Extranjerismos de paraguay

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Español

Escrito el en español con un tamaño de 4,65 KB

 

El Vanguardismo en España

Las inquietudes renovadoras europeas se conocieron casi inmediatamente en Es­paña, gracias a la labor difusora de Ramón Gómez de la Serna (1888-1963). En su revista
Prometeo aparecieron los primeros manifiestos vanguardistas. En 1910 incluyó la Proclama futurista a los españoles, en la que animaba a practicar una ruptura radical. Aunque no cultivó la poesía, los atrevimientos metafóricos de sus greguerías (frases breves e ingeniosas) y su concepción de la literatura como arte autónomo ejercieron una gran influencia en la poesía de los ismos hispanos y de la Generación del 27.

Además, las tertuliasmás inquietas —la del propio Ramón en el Café Pombo o la de Rafael Cansinos-Asséns en el Café Colonial— se hacían eco del nuevo es­píritu artístico. Por otro lado, las revistas literarias, como la Revista de Occidente, y ensayos como La deshumanización del arte (1925) de Ortega y Gasset, darán carta de naturaleza a las corrientes renovadoras.
  


CREACIONISMO Y ULTRAISMO

En 1918 llega a España el escritor chileno Vicente Huidobro, fundador del Creacionismo, y pronto encuentra adeptos a sus teorías. Los poetas más des­tacados de este movimiento fueron Juan Larrea y Gerardo Diego

Las novedades que el Creacionismo aportó a la literatura son las siguientes:

  • El arte no debe imitar ni la realidad ni la Naturaleza, sino actuar como esta, es decir, creando: El poeta es un pequeño Dios, dirá Huidobro.
  • El poema se explica por sí mismo, no por referencia al mundo exterior; el  poema es bello en sí, no por comparación con otras realidades.
  • En la forma, la poesía creacionista prescinde de los signos de puntuaci. yuxtapone imágenes al azar, por asociaciones ilógicas o por afinidades a: trarias entrevistas por el poeta.

Sus características principales fueron del ultraismo

 La desaparición de la anécdota. El poema no tiene un «tema» ni transmite un «mensaje»: es una creación libre que no debe ajustarse ni a la realidad, ni a la lógica.

  • El instrumento poético fundamental es la metáfora. El poema consiste en una sucesión de imágenes y metáforas irracionales.
  • Los poemas se componen en verso libre

Los préstamos actuales: extranjerismos

La proliferación de palabras extranjeras en nuestro idioma ha aumentado de­bido a razones varias y complejas. Por un lado, los descubrimientos científicos y técnicos se nombran con palabras extranjeras, sobre todo inglesas. Por otro, el descuido en el habla o la influencia de los medios de comunicación han lle­nado el castellano de palabras y expresiones ajenas, muchas veces innecesarias.

Todas las palabras procedentes de otras lenguas se sienten como nuevas al in­troducirse en el idioma. En general, al principio la palabra se toma directamen­te del otro idioma sin ninguna variación: son las palabras-cita. Por ejemplo, graffiti, water o masacre. Si la palabra perdura en el idioma, se suelen producir los híbridos, que son palabras que han experimentado distintos procedimientos de adaptación ortográfica o morfológica.

Llamamos extranjerismos o xenismos a las palabras extranjeras introducidas en nuestro idioma. Algunos extranjerismos pueden resultar innecesarios, por­que existen palabras castellanas que expresan sus mismos significados. Es el caso de sponsor, palabra que equivale a la castellana patrocinador. No obstante, algunos extranjerismos resultan imprescindibles para incorporar el nombre de nuevas realidades. Aunque la frontera entre 


extranjerismo y préstamo no está siempre clara, se puede considerar que los préstamos se sienten como palabras propias, ya que se han adaptado a la fonética y a la morfología de nuestra len­gua, y han pasado a formar parte del patrimonio léxico. Sin embargo, los ex­tranjerismos plantean dificultades de todo tipo:

  • Pronunciación de sonidos extraños al castellano: jacuzzi-
  • Ortografía desconocida y difícil: cheerleader.
  • Desajustes entre la pronunciación y la ortografía: after-shave = [after sheifl.
  • Terminaciones ajenas a nuestro idioma: casting, snowboard. A partir de estas terminaciones inhabituales se plantean problemas morfológicos que gene­ran dudas en los hablantes, especialmente en la formación del plural: clubs o clubes, por ejemplo.

Entradas relacionadas: