Filosofía del atardecer

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Filosofía y ética

Escrito el en español con un tamaño de 5,38 KB

 

Nietzsche


Nacíó en la ciudad de Rocken en 1844 y muere el 25 de Agosto de 1900 en Weimar. Hijo de un pastor protestante del que pronto quedó huérfano. Fue criado por su madre, su hermana y sus dos tías.Realizó estudios clásicos en la escuela de Pforta. A su salida del instituto comienza los estudios de filología y tecnología, donde era discípulo de Ritschl, al que seguirá en 1865 en Leipzing. Allí es donde recibe la revelación de su vocación filosófica a través de la lectura de Schopenhauer.Filólogo muy brillante, es nombrado a los 25 años catedrático extraordinario de la universidad de Basilea. En 1874 fue nombrado decano de su facultad por dos años.El 3 de Enero de 1889 sufre un colapso en Turín y es ingresado en una clínica psiquiátrica en Basilea con el diagnóstico de parálisis general. Muere en la casa de su hermana en Agosto de 1900.La obra de Nietzsche es extensa, relaciona su producción literaria con los cuatros momentos del día:

La Fª de la noche:
periodo ROMántico que corresponde a su estancia en Basilea.

La Fª de la mañana: periodo ilustrado o “positivista” que corresponde a la época de sus primeros viajes.

La Fª del mediodía: su obra alcanza la claridad y el clímax del mediodía.

La Fª del atardecer: este periodo es mucho más violento y apasionado. Es un ataque exacerbado contra una civilización que está en el ocaso, en el atardecer, minada por el Nihilismo.


CONTEXTO HISTÓRICO, CULTURAL Y FILOSÓFICO Una época dominada por la sociedad burguesa debido principalmente a que se trata de un periodo inaugurado con la revolución francesa y que se extiende a lo largo de la primera mitad del siglo XIX en las sucesivas revoluciones que acontecieron en Europa, la de 1820, la de 1830 y la de 1848. Las conquistas burguesas se dan principalmente debido al enriquecimiento causado por la Revolución Industrial, lo cual alejó a esta clase de la proletaria. La necesidad de materias primas y de nuevos mercados llevó a la colonización de África y de Asía, y convirtió a las naciones europeas en grandes imperios. Destacan en el Siglo XIX dos corrientes: el Liberalismo de Adam Smith que defiende la libertad política y económica de la burguésía y las políticas sociales y anarquistas, que tienen origen en la filosofía de Marx. Así el Siglo XIX es el de las revoluciones obreras, el del surgimiento de los movimientos internacionalistas de los trabajadores, el del socialismo y el anarquismo y el de la contrarrevolución conservadora. El Nihilismo de nuestro autor es una visión del esencial carácter trágico, agónico y sin salida, no sólo de la existencia individual, sino de la colectiva, plasmada en historia de la humanidad. Desde el punto de vista de la cultura existe una ruptura con todo el orden establecido. Autores como Óscar Wilde, Degas, Renoir, Manet, Toulose Lautrec, Dostoievski, Tolstoi, etc…, muestran en sus obras esa provocación y espíritu de la época. Sólo se salva, según Nietzsche, Wagner, autor al que le uníó una gran amistad y al que admiró hasta que consideró que su música había dejado de ser la flauta de la vida.
En el campo del pensamiento aparece un movimiento nuevo, el vitalismo, que representa una filosofía y una actitud cultural que pone el acento en la vida y en los valores vitales. Representantes de este movimiento son Nietzsche, Diltey y Bergson. La primera fuente de inspiración para Nietzsche la constituye la relectura del pensamiento griego, y en especial de los autores trágicos. Por otro lado, su pensamiento se sitúa entre la lectura ilustrada y progresista del pensamiento de Kant y la lectura que insiste en tomar al ser humano como voluntad; Schopenhauer en su obra. Se contrapone así a toda la tradición filosófica que entiende al ser humano como racionalidad pura. La influencia de Schopenhauer en la fª nietzscheana es clara: no podría entenderse uno de los conceptos centrales de su filosofía, el de Voluntad de Poder sin este pensamiento Schopenhaueriano. En tercer lugar escribe una importante influencia del pensamiento evolucionista de Darwin, en especial de sus nociones de lucha por la vida, y de selección natural de las especies. Paúl Ricoeur acuño en 1965 la expresión “filósofos de la sospecha” para referirse a Nietzsche, Marx y Freud. Los tres filósofos sospecharon de lo establecido en la conciencia europea durante siglos. Por último, hemos de hacer algunas consideraciones acerca del texto propuesto: el capítulo titulado La “razón” en la filosofía, de “El Crepúsculo de los Ídolos”. En primer lugar hay que decir que esta obra, de 1889 pertenece junto con “Más allá del Bien y del Mal”, o “El Anticristo”, al llamado periodo crítico (fª del atardecer) nietzschiano. En segundo lugar, La “razón” en la filosofía va después de una interpretación de Sócrates en la que Nietzsche lo presenta como el iniciador de la decadencia griega. Pero ya se ha producido la gran suplantación, la que pone la razón delante de la vida. Pero el ataque más profundo lo hace Nietzsche contra la metafísica platónica, afirmando que no es más que “egipticismo”, es decir, la resistencia a admitir el paso del tiempo, el odio contra la idea del devenir.



Entradas relacionadas: