Fabula de la rana y la charca de esopo analizada

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Griego

Escrito el en español con un tamaño de 12,77 KB

 

1. LA ZORRA Y EL LEOPARDO

Una zorra y un leopardo discutían sobre su belleza. Como el leopardo a cada momento exaltaba la variedad de colores de su cuerpo, la zorra contestándole, le dijo:
“Y cuánto más bella soy que tú, que no soy variada de cuerpo sino de espíritu.” La fábula muestra que una buena disposición de mente es mejor que la belleza del cuerpo.

2. LA ZORRA Y LAS UVAS

Una zorra hambrienta, al ver unos racimos que colgaban de una parra, quiso apoderarse de ellos y no pudo. Mientras se retiraba, dijo para sí: “Están verdes.” Así también, algunos hombres que no consiguen llevar a buen fin sus asuntos por su debilidad, acusan a las circunstancias.

3. LOS PESCADORES Y EL ATÚN

Unos pescadores que habían salido a pescar, como no había cogido nada después de faenar durante mucho tiempo, se desanimaron y se aprestaron a dar la vuelta. Al momento, un atún que era perseguido por peces más grandes saltó a la barca. Y aquellos después de cogerlo se volvieron con agrado. La fábula muestra que muchas veces lo que no ofrece la técnica lo regala la suerte.

4. LAS RANAS EN LA CHARCA

Dos ranas, habiéndose secado su charca, andaban dando vueltas buscando donde quedarse. Y cuando llegaron junto a un pozo, una aconsejó saltar despreocupadamente. Pero la otra dijo: “Y si también se seca el agua de aquí, ¿cómo vamos a poder salir?” La fábula nos enseña a no emprender asuntos irreflexivamente.

5. LA MUJER Y LA GALLINA

 Una viuda, que tenía una gallina que le ponía cada día un huevo, pensó que si le echaba más comida, le pondría incluso dos al día. Y al hacer ella eso, sucedíó que la gallina se volvíó gorda y nunca más volvíó a poner. La fábula muestra que algunos hombres por avaricia deseando tener más, pierden también lo que poseen. 6.

6. LA COMADREJA Y LA LIMA

Habiendo entrado una comadreja en un taller de un herrero lamía la lima que allí había. Y sucedíó que, raspándose la lengua, le salía mucha sangre. Pero ella se complacía pensando en que le sacaba algo al hierro, hasta que perdíó totalmente la lengua. La fábula se dice contra los que en su afán de disputas se dañan a sí mismos.

7. UN CIERVO Y UN LEÓN EN UNA CUEVA

Ἔλαφ&ómicron;ς καὶ λέων ἐν σπηλαίῳ.

  Un ciervo que huía de unos cazadores llegó a una cueva en la que había un león, y entró allí para esconderse. Y siendo atrapado por el león y estando a punto de morir dijo: “Desdichado de mi que por huir de los hombres me pongo en manos de una fiera”. Así algunos hombres por miedo de riesgos pequeños se meten en peligros mayores.

8

LAS MOSCAS

Μυῖαι.

Habiéndose derramado miel en una despensa, unas moscas que volaban se la comían. Y a causa de la dulzura del fruto no se apartaban. Al tener sus patas pegadas, como no podían volar, a punto de ahogarse decían: “Infelices de nosotras que por un breve placer morimos.” Así, la glotonería es causa de muchos males

. 9.

LAS PERRAS HAMBRIENTAS

Κύν&épsilon;ς λιμώττ&ómicron;υσαι.

Unas perras hambrientas, cuando vieron en un río unas pieles empapadas, al no poder hacerse con ellas, se pusieron de acuerdo  entre ellas para beberse primero el agua y luego ya hacerse con las pieles. Y les sucedíó que de beber reventaron antes de alcanzar las pieles. Así, algunos hombres, por la esperanza de ganancias, sometíéndose a trabajos arriesgados llegan a perderse antes de alcanzar lo que quieren.

10

EL MOSQUITO Y EL TORO

Κώνωψ καὶ ταῦρ&ómicron;ς. 

 Un mosquito que se había posado sobre el cuerno de un toro y había estado sentado durante mucho tiempo, cuando iba a marcharse, preguntó al toro si quería que ya se fuera. Y él contestándole dijo: “Pero ni me enteré cuando llegaste, ni me enteraré si te vas”. De esta fábula uno se podría valer contra un hombre sin poder, que ni presente ni ausente causa daño o provecho.

11

LA GAVIOTA Y EL MILANO

Λάρ&ómicron;ς καὶ ἰκτῖν&ómicron;ς. (Chambry 193 = Perry 139). Una gaviota a la que se le había reventado la garganta por haberse tragado un pez, yacía muerta en la playa. Y un milano al verla dijo: “Desde luego tú sufres lo merecido, porque habiendo nacido ave haces tu vida en el mar”. De la misma manera los que abandonan sus propias ocupaciones y se lanzan a las que no les convienen en absoluto, son, naturalmente, desgraciados.

12

EL LEÓN Y LA RANA

Λέων καὶ βάτραχ&ómicron;ς. Un león al oír una rana croando fuerte se volvíó hacia el ruido, creyendo que era un animal grande. Y esperando un breve tiempo, cuando vio que salía de la charca, acercándose la pisó diciendo:” ¿Entonces siendo de tal tamaño gritas tanto? La fábula es oportuna contra un hombre charlatán que no tiene capacidad nada más que para hablar.

13

LA MOSCA

Μυῖα. (Chambry 238 = Perry 167). Una mosca que se había caído en un caldero de carne, cuando estaba a punto de morir ahogada por la salsa, se dijo: “Pero yo desde luego he comido, he bebido y me he lavado, y aunque muera nada me preocupa”. La fábula muestra que los hombres soportan fácilmente la muerte cuando sobreviene sin dolor.

14

LA GALLINA Y LA SERPIENTE

Ὄρνις καὶ χ&épsilon;λιδών. (Chambry 286 = Perry 192). Una gallina que se había encontrado unos huevos de serpiente, los empollaba con cuidado y después de empollarlos abríó los cascarones. Y al verla una golondrina, dijo: “Desgraciada, ¿por qué crías a estos que cuando crezcan empezarán a hacer daño empezando por ti?” De esta manera la maldad no se puede amansar, aunque se le hagan los mayores beneficios.

15

LA SERPIENTE, LA COMADREJA Y LOS RATONES

Ὄφις καὶ γαλῆ καὶ μύ&épsilon;ς. (Chambry 289 = Perry 197). Una serpiente y una comadreja se peleaban en una casa. Y los ratones que continuamente allí eran comidos por ambos, cuando los vieron pelearse, salieron andando a su antojo. Pero cuando vieron a los ratones, dejando entonces su pelea, se volvieron contra aquellos. Así también en las ciudades los que se inmiscuyen en las revueltas populares, sin darse cuenta se convierten en víctimas de unos y otros.

16

LA PALOMA Y LA CORNEJA

Π&épsilon;ριστ&épsilon;ρὰ καὶ κ&ómicron;ρώνη. (Chambry 302 = Perry 202). Una paloma criada en un palomar alardeaba de su fecundidad. Y una corneja que la oyó dijo:” Para ya de fanfarronear, pues cuantos más hijos tengas de más servidumbres te lamentarás.” La fábula muestra que son mucho más desgraciados quienes tienen hijos en la esclavitud.

17

LA AVISPA Y LA SERPIENTE

Σφὴξ καὶ ὄφις. (Chambry 331 = Perry 216). Una avispa habiéndose sentado en la cabeza de una serpiente y picándola continuamente la atormentaba. Y ella llegando a tener un COORDINACIÓN PAEG Castilla-LA MANCHA 2012-2013 TRADUCCIÓN SELECCIÓN FÁBULAS. JESÚS LÓPEZ-MAESTRE RUIZ 7 intenso dolor y sin poder rechazar a su enemigo, después de salir a un camino y ver un carro que marchaba, puso su cabeza en la rueda, diciendo:”Muero junto con mi enemigo”. Para los que intentan ponerse en peligro junto con su enemigo.

18

LAS OCAS Y LAS GRULLAS

Χῆν&épsilon;ς καὶ γέραν&ómicron;ι. (Chambry 353 = Perry 228). Unas ocas y unas grullas pastaban en el mismo prado. Y habiendo aparecido los cazadores, las grullas, que son livianas, echaron a volar con rapidez, pero las ocas, que permanecen por el peso de sus cuerpos, fueron apresadas. La fábula muestra que en la toma de una ciudad los pobres huyen fácilmente, pero los ricos siendo cogidos son esclavizados.

19

LA GOLONDRINA Y LA CORNEJA RIVALIZABAN POR SU HERMOSURA

Χ&épsilon;λιδὼν καὶ κ&ómicron;ρώνη π&épsilon;ρὶ κάλλ&ómicron;υς φιλ&ómicron;ν&épsilon;ικ&ómicron;ῦσαι. (Chambry 348 = Perry 229). Una golondrina y una corneja rivalizaban por su belleza. Y la corneja tomando la palabra le dijo: ”Pues tu belleza florece en la estación primaveral, pero mi cuerpo se desarrolla incluso en invierno”. La fábula demuestra que el aguante del cuerpo es mejor que la hermosura.

20

PROMETEO Y LOS HOMBRES

Πρ&ómicron;μηθ&épsilon;ὺς καὶ ἄνθρωπ&ómicron;ι. (Chambry 322 = Perry 240). Prometeo por mandato de Zeus modeló a los hombres y a los animales. Pero Zeus al ver que había muchos más animales irracionales, le ordenó que deshiciera algunos animales transformándolos en hombres. Y una vez que hizo lo encomendado sucedíó por ello que, a los que no habían sido modelados desde el principio como hombres, tuvieron el cuerpo de hombres y las mentes de fieras. La fábula es oportuna contra un hombre grosero y bestial.

21

EL HOMBRE COBARDE Y LOS CUERVOS

Ἀνὴρ δ&épsilon;ιλὸς καὶ κόρακ&épsilon;ς.

Un hombre cobarde iba a la guerra. Al graznar unos cuervos, se quedó quieto después de tirar las armas, luego habiéndolas cogido de nuevo marchaba y al graznar de nuevo, se detuvo y por fin les dijo: “Vosotros seguiréis graznando lo más fuerte que podáis, pero a mí no me vais a catar”. Fábula sobre los muy cobardes.

22

LAS LIEBRES Y LAS ÁGUILAS

Λαγω&ómicron;ὶ καὶ και_ἀλώπ&épsilon;κ&épsilon;ς. (

 Unas liebres peleando con unas águilas llamaron a unas zorras en alianza. Pero ellas dijeron: “Os podríamos haber ayudado si no supiésemos quiénes sois y con quiénes lucháis”. La fábula demuestra que los que rivalizan con los más fuertes desprecian su propia salvación.

23

EL LOBO Y EL CORDERO QUE SE HABÍA REFUGIADO EN UN TEMPLO

 Λύκ&ómicron;ς καὶ ἀρνί&ómicron;ν &épsilon;ἰς ἱ&épsilon;ρὸν καταφυγόν.  Un lobo perseguía a un cordero. Y él se refugió en un templo. Y como el lobo se dirigiese a él y le dijera que el sacerdote le iba a sacrificar al Dios si le cogía, aquel dijo: “Pues es preferible para mí convertirme en sacrificio del Dios que morir por tí”. La fábula muestra que para quienes el morir amenaza es mejor la muerte con honor.

24

LA BECERRA Y EL BUEY

Δάμαλις καὶ β&ómicron;ῦς.

Una becerra al ver a un buey trabajando le compadecía por su sufrimiento. Pero cuando llegó un día de fiesta, habiendo soltado al buey, cogieron a la becerra para degollarla. Y al verla el buey se rió y le dijo: “Becerra, por eso no hacías nada, porque pronto ibas a ser sacrificada”. La fábula muestra que el peligro espera al que está ocioso.

25. LOS LEÑADORES Y EL PINO Δρυτόμ&ómicron;ι καὶ π&épsilon;ύκη

Unos leñadores partían un pino, y como habían hecho cuñas de él lo partían fácilmente. Y él dijo: “No reprocho tanto al hacha que me corta cuanto a las cuñas que han nacido de mí”. Que no es tan terrible, cuando uno sufre algo desagradable por personas ajenas que por sus familiares.

26

EL CAZADOR COBARDE Y EL LEÑADOR

Δ&épsilon;ιλὸς κυνηγὸς καὶ δρυτόμ&ómicron;ς.

. Un cazador buscaba las huellas de un león, y al preguntarle a un leñador sí había visto huellas de león y dónde dormía, le dijo: “Te voy a enseñar ahora mismo al león”. Y él, pálido de miedo y castañeteando los dientes, dijo: “ Busco únicamente las huellas, no al león”. Que la fábula pone a prueba a los atrevidos y cobardes, audaces en las palabras y no en los hechos.

27

EL LOBO Y EL LEÓN

Λύκ&ómicron;ς καὶ λέων

Cogiendo un lobo una vez una oveja del rebaño se la llevó a su cubil. Al encontrárselo un león le quitó la oveja. Y cuando estuvo lejos dijo: “Me has quitado injustamente lo mío”. Y el león riéndose dijo: “¿Pues a ti te había sido regalado por un amigo? La fábula pone en evidencia a los bandidos rapaces y ansiosos que caen en la derrota y se reprochan unos a otros.

28.EL LABRADOR Y LA SERPIENTE

 Un labrador en época invernal habiendo encontrado una serpiente congelada por el frío al compadecerse de ella y cogerla la puso bajo su regazo. Una vez que aquella estuvo caliente y que hubo recobrado su propia naturaleza picó a su bienhechor y le mató. Y él muriéndose le decía: ”Sufro cosas justas por lamentarme de un malvado.” La fábula muestra que son inmutables las maldades, aunque se traten con la mayor humanidad

Entradas relacionadas: