letras a cobrar puede optar por esperar su vencimiento o descontarlas en su banco. El descuento de una letra consiste en solicitar a la entidad bancaria el anticipo de su importe. El banco descontará de la cantidad a anticipar una comisión y unos intereses. 

Factoring:

consiste en la venta de todas las facturas y letras a una empresa especialista en cobros denominada factor. La empresa factor pagará un importe inferior al valor total de todos los derechos de cobro que compra pero a cambio proporcionará a la entidad vendedora una liquidez inmediata y le evitará el trato con los posibles morosos. 

Fondos espontáneos de financiación:

no requieren ninguna negociación y serían fundamentalmente dos. Las cantidades que la empresa debe a Hacienda por las retenciones de IRPF de sus empleados y a la Seguridad Social por los seguros sociales. Y el pago de los salarios que realizan a final de mes, ya que, si todos los trabajadores cobrasen diariamente las entidades tendrían que pedir préstamos para poder hacer frente a los pagos diarios. 

Un contrato de préstamo:

se define como aquel en que una persona, llamada prestamista, se compromete a entregar a otra, llamada prestatario, una cierta cantidad de dinero; a cambio, el segundo se compromete a devolvérsela junto con unos intereses
previamente estipulados y durante el tiempo de vigencia del contrato. 














Entradas relacionadas: